03 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La pareja se conoció en 1986 en uno de los clubs que regentaba el francés, quien ha sido hallado sin vida en su casa caribeña de Las Terrenas

Los romances de Estefanía de Mónaco: El empresario Mario Oliver asesinado en el Caribe

Estefanía de Mónaco y Mario Oliver Jutard.
Estefanía de Mónaco y Mario Oliver Jutard.
Mario Oliver Jutard, expareja de la princesa Estefanía de Mónaco ha sido asesinado en su casa de República Dominicana. El cuerpo del empresario fue hallado sin vida en su residencia y todo apunta a que habría sido estrangulado. El empresario tenía 71 años y saltó a la fama a raíz de su relación con la hija pequeña de los príncipes Rainiero y Grace de Mónaco, un romance que no contó con la aprobación de sus progenitores pues el francés tenía fama de playboy.

El empresario Mario Oliver Jutard,  expareja de la princesa Estefanía de Mónaco ha sido asesinado a los 71 años de edad en su residencia Las Terrenas, localizada en la República Dominicana. El empresario saltó a la fama a raíz del romance que inició en 1986 con la hija pequeña de  Rainiero III y Grace Kelly.

Según los medios locales, los responsables serían unos ladrones que accedieron a la casa de Jutard con el fin de hacerse con los objetos de valor. El cuerpo sin vida de Jutard fue hallado con marcas de haber sido estrangulado y, además, presentaba un traumatismo craneoencefálico

Mario Oliver Jutard.

Entre los objetos sustraídos hay joyas, varios relojes de la marca Rolex y el contenido de la caja fuerte, así como otros artículos de valor que encontraron en la casa.

El romance entre Estefanía de Mónaco y Mario Oliver Jutard

Jutard era cofundador del club Le Vertigo, al que Estefanía de Mónaco acudió en el año 1986. Allí conoció al empresario y modelo, con el que no tardó en iniciar un romance que no contaba con la aprobación real. Los motivos fueron la diferencia de 14 años que existía entre ambos y la fama de ‘playboy’ del francés, que era apodado el ‘Tarzán de Marsella’.

A pesar de la negativa de los príncipes, Mario Oliver y Estefanía se dejaban ver en público en actitud acaramelada, lo que hacía que ocuparan portadas del papel cuché. En una de estas ocasiones, en el verano de 1990, fueron fotografiados mientras estaban de vacaciones en Mallorca. Además de las instantáneas robadas, la pareja no dudaba en aparecer en eventos públicos pues se dejaron ver en Roland Garrós, en incluso Estefanía llegó a presentar a su pareja a su padre, Rainiero.

Estefanía de Mónaco con Mario Oliver Jutard de vacaciones.

Sin embargo, el romance entre ambos no duró. La pareja se separó en el año 1991 y, desde entonces, tomaron caminos diferentes, buscando el amor en otras personas.

Los romances fallidos de Estefanía de Mónaco

Si por algo es conocida la hija pequeña de los Grimaldi es por acaparar los titulares de la prensa del corazón internacional con sus historias de amor. Durante años fueron incontables, casi a una por verano.

Los hijos de actores Paul Belmondo y Anthony Delon, el piloto de Fórmula 1 Stefan Johansson y el productor discográfico Ron Bloom fueron algunos de los nombres que se asociaron a Estefanía de Mónaco. Tras diversas relaciones muy publicitadas, se comprometió con Jean-Yves Le Fur pero, finalmente, el matrimonio no tuvo lugar.

Posteriormente, se enamoró de su guardaespaldas Daniel Ducruet. Juntos tuvieron dos hijos: Louis, nacido en enero 1992 y Pauline, nacida en mayo 1994. Después de una lucha para imponer a Daniel en Mónaco, se casaron el 1 de julio de 1995. La pareja se hizo añicos en 1996, tras la publicación de unas fotos que mostraban a Daniel Ducruet y Miss Bélgica manteniendo sexo en una piscina. El divorcio se produjo el 4 de octubre de 1996.

La infidelidad de Daniel Ducruet fue pública.

Varios romances más tarde, dio a luz a Camille, el 15 de julio de 1998, fruto de la breve relación con su guardaespaldas, Jean-Raymond Gotlieb. Por su parte, Ducruet tuvo un affaire, con sombra de montaje, con la actriz española Marujita Díaz.

Otro de los hombres que se asoció a la princesa fue el del director de circo suizo, especialista en domar elefantes, Franco Knie. Su relación duró unos dos años, tras los que conoció al hombre que la haría reincidir en el matrimonio: el acróbata de circo portugués Adans López Peres. Se casaron el 12 de septiembre de 2003 y acabaron divorciándose en noviembre de 2004.

Peres, con familia en España, dijo no aguantar la presión de los medios de comunicación y no sentirse nunca integrado en la familia real monegasca aunque pasó a convertirse en un habitual de la prensa rosa española y francesa. En nuestro país llegó a participar en Gran Hermano VIP, donde conoció a su siguiente esposa, una ex Miss Venezuela. También posó desnudo para varias publicaciones y apareció en la prensa por un supuesto romance con Ana Obregón. Su tía Francisca, Paquita de Mónaco para la historia de la televisión, se convertiría en todo un personaje televisivo.

Estefanía de Mónaco y su último marido Adans López Peres.

Tras una sucesión de fracasos amorosos, Estefanía de Mónaco fue vista en 2016 con David, un hombre de mediana edad del que no trascendió mucho más. Actualmente, a sus 57 años, Estefanía de Mónaco mantiene un perfil discreto. Según comentan algunos medios, la hermana de Alberto de Mónaco ahora está centrada en actividades benéficas y en sus hijos, lejos de las múltiples historias de amor que protagonizó antaño.

COMPARTIR: