25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras no presentarse el sábado al partido contra el Racing de Ferrol, el UD ha desaparecido solo una década después de que lo hiciera el Extremadura CF

El Extremadura desaparece por segunda vez en doce años: "Hace plantearse la gestión de las SAD en el fútbol"

/ Jugadores del Extremadura Unión Deportiva.
Este lunes se ha hecho oficial la desaparición del Extremadura Unión Deportiva, club fundado en 2007 cuando otra liquidación económica acabó con el histórico CF Extremadura, entidad que militó en Primera dos temporadas (96/97 y98/99) y de la cual heredó, además del nombre, sus colores azulgrana y gran afición. La desaparición de estos dos clubs de la misma ciudad en tan poco tiempo ha llevado a la critica de la gestión que hacen las Sociedades Anónimas de los clubs de fútbol.

El Extremadura UD no volverá a competir en el fútbol español. El equipo de Almendralejo certificó el pasado sábado su desaparición como club tras no presentarse al partido que debía enfrentarle a las 17:00 horas en A Malata al Racing de Ferrol. El conjunto pacense ya había hecho lo mismo el pasado 14 de noviembre en la que era su visita a Riazor para medirse ante el Deportivo de La Coruña, encuentro al que tampoco acudió y que se le dio por perdido por un resultado de 3-0.

La normativa de la Primera RFEF deja claro que si un equipo no se presenta en dos partidos en una misma temporada será descalificado y descendido de categoría sin poder ascender el año siguiente como castigo. Los problemas económicos de una entidad en concurso de acreedores llevarán a que la Sociedad Anónima se disuelva y no participe la próxima campaña en la Segunda RFEF.

Será la segunda vez en la historia que desaparezca un club en la ciudad. El Extremadura CF, que llegó a militar durante dos temporadas en la Primera División, dejó de existir en 2010 por las deudas y los problemas de dinero. Ahora le toca el turno a un club joven, fundado en 2007, por el mismo motivo. En su haber, dos campañas en Segunda División (2018/2019 y 2019/2020), en las que militaron en su filas jugadores de renombre como José Antonio Reyes.

Sobre el hecho de que desde 2010 hayan desaparecido dos clubs en la ciudad de Almendralejo, elcierredigital.com ha hablado con Emilio Abejón, secretario general y portavoz de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE).

“Que un club haya desaparecido dos veces en apenas una década es algo que habría valorar adecuadamente y analizar los problemas que generan las malas gestiones de los clubes. Al fin y al cabo, son instituciones sociales y culturales de la ciudad y su conservación debería blindarse legalmente, o por lo menos, que su sostenibilidad sea un bien a proteger. No por el mero hecho de ser una sociedad mercantil, se deje que esté sujeta únicamente a los vaivenes del negocio y de la gestión de la persona que se ha comprado el club”, comenta el portavoz de los aficionados que asegura que “el desgaste de los clubes mercantiles se ha convertido en la destrucción de la comunidad del fútbol”.

Además, Abejón explica cómo afectara la nueva ley del deporte a estos casos “Creemos que con la nueva ley del deporte mejorarán algo estas situaciones pero por otro lado, lo que no mejora es que hay que volver a reintegrar a los aficionados, que al fin y al cabo somos los más interesados en que el club sobreviva por la relación que sentimental que guardamos con el equipo y uno de los intereses primarios es que el club sea sostenible y que no desaparezca por un vaivén puntual o por una mala gestión”.

La plantilla de jugadores y técnicos del Extremadura UD anunció el pasado jueves la huelga que supondría no disputar el partido frente al Racing de Ferrol y a la descalificación del club de la Primera RFEF. En una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva, los capitanes Álex Murillo y Luis Peteiro, acompañados por el resto de los jugadores de la plantilla y por representantes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), hicieron este anuncio como “medida de presión” para que el club reaccionara y les reintegrara el dinero que les adeuda.

Y aunque los futbolistas declararon que estudiarían desconvocar la huelga si antes del partido llegaba el dinero, este no llegó. La situación en el club de Almendralejo era insostenible tras muchos meses de impagos que llevaron a que en diciembre y enero toda la plantilla que inició la temporada abandonara el club con la carta de libertad.

De hecho, la actual plantilla no tenía nada que ver con aquella y está repleta de jugadores jóvenes y futbolistas del filial a los que les realizaron las mismas promesas y se volvieron a incumplir. Este sábado ha desaparecido el Extremadura UD.

Explicaciones del presidente

El presidente del Extremadura UD, Manuel Franganillo, explicó en la tarde del domingo algunas de las razones que, en su opinión, han llevado al club hasta su liquidación y que ha basado en la falta de una inversión foránea.

En la rueda de prensa que ofreció el mandatario azulgrana detalló que uno de los consejos que daría a los que proyectaran la creación de un nuevo club de fútbol en Almendralejo (Badajoz) es no acometer la ampliación de capital exigida por la Liga Profesional de Fútbol para ascender de categoría, puesto que exige un gran esfuerzo económico. “Les diría que el éxito, en una ciudad como esta, puede llevar al fracaso”, recalcó.

Manuel Franganillo, de nuevo presidente del Extremadura - AS.com

Manuel Franganillo, presidente del ya desaparecido Extremadura UD.

Franganillo también quiso tener un detalle con los jugadores del equipo filial que han estado hasta el final en la competición lanzándoles un mensaje de agradecimiento y manifestándoles su esperanza de que puedan seguir jugando al fútbol en breve. Además, pidió disculpas a los seguidores del Extremadura. “Me he separado de la afición”, algo de lo que confesó sentirse arrepentido, ya que es “el valor más importante que tiene este club”. Y expresó que se marcha convencido de que “no se tardará en crear un club para que haya fútbol en Almendralejo, porque Almendralejo necesita fútbol”.

COMPARTIR: