27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hermana menor de Alberto II vive apartada de los medios, al contario que en los 90 cuando sus historias de amor llenaban la prensa internacional

Los 57 años de Estefanía de Mónaco: Sin papel oficial y lejos de la belleza que revolucionó Europa

Estefanía de Mónaco.
Estefanía de Mónaco.
Estefanía de Mónaco, fue durante décadas la princesa más escandalosa de las monarquías europeas y, también, un mito erótico en su década. La hija pequeña de Grace Kelly y Rainiero, hoy vive alejada del interés de la prensa y de los rumores que en el principado despierta su cuñada la Princesa Charlene. Al contrario que su hermana mayor, Carolina, Estefanía no se deja ver en los actos oficiales de los Grimaldi y su aspecto llama la atención por su prematuro envejecimiento.

Hubo una época en la que Estefanía era la princesa europea más popular y la más escandalosa. Y para muchos, la más atractiva. Ahora, al llegar a los 57 años, hace tiempo que no es un reclamo para la prensa del corazón y ha optado por la discreción y la soledad. Mientras una nueva generación de los Grimaldi y los problemas de su cuñada Charlene ocupan los titulares, la imagen que devuelve Estefanía es la de una mujer un tanto castigada por el tiempo que no recuerda al huracán que supuso en las monarquías europeas.

Estefanía de Mónaco es la tercera y última hija de Rainiero III y Grace Kelly. Nacida el 1 de febrero de 1965, vivió su infancia en el esplendor de la corte monegasca hasta que fue superada por el trágico destino. En 1982 estuvo involucrada en el accidente automovilístico que le costó la vida a su madre. Sobreviviendo a las heridas y al dolor, la princesa se haría célebre por abandonar todo tipo de respeto al protocolo.

Estefanía protagonizó varias portadas desnuda en los ochenta y los noventa. 

Tras terminar sus estudios secundarios en los años ochenta, probó suerte como diseñadora de bikinis (con la marca Pool Position), haciendo publicidad ella misma de sus creaciones, y como cantante. En 1986, grabó el single Huracán que fue todo un éxito en Europa, vendiendo más de cinco millones de copias y durante diez semanas estuvo entre los cinco discos más vendidos en Reino Unido. Sin embargo, su siguiente álbum fue un fracaso.

Lejos del mundo de la música, no se le ha conocido ningún éxito ni a nivel laboral ni educativo. Ha centrado su tiempo sobre todo en obras benéficas. Hizo de la lucha contra el SIDA su bandera a través de su asociación Fight AIDS Mónaco. Para beneficio de esta asociación volvió al mundo de la música en 2006 con la canción Lór de nos vies. También ha probado suerte en el mundo del circo, sobre todo en los años de su relación con el domador Franco Kinie, que hizo que llegara a vivir en una rulote para escándalo de su padre, Rainiero.

Sin suerte en el amor

Si por algo es conocida la hija pequeña de los Grimaldi es por acaparar los titulares de la prensa del corazón internacional con sus historias de amor. Durante años fueron incontables, casi a una por verano. Después de muchas relaciones muy publicitadas, se comprometió con Jean-Yves Le Fur, pero finalmente el matrimonio no tuvo lugar.

Posteriormente, se enamoró de su guardaespaldas, Daniel Ducruet. Juntos, tuvieron dos hijos: Louis, nacido en enero 1992 y Pauline, nacida en mayo 1994. Después de una lucha para imponer a Daniel en Mónaco, se casaron el 1 de julio de 1995. La pareja se hizo añicos en 1996 tras la publicación de unas fotos que mostraban a Daniel Ducruet y a Miss Bélgica mantenido sexo en una piscina. El divorcio se produjo el 4 de octubre de 1996. Más tarde dio a luz a Camille, el 15 de julio de 1998, hija de su guardaespaldas, Jean-Raymond Gotlieb. Por su parte, Ducret tuvo un affaire, con sombra de montaje, con la actriz española Marujita Díaz.

La infidelidad de Daniel Ducruet fue pública. 

Tras nuevos fracasos amorosos, Estefanía reincidió en el matrimonio con el acróbata de circo portugués Adans López Peres el 12 de septiembre de 2003, del que se divorció en noviembre de 2004. Peres, con familia en España, dijo no aguantar la presión de los medios de comunicación y no sentirse nunca integrado en la familia real monegasca. Con familia asentada en España, Adans pasó convertirse en un habitual de la prensa rosa española y francesa. En nuestro país llegó a participar en Gran Hermano VIP, donde conoció a su siguiente esposa, una ex Miss Venezuela. También posó desnudo para varias publicaciones y apareció en la prensa su supuesto romance con Ana Obregón. Su tía Francisca, Paquita de Mónaco para la historia de la televisión, se convertiría en todo un personaje televisivo y hace unas semanas ha vuelto a ser noticia por sus problemas económicos.

Estefanía de Mónaco y su último marido Adans Peres. 

Al llegar a los cincuenta y siete años, Estefanía de Mónaco parece haber encontrado la serenidad lejos de los focos y de la agenda oficial de la Casa Real monegasca.

COMPARTIR: