02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intérprete llega el 22 de junio al Reina Victoria de Madrid con esta obra sobre textos de Esquilo y Eurípides que triunfó en el Festival de Mérida

María Garralón vuelve con 'Las Suplicantes': "Estudié el texto con imágenes sin sonido de la guerra de Ucrania"

María Garralón en una escena de 'Los suplicantes'.
María Garralón en una escena de 'Los suplicantes'. / La actriz representa esta obra clásica en Madrid entre el 22 y 29 de junio.
La obra 'Las suplicantes' sobre textos de Esquilo y Eurípides llega a Madrid. Tras su éxito en la 67 Edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, será ahora el Teatro Reina Victoria de Madrid, del 22 al 26 de junio, quien la albergue. De miércoles a viernes a las 20:00h y sábados y domingos a las 19:00h. 'Elcierredigital.com' charla con una de sus princiaples intérpretes, María Garralón, uno de esos nombres fundamentales del teatro y la televisión en nuestro país.

Las suplicantes se estrenó el 18 de agosto de 2021 en la 67 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Se representó hasta el 22 de agosto y se colgó en todas las funciones el cartel de agotadas las localidades. Más de 11.000 espectadores en total pudieron disfrutar de este montaje. Ahora llega al Teatro Reina Victoria de Madrid del 22 al 26 de junio.

La obra, fusión de los textos de Eurípides y Esquilo, es una coproducción entre la organización del propio Festival de Mérida y la reconocida productora teatral Maribel Mesón, contando también con la colaboración del Ayuntamiento de Guareña (Badajoz). Un proyecto que cuenta con dos mujeres en el origen de todo: Silvia Zarco (la autora de la versión), la directora Eva Romero.

Los textos de Esquilo y Eurípides cuentan historias distintas. Las suplicantes de Esquilo narra la huida de mujeres egipcias a Grecia para evitar contraer matrimonio contra su voluntad. Por su parte, la obra de Eurípides cuenta como unas madres exigen un entierro digno para sus hijos. 

Elcierredigital.com habla con una de las intérpretes de la obra, María Garralón, uno de esos nombres fundamentales del teatro y la televisión en nuestro país. Su rostro se ha hecho popular en la pequeña pantalla, desde los programas dramáticos de los años setenta hasta el éxito de Netflix Las chicas del cable. Entre medias, nombres que ya son historia de nuestra televisión: Ese señor de negroTurno de oficioFarmacia de GuardiaCompañeros o la conocida e inmotarl serie de Verano azul. Eso sí, María Garralón se define sobre todo como una actriz de teatro.  

- ¿En qué se diferencia esta versión de la que pusisteis en escena en Mérida?

- Hemos tenido que hacer una adaptación al texto al escenario, para poder representar la obra en un teatro. Hemos pasado de 31 actores  a ser 10 y hemos tenido que prescindir de los coros infantiles. Ha habido algún reajusten en el texto pero, la obra en su mensaje y su conjunto sigue siendo la misma y el mensaje transmite sigue siendo el mismo. 

Cartel de la obra. 

- Su papel en el de una madre que reclama el cuerpo de su hijo para enterrarlo con dignidad tras una guerra. Es un clásico pero parece estar más de actualidad que nunca. 

- Yo participo en Las Suplicantes de Eurípides y sí, parece estar de triste actualidad a pesar de ser una tragedia griega. La humanidad es así. Supongo que no aprendemos de nuestro pasado. Evolucionamos pero en lo tecnológico no en las bases fundamentales. Para estudiar el texto me ponía imágenes sin sonido de la guerra de Ucrania. Como digo no cambiamos y siempre lo paga la gente más. Me parece increíble estar viendo una guerra armada a estas alturas en plena Europa. 

- Después de un año encarnando el mismo personaje supongo que este ya no tiene recovecos nuevos para una actriz. 

- Yo le sigo poniendo las mismas ganas. Me quita mucha energía porque es una obra dura y no es un personaje fácil. No es la primera vez que hago teatro clásico pero sí fue mi primera obra en el Festival de Mérida y eso marca. 

- ¿Qué proyectos tiene para el futuro?

- Pues después de Madrid vamos a representar la obra en teatros que son extensiones del Festival en Medellín, Cartagena, Caravaca de la Cruz, Elche... También he hecho alguna cosita en televisión. La verdad es que ahora ya no quiero hacer trabajos por hacerlos. Si surge algo que esté bien, pues estupendo, pero ya no quiero estar haciendo teatro por las noches y luego levantarme para ir a un rodaje. Me encanta mi profesión pero sólo lo haría por algo que de verdad mereciese la pena. 

- Ahora todos los actores se matan por hacer televisión hace años a los que tenían presencia en televisión, como es su caso, se les cerraban las puertas del cine. ¿A qué se debe este cambio? 

- Ahora ha cambiado todo mucho y las series tienen mucha calidad y las plataformas las llevan a todo el mundo pero siempre se han hecho cosas de mucha calidad como los espacios dramáticos de Televisión Española. Pero es verdad que en ese momento, si hacías mucha televisión en el cine se te cerraban las puertas.  Curiosamente sí hacíamos mucho teatro, pero cine muy poco. En mi caso yo empecé en el teatro y de ahí empecé a hacer cosas en televisión. Cine muy poco, pero tampoco lo he echado de menos, la verdad. Lo poco que he hecho no ha sido muy llamativo pero ha sido una experiencia más. 

COMPARTIR: