20 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato CSIF insiste en que se necesitan un mínimo de "10.000 puestos de trabajo fijos" para cubrir las necesidades de la sociedad estatal

Denuncian como "insuficientes" las 7.757 plazas que oferta Correos en su próxima convocatoria

El Cierre Digital en Buzón de correos.
Buzón de correos.
El sindicato CSIF alega que las plazas que se ofertarán para entrar en la empresa estatal Correos son "insuficientes". Según explican, se ofertarán 7.757 puestos de trabajo cuando se necesitan un mínimo de 10.000. Establecen, además, que se presentarán para conseguir uno de los cargos más de 84.000 aspirantes. Tal y como afirman, en los últimos años se ha destruido uno de cada tres puestos de trabajo en la empresa.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, insiste en que las 7.757 plazas ofertadas por Correos para más de 84.000 candidatos que se presentan este domingo, 7 de mayo en toda España, siguen siendo insuficientes. Para CSIF se trata de un mal menor, porque las necesidades actuales de Correos son, como mínimo, de 10.000 puestos de trabajo fijos.

En una empresa en la que se supera el 25% de temporalidad, el sindicato constata que se ha destruido uno de cada tres puestos de trabajo en los últimos años. La contratación eventual está bajo mínimos y esto repercute en la labor de los empleados, sometidos a una presión crónica ante esa acuciante falta de efectivos.

Tal y como recuerda CSIF, Correos –compañía estatal que preside Juan Manuel Serrano es una empresa que llega a diario a 25 millones de hogares y a más de tres millones de empresas e instituciones y que recibe a más de 100 millones de clientes al año en sus oficinas. De ahí que todos los puestos deban estar cubiertos cada día. Pero desde hace tiempo en Correos apenas se cubren jubilaciones, traslados ni bajas médicas de los empleados, según afirman.

CSIF también avisa que el examen de las 7.757 plazas llega con retraso. Esta convocatoria corresponde a la tasa de reposición de empleo público de 2020 y 2021. La máxima de CSIF es ‘un cartero, una sección’ y, desde hace años, no se está cumpliendo lo que, tal y como denuncia el sindicato, repercute negativamente en el servicio que recibe la ciudadanía.

Movilidad para trabajadores fijos

Desde el CSIF también reclamaban recientemente movilidad interministerial para los 31.000 trabajadores laborales fijos de Correos. El sindicato pedía que los laborales de Correos tuvieran acceso a trasladarse a otras administraciones, tal y como sucede con el personal laboral fijo de otras administraciones públicas.

Furgonetas de reparto de Correos.

Coincidiendo con el 3 de marzo, Día del Empleado Público, CSIF justificaba que los trabajadores laborales de Correos también son empleados públicos. Sus convocatorias de empleo son autorizadas por el Gobierno y sus salarios dependen de los Presupuestos Generales del Estado.

Por lo tanto, CSIF insistía en que el personal laboral, igual que el funcionario de Correos, también debe regirse por el EBEP en el que se establecen los principios aplicables al conjunto de relaciones de empleo público con el objetivo de mejorar la calidad de los servicios públicos que recibe la ciudadanía.

El sindicato defendía que todos los trabajadores de Correos, sin excepción, deben guiarse por ese marco jurídico que otorgaría a los 31.000 empleados laborales fijos de Correos, que hay en la actualidad, movilidad interministerial, tal y como sucede con el personal fijo de otras administraciones públicas. Desde el CSIF explicaban que esta situación vulnera el derecho a la igualdad del personal laboral fijo de Correos y reclamaba al Gobierno atajarla ya.

En el año 2006 ya se logró la movilidad interministerial del personal funcionario de Correos a otras administraciones. Tras 17 años, el CSIF entendía que llegaba el momento de lograrla para los laborales fijos. Máxime atendiendo a la altísima tasa de temporalidad que, a día de hoy, existe en el sector público.

COMPARTIR: