04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La buena relación entre Juan Carlos I y Rainiero es hoy inexistente con Felipe VI tras los comentarios del rey monegasco sobre la seguridad de España

Chispas entre los Borbones y los Grimaldi: El 'dardo envenedado' lanzado por Alberto II de Mónaco

/ Alberto II de Mónaco junto al Rey Felipe VI.
Si los reyes eméritos eran una de las parejas reales íntimas de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, Don Felipe y Doña Letizia no presumen una relación tan cómplice con los príncipes consortes. La Casa Real Española nunca le perdonará al jefe de estado monegasco su malaventurada pregunta sobre la garantía de seguridad de Madrid como posible sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Desde el año 2005, han sido contadas, las ocasiones en las que ambos jefes de estado han coincidido.

En julio de 2011, el Alberto II de Mónaco contraía matrimonio con su pareja, la exnadadora olímpica Charlene Lynette Wittstock, quien pasó a ser la princesa consorte de Mónaco. La boda, al igual que la de sus progenitores, fue un gran acontecimiento en el Principado y de hecho, reunió a lo más granado de la alta sociedad monegasca, personalidades de la moda, la música o el arte y por supuesto, la realeza europea. 

Diversos miembros de las principales monarquías se desplazaron hasta Mónaco para disfrutar del acontecimiento, por ello vimos desfilar a los príncipes Carlos Felipe y Magdalena de Suecia, los herederos al trono danés, Federico y Mary de Dinamarca o los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima. Aunque desfiló gran parte de rostros vinculados a la realeza, sí hubo ausencias sonadas en el ámbito royal, pues ningún integrante de la dinastía Borbón acudió a la boda de los príncipes de Mónaco. 

Durante aquel año sí hubo actos reales en los que las dos dinastías coincidieron, ya que en abril de 2011, los entonces Príncipes de Asturias acudieron junto a la reina emérita a la boda de los Príncipes de Gales en Londres y posteriormente han sido numerosas ocasiones en las que se les ha visto juntos en los eventos pertinentes, aunque la relación de amistad que guardaban los reyes eméritos con Rainiero II y la princesa Grace Kelly, a día de hoy es inexistente entre los principales miembros de las Casas Reales.

Los desafortunados comentarios de Alberto II de Mónaco

En noviembre del año 2005, Alberto II asumía el trono de Mónaco en un solemne acto en el que se congregaron mandatarios internacionales y miembros de la realeza europea. De nuevo, España declinó la asistencia a los actos de entronización, aunque sí estuvieron presentes en el funeral de estado de Rainiero II de Mónaco en el que el rey Emérito no dudó en ponerse frente al féretro para despedir a “un gran amigo”. 

Durante los días posteriores a la toma de posesión de Alberto II de Mónaco se especuló acerca de la ausencia de los miembros de la dinastía de los Borbones y todo apuntaba a que se debía a una especie de malestar por una serie de preguntas y comentarios desafortunados que había realizado el príncipe durante la 117ª Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) el 6 de julio en Singapur (Malasia).

A lo largo del acto, Madrid era una de las ciudades candidatas como sede para la celebración de los Juegos Olímpicos de 2012. Tras la aplaudida intervención de la Delegación Española, el jefe de estado del Principado formuló una pregunta que no fue del agrado del grupo español ni de la reina Emérita, quien se encontraba en el país asiático. 

Alberto II lanzó un dardo envenenado a la delegación española sobre la garantía de seguridad que ofrecía la capital española ante las acciones de la banda terrorista ETA, quien había colocado un coche bomba a la salida del Estadio de la Peineta. Como colofón final y para gran disgusto de los miembros de la delegación española que allí se encontraban, el segundo hijo de la Princesa Grace Kelly se interesó por el posible ingreso de Gibraltar en el COI. A partir de aquel acto, los vínculos entre ambas familias fueron inexistentes.

Reina Letizia: Alberto de Mónaco se 'salta' el protocolo con un beso  cariñoso

Los reyes de España junto a Alberto II de Mónaco.

A pesar de los eventos de carácter oficial a los que se les ha visto, desde el año 2011, Alberto II de Mónaco ha pisado en varias ocasiones el Palacio de la Zarzuela. En primera instancia fue en 2016 para presentar la Fundación Alberto II de Mónaco al rey Felipe VI y tres años después, acudió durante una visita no -oficial y en diciembre, le vimos cómplice junto a los reyes durante la recepción a las personalidades que asistieron a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Aunque hay cierto resquicio de complicidad, lo cierto es que volver a ver a una Princesa Consorte disfrutando de la Feria de Abril, aún es inviable. 

COMPARTIR: