22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EN 1927 EN UNA REUNIÓN DE CINEASTAS EN EL HOTEL MILLENIUM BILTMOR, EL DIRECTOR Cedric Gibbons CREABA EL BOCETO DE UN HOMBRE DESNUDO CON UNA ESPADA

Así se crearon los premios Oscar: Un paseo por su historia y las películas más premiadas

Emma Stone, Meryl Streep, Leonardo DiCaprio y Penélope Cruz, ganadores de los Premios Oscar.
Emma Stone, Meryl Streep, Leonardo DiCaprio y Penélope Cruz, ganadores de los Premios Oscar.
Los Premios Oscar se celebran cada año desde 1929 y son un referente en el mundo del cine. Nacieron con el fin de premiar a los mejores de la industria cinematográfica y, aunque sea una competición, suele estar llena de compañerismo. La gala, que es característica por el gran enigma que suponen los nombres de los ganadores de las estatuillas, no siempre fue como hoy la conocemos. Hacemos un repaso por la historia de los Oscar, los más galardonados y los cambios que ha sufrido con los años.

Corría el año 1929 cuando, el 16 de mayo, se celebraba la primera gala de los Premios Óscar en el Hotel Roosevelt, en Hollywood. En realidad, los premios aún ni siquiera estaban bautizados con ese nombre, pero acudieron 270 invitados, y cada uno de ellos pagó 5 dólares por la entrada. En un momento en el que empezaban a aflorar las películas con sonido, cuentan que el banquete de los premios se dilató bastante y estuvo lleno de discursos de personas relacionadas con el cine.

Sin embargo, el presidente de la Academia de Artes y Ciencias CinematográficasAMPAS, por sus siglas en inglés– se encargó de entregar las estatuillas, de 3,5 kg cada una, muy rápidamente. En aquel momento, el presidente de la Academia era Douglas Fairbanks, un reconocido actor de cine mudo e importante productor, además de ser uno de los fundadores de la Academia.

Gibbons y la estatuilla

Durante la primera gala de los que posteriormente serían bautizados como Premios Óscar, se entregaron 15 estatuillas doradas de 3,5 kg de peso, 33 cm de altura y fabricadas en bronce chapado en oro de 24 quilates.

Paradójicamente, la primera película que se alzó con el premio a la mejor obra del año fue Alas, donde aparece 90 segundos Gary Cooper, quien en 1933 se casó con Veronica Balfe ‘Rocky’, sobrina de Gibbons. La única hija de la pareja, Maria Cooper, casada con el consagrado pianista Byron Janis y, por consiguiente, sobrina nieta del inventor del Oscar, confesó en exclusiva al periodista Luis Fernando Romo: “Nunca llegué a preguntar a mi padre si hablaron del proceso de creación de los premios, era demasiado joven como para entender aquello, y ahora que lo pienso me digo que fui un poco tonta al no hacer las preguntas oportunas. Estoy convencida de que hablaron sobre ello”.

Maria Cooper con dos Premios Óscar./ Luis Fernando Romo.

Gibbons es uno de los escenógrafos y arquitectos más prestigiosos y laureados por la fábrica de sueños ya que, influenciado por los trabajos de Frank Lloyd WrightLe Corbusier y la escuela de la Bauhaus, logró que la MGM le contratara como director de arte entre 1924 y 1956. Suyas son las obras maestras Grand hotel (1932), Romeo y Julieta (1936), El mago de Öz (1939), Luz de gas (1944) o Julio César (1953). Ha dejado un legado de más de 1.500 filmes, obtuvo 39 nominaciones a los Óscar y lo ganó en 11 ocasiones.

El suspense de los Óscar

Uno de los grandes cambios que han sufrido los Óscar a lo largo de su historia es que, en su nacimiento, los galardonados con el premio eran anunciados públicamente tres meses antes de la ceremonia. Durante la década siguiente, sin embargo, los resultados se entregaban a los periódicos para que publicaran los ganadores la misma noche de los Premios a las once de la noche.

Para sorpresa de la Academia, la publicación Los Angeles Times traicionó el acuerdo y anunció los ganadores en su edición de la tarde, así que los invitados pudieron acceder a esta información antes de llegar al evento. De este modo, al año siguiente se optó por el sistema de sobres sellados, y así, por una pequeña traición, se consiguió que los Óscar estuvieran rodeados de suspense, una de sus mayores características.

¿Qué categorías hubo en los primeros Óscar?

En los primeros Premios Oscar había 12 categorías: Mejor película, Mejor Dirección (drama), Mejor Dirección (comedia), Mejor Actriz, Mejor Actor, Mejor Película por calidad artística, Mejor Argumento, Mejor Adaptación, Mejor Fotografía, Mejor Dirección de Arte, Mejores Efectos de Ingeniería y Mejor Escritura de Intertítulos. Además, se entregó un premio especial a Charles Chaplin y otro a los Warner Brothers (Warner Bros).

El cine ha cambiado tanto que, evidentemente, los premios han debido adaptarse. En este momento, son 22 las categorías de los Óscar, nada que ver con las 12 iniciales. Aunque algunas de las originales, más o menos, se mantienen, hay otras categorías que han acabado por desaparecer y otras tantas que han tenido que ser sustituidas por el claro avance tecnológico.

Los más premiados de la historia

Los Premios Óscar nacieron con la intención de reconocer el trabajo de los actores, directores y el resto de trabajadores de la industria cinematográfica. En la actualidad, se mantiene ese deseo, y aunque la deportividad y el compañerismo acompañan la ceremonia, no está de más hacer un pequeño repaso por los más premiados de la historia de estos galardones.

Las tres películas más premiadas, con 11 estatuillas cada una, son: Ben-Hur (premiada en 1959), un clásico con un reparto de lujo y que sigue presente actualmente; Titanic (premiada en 1997), con un jovencísimo Leonardo DiCaprio que, pese a su enorme talento, tuvo que esperar hasta 2016 para conseguir el Óscar; y, por último, El señor de los anillos: El retorno del Rey (premiada en 2003), que ganó en cada una de las categorías por las que fue nominada.

Meryl Streep y Jack Nicholson.

Por su parte, los más premiados en las categorías de Mejor Actriz y Mejor Actor son Katharine Hepburn, con cuatro estatuillas, y Daniel Day-Lewis, con tres. Es necesario mencionar, además, que Meryl Streep es la actriz con más nominaciones en las categorías de interpretación, con 21 nominaciones, y el actor más nominado es Jack Nicholson, con 12.

El punto de partida: el nacimiento de los Óscar

La inauguración del Hotel Millenium Biltmore en 1923 fue el punto de partida para que la incipiente industria de Hollywood empezara a caminar por la senda del éxito. A la cena de inauguración asistieron Mary Pickford, conocida como ‘la novia de América’, Cecil B. DeMille o Jack Warner, entre otros ilustres personajes. Los diferentes salones del establecimiento fueron el escenario de numerosas veladas a las que acudían las diosas del cine mundo, entre ellas, Theda Bara y Gloria Swanson y algún que otro gánster como Al Capone, pero, sin duda, el momento más apoteósico que marcaría para siempre el destino de la fábrica de sueños ocurrió en 1927.

En el Crystal Ballroom del hotel se fundó la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas por un grupo de poderosos de varios sectores de la industria como Cedric GibbonsThalberg, Jack Warner, Mary PickfordFairbanks o Cecil B. DeMille. En una de esas reuniones consensuaron que había que crear un premio para galardonar a los mejores profesionales y, en un abrir y cerrar de ojos, Gibbons cogió una elegante servilleta de lino y esbozó una figura humana. Había nacido el Óscar.

El boceto era el de un caballero sin ropa que sostenía una espada hasta los pies, apoyado sobre un roto de película de cinco radios que simbolizan los ámbitos iniciales de la Academia: actores, escritores, productores, directores y técnicos.

Emilio 'Indio' Fernández.

El siguiente paso fue contactar con la persona que convertiría en realidad aquel dibujo, así que Dolores del Río, una de las actrices mexicanas más fascinantes de la historia del país azteca junto a María Félix, sugirió que el actor y realizador mexicano Emilio ‘Indio’ Fernández fuera el modelo que posara desnudo para el escultor George Stanley. La protagonista de Volando a Río (1933) y María Candelaria (1943) jugaba con ventaja, ya que era la primera esposa de Gibbons.

En un principio, la estatuilla no tuvo nombre pero, según cuenta la leyenda, la bibliotecaria del AMPAS, Margaret Herrick, dijo que se parecía demasiado a su tío Óscar y la bautizaron de esa manera. 

COMPARTIR: