08 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las apuestas deportivas en los países tercermundistas

Para nadie es un secreto que, en los países subdesarrollados o tercermundistas, los sitios para realizar las mejores apuestas como casasapuestasdeportivas.es estén prohibidas o bloqueadas. Pero esto no detiene a sus habitantes a realizar sus apuestas deportivas favoritas, ya que el deporte es algo que mueve a las masas.  

La tecnología ha crecido durante las últimas décadas y junto a ella las apuestas deportivas que se han difundido a una velocidad increíble, sobre todo en los países desarrollados. No obstante, en las naciones con limitaciones financieras o bajos recursos, las apuestas deportivas han tenido repunte exponencial y existen varias causas.

De acuerdo a un estudio realizado por la organización Innovations For Poverty Actions (IPA), en Uganda este incremento es importante. La necesidad de obtener ganancias a falta de una oportunidad de ahorros o créditos contribuye a este raro pero beneficioso comportamiento. Y es que, las limitaciones financieras producen que las personas busquen una vía legal para generar dinero, lo que conlleva a un aumento del interés por las apuestas deportivas.

Si bien las apuestas deportivas se han convertido, en cierta forma, en un dolor de cabeza para gobiernos locales por la adicción que generan, no puede negarse que fomentan el crecimiento económico. Esto se observa principalmente en los mayores mercados mundiales, en donde las apuestas deportivas lideran los ingresos nacionales anualmente.

Dichas encuestas realizadas por la IPA, indicaron que un total de 37% de la población masculina adulta de Uganda ha realizado apuestas en el último año. La mayoría de ellos se hallaban debajo del umbral de la pobreza y, aun así, gastaban parte de sus ingresos en apuestas deportivas. A parte de las faltas de oportunidad de ahorro, el alto interés que genera la obtención de préstamos reduce las oportunidades para obtener los recursos necesarios.

Considerándose ciertos países africanos como territorios de cuarto mundo, en ellos las apuestas deportivas también han incrementado su popularidad. En un continente bastante fracturado por las ideologías políticas, estatus sociales, religión y raza, un tema en común que sí une a la gente es el deporte.

En África y Asia se ha vuelto muy popular

El continente africano cuesta con una extensa población de más de 1.400 millones de personas, siendo la media 19.5 años. Este dato es bastante importante, ya que allí se puede obtener un mercado bastante fructífero para los corredores de apuestas deportivas. Estadísticas del gobierno sudafricano arrojan que un 50% de la población adulta realiza apuestas deportivas, gastando entre 15 a 20 dólares al día y este resultado se replica en otros territorios africanos, como Nigeria.

La región Asia y del Pacífico lideró el mercado de las apuestas deportivas en el año 2021, con un 37,7%. Sin embargo, en países como Corea del Norte, esta modalidad es muy desconocida por su población y no representa ningún tipo de ayuda para la nación. Aunque el país participe en eventos deportivos y sus habitantes sean fanáticos del deporte, las apuestas deportivas están prohibidas. Un punto muy negativo para un país aislado en donde sus residentes buscan nuevas formas de surgir y ganar dinero.

Camboya es una de las naciones asiáticas que se vio muy sumergida en las apuestas deportivas muchos años atrás. Eso desencadenó un fuerte aumento en las adicciones a las apuestas y problemas por ludopatía. Es por ello que, desde 1996 se creó la Ley de Supresión del Juego, que regula las apuestas deportivas solo a entes patrocinados por el gobierno.

Dos países latinoamericanos que prohibieron las apuestas deportivas.

En Suramérica, la mayoría de los países no prohíben las apuestas deportivas con excepción de Bolivia y Ecuador, dos países bastantes atrasados económicamente. En Bolivia, la corrupción llevó a los políticos a crear la Junta de Fiscalización y Control Social de los Juegos de Azar. Actualmente las apuestas deportivas son prácticamente inexistentes y no se consiguen casas o páginas de apuestas disponibles en la región.

Por otra parte, el ex mandatario ecuatoriano Rafael Correa prohibió las apuestas deportivas y los juegos de casino, a pesar de que estas empresas generaron grandes ingresos fiscales y bastantes puestos de trabajo. Se perdieron más de 20 millones de ingresos anuales y hasta la fecha, se presenta como uno de los países más hostiles a la hora de permitir las apuestas deportivas.

Concluimos que las apuestas deportivas han sido un factor fundamental para el incremento de los ingresos de los países y promueven el movimiento de dinero, pudiendo significar una forma de iniciativa social para erradicar la pobreza de los países tercermundistas.

COMPARTIR: