15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El nuevo fichaje deja Prisa y se incorpora como número dos de la plataforma de Telefónica, que ha perdido más de 300.000 clientes en menos de dos años

Álvarez-Pallete convierte a su amigo Rosauro Varo en vicepresidente de Movistar Plus+, que sigue en caída libre

/ Rosauro Varo (izda) junto a José María Álvarez-Pallete
José María Álvarez-Pallete ha reordenado la cúpula de la filial televisiva de Telefónica, Telefónica Audiovisual Digital (TAD), que controla los designios de Movistar Plus+. Entre estos cambios destaca la incorporación como vicepresidente de la filial de Rosauro Varo, íntimo de Pallete y hasta ahora vicepresidente de Prisa, de la que ha salido por incompatibilidad.

Movistar Plus+ sigue en caída libre tras promover recortes en el canal #0, dejar de producir los partidos de LaLiga (ahora realizados por la propia organización) o cerrar Toros. José María Álvarez-Pallete, en su empeño por modificar la estructura televisiva del grupo, ha impulsado un golpe de timón en la filial televisiva de Telefónica. 

La compañía Telefónica Audiovisual Digital (TAD), que rige los designios de Movistar Plus+, ha incorporado a su Consejo de Administración a Verónica Pascual, actual consejera de Telefónica; Iván Bohórquez Domecq, fundador de la empresa de energías renovables Smartener e hijo del rejoneador Fermín Bohórquez y Mercedes Domecq, y Rosauro Varo

Este último, íntimo de Pallete e inversor en Telefónica tras comprar dos millones de euros en acciones, se convierte en vicepresidente de Movistar Plus+, que sigue presidido por su exCEO, Sergio Oslé, mientras continúa la actual directora general de la plataforma, Cristina Burzako

Especialmente llamativo es el fichaje de Varo, que deja la vicepresidencia de Prisa tras conocerse el adelanto electoral. La editora de la Cadena SER y El País señala a la CNMV que "la decisión del Sr. Varo viene motivada por los nuevos proyectos profesionales que ha emprendido y que pueden conllevar que no disponga del tiempo y la dedicación suficiente y necesaria que requiere el ejercicio de los mencionados cargos"

Fuentes televisivas señalan que el consejo de administración de Movistar Plus+ se ha convertido en "un cementerio de elefantes", véanse el antiguo secretario del consejo de Telefónica con César Alierta, Antonio Alonso; la expresidenta navarra Yolanda Barcina, mujer de Manolo Pizarro, íntimo también de Alierta y "desconocedora del sector televisivo", reconocen fuentes de Telefónica; o el eterno Javier de Paz, que según las mismas fuentes "sigue siendo la cuota del PSOE" en la teleco. 

Telefónica dice que "con este doble afán de progreso constante y de consecución de ambiciosos objetivos, el órgano de gobierno de Movistar Plus+ refuerza su liderazgo con tres nuevos perfiles profesionales de contrastada trayectoria y experiencia, que se unen a los ya existentes para dotar a la compañía de la más amplia visión y conocimiento para la mejor toma de decisiones en la nueva era digital". 

Rosauro Varo salta de Prisa tras el adelanto electoral

Las élites hasta hace pocos años miraban con cierta arrogancia a Rosauro Varo por su propensión a aparecer en el papel couché con celebrities, antes Vicky Martín Berrocal y Eugenia Martínez de Irujo y desde hace una década su mujer, la actriz Amaia Salamanca

A Varo, íntimo del polémico Rafa Medina, se le comenzó a dibujar en los medios como un pícaro con suerte tras el pelotazo que brindó con su amigo Javier Hidalgo, junto al que vendió la operadora PepePhone por 158 millones de euros en el año 2016. 

Y algunos achacaban que se hizo rico gracias a su cercanía al poder, ya que su madre, Juana Amalia Rodríguez, fue diputada por el PSOE y compartió bancada con Pedro Sánchez. Eso sí, a Rodríguez no le tembló el pulso a la hora de votar contra las VTC que hicieron millonario a su hijo, que a través del Grupo Vector se convirtió en el empresario con más licencias de España: 2.000

Pallete y Varo, compañeros de balcón en el Domingo de Ramos 

La revista ¡Hola! recogía el pasado año que Rosauro compartió balcón sevillano en el Domingo de Ramos junto al presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, que salvó el cargo tras apoyarse en su consejero más politizado, el socialista Javier de Paz.

Rosauro Varo. 

Pallete comprendió que el sanchismo no era flor de un día, a pesar de lo que decían algunas élites, y a finales de 2020 ayudó a colocar en el Consejo de Prisa a Rosauro Varo, amigo de Iván Redondo y Pedro Sánchez

Varo, que había sido consejero de la editora de un medio escasamente socialista como El Español de Pedro J. Ramírez y posteriormente fue fichado por los Entrecanales para el Consejo de Acciona Energía, se incorporó a Prisa con el aval del presidente y máximo accionista del editor del multimedia, Joseph Oughourlian, que justificó su incorporación y la de otro consejero cercano a Pallete, Javier Santiso.

Prisa justificó unos meses después el meteórico ascenso de Varo, convertido en vicepresidente del grupo porque, según el editor de la SER y El País, encajaba "con la matriz de competencias elaborada por la comisión de nombramientos, retribuciones y gobierno corporativo, aportando las aptitudes profesionales y personales requeridas por el consejo de administración, en particular, transformación digital, emprendimiento, renovación generacional y participación activa en el ámbito de la cultura". 

La cultura del negocio es lo que le gusta a Varo, que se ha asociado con el Grupo Pachá para montar el mayor club de lujo de España después de que esta mítica compañía propietaria de discotecas fuese agraciada con un rescate gubernamental en pandemia de 18 millones de euros. 

No levantan la voz contra Varo en Podemos, quizá conscientes de que las investigaciones del caso Neurona destaparon que el empresario contrató por 35.000 euros a Juan Carlos Monedero para que lo asesorase.

COMPARTIR: