28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Por qué el trading es una oportunidad para rentabilizar tus inversiones

Uno de los elementos claves cuando vamos a realizar una inversión está en el plazo. El plazo nos permite algo importante, saber hasta cuando podemos disponer de ese dinero para buscar las opciones más rentables. Por ejemplo, cuando invertimos en bolsa o en otros activos financieros volátiles, que pueden darte mucha rentabilidad, pero también tener pérdidas en algún momento, es importante que no necesitemos ese dinero para, por ejemplo, imprevistos, y así, vender y deshacer posiciones no de forma obligada, sino cuando tengamos ganancias.

Por ello, invertir en los mercados de valores debe tener un pensamiento en el largo plazo, pero esto no quita que usemos diferentes formas de inversión como podemos ver en este blog de bolsa y beneficiarnos de todas las ventajas que, por ejemplo, nos ofrece el trading.

Todas las ventajas del trading

Disponer de fondos durante un plazo largo no significa que tengamos que comprar un activo y mantenerlo mucho tiempo, sino que disponemos este dinero para adquirir y vender inversiones y conseguir la máxima rentabilidad.

Aquí es donde entra en juego el trading. Si analizamos como evolucionan la cotización de muchos activos, por ejemplo, las acciones que son las más comunes vemos que, aunque haya una tendencia a medio y largo plazo para subir y bajar a lo largo del día se producen muchas oscilaciones, incluso en momentos de mucha volatilidad por incertidumbre los porcentajes de variación dentro de un solo día son enormes.

Con el trading buscamos un beneficio precisamente entre estas oscilaciones de precio que pueden ser continuas durante muchos días o incluso en una misma jornada (es lo que se denomina como “day trading”).

Muchas de estas oscilaciones pueden ser muy pequeñas, pero si se multiplican las operaciones podremos aprovechar todas esas pequeñas diferencias, que sumadas pueden conseguir un beneficio incluso superior de dejar esperar que una determinada acción suba. Con el trading se busca tomar ventaja tanto de las subidas de precio (en las operaciones conocidas como “en largo”) o bajadas de precios (operaciones en corto).

El principal hándicap del trading es que se necesita estar muy encima de todas las inversiones, para saber cuando comprar y vender, aunque existen mecanismos con los que controlar estas inversiones e incluso automatizar operaciones de compra y venta, e incluso poniendo límites al riesgo, con “stops” momentos en los que podemos vender una inversión para controlar nuestras posibles pérdidas.

Tener información de como funcionan los mercados es por ello algo primordial. No todo el mundo puede tener un asesor que siga como evolucionan sus inversiones y le aconseje, pero si somos conscientes de cómo funcionan los mercados y las diferentes formas de inversión más allá de comprar y cuando haya subido vender, podremos rentabilizar mucho mejor nuestros ahorros y con ello conseguir todo tipo de beneficios, incluso conseguir una renta o capital cuando nos jubilemos. Por ello, optar por el trading es una alternativa tan interesante para los inversores.

COMPARTIR: