19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La expareja de Rodolfo Sancho vive alejada de los medios de comunicación y en la actualidad trabaja como gestora de patrimonios en MAPFRE

Silvia Bronchalo visita a su hijo Daniel Sancho en Tailandia: Una exactriz discreta y amante de Santander

Silvia Bronchalo a su llegada a la prisión de Koh Samui.
Silvia Bronchalo a su llegada a la prisión de Koh Samui.
El pasado sábado cinco de agosto Daniel Sancho, hijo del actor madrileño Rodolfo Sancho, se confesó culpable del asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta Arteaga en Tailandia. Hoy, la madre del joven, la exactriz Silvia Bronchalo ha visitado su hijo Daniel en la prisión de Koh Samui. La exactriz vive alejada de los medios de comunicación y ejerce como gestora de patrimonios.

La saga de los Sancho está (desgraciadamente) de actualidad. Esta vez no por el estreno de una cinta ni por una estelar aparición sobre las tablas, sino por un trágico suceso. El joven Daniel Sancho, hijo del actor madrileño Rodolfo Sancho, se declaraba culpable del asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta Arteaga, de 44 años de edad, en la localidad tailandesa de Koh Phangan. 

Imagen de Silvia Bronchalo a las puertas de la prisión de Koh Samui.

Hoy, Silvia Bronchalo, la madre del joven y expareja del actor madrileño ha visitado a su hijo en la prisión de Koh Samui donde Ingresó el nieto del fallecido Sancho Gracia. Este terrible suceso ha empañado la estela de la dinastía y ha  supuesto un duro golpe para los padres del joven quienes ante el revuelo mediático han exigido "el máximo respeto".

El romance con Rodolfo Sancho

Año 1994. El actor Rodolfo Sancho comenzaba una tímida carrera en el ámbito de la interpretación. El joven, de 19 años, participaba en sus primeros proyectos televisivos con la serie 'Hermanos de leche' o 'Carmen y familia'. Bajo la presión y la responsabilidad de portar un apellido de tal notoriedad en el mundillo como lo es 'Sancho', el joven comenzó a fraguar una trayectoria en cine y televisión que no pasaba inadvertida. 

Sancho Gracia junto a su nieto Daniel y su hijo Rodolfo.

Fue aquel año cuando despertó al amor. Lo hizo junto a la también actriz Silvia Bronchalo, a quien conoció en la Escuela de Interpretación donde ambos estudiaban para convertirse en grandes actores. Él tenía 19 años y ella 18. Ambos comenzaron un romance que culminó con un embarazo que sorprendió a la dinastía de los Sancho. Al conocer la buena nueva, el intérprete Sancho Gracia le dijo "querido Rodolfo, en la vida hay que asumir responsabilidades. La criatura no tiene culpa de nada, así que a trabajar y a cuidar del niño".

Así, de la noche a la mañana, el actor madrileño pasó de ser un joven, como él mismo se ha declarado en diversas ocasiones, un poco "golfo" a convertirse en un hombre. Tras la llegada de su hijo Daniel, un nacimiento que colmó de alegría a los miembros de la saga, la pareja contrajo matrimonio, una unión que se mantuvo durante doce años y que, tras la ruptura, mantienen una buena relación.

Su vida como gestora de patrimonios y alejada de los focos

Mientras que Rodolfo conseguía papeles en notorias series como 'Al salir de clase' o 'La Señora', que le reportaron popularidad, Silvia optó por abandonar su sueño de convertirse en una gran actriz y prefirió alejarse del foco mediático. De no ser por su deseo de triunfar en la gran pantalla, la madre de Daniel Sancho habría focalizado su futuro al ámbito de las bellas artes.

Silvia Bronchalo junto a su hijo Daniel.

En la actualidad trabaja como agente de seguros y se gana la vida como gestora de patrimonios. Apenas se conocen datos de la vida personal de Silvia puesto que es una mujer muy discreta.

En una entrevista para la web de la cadena de restaurantes Lamucca confesó que era fan del cantante británico Sting, que era una enamorada de Santander, lugar donde afirma "sentirse como en casa", así como de México (es más, afirmó que una de sus bebidas favoritas era el tequila), y que lo que más le gustaba en esta vida era "patinar, dormir y estar con su hijo".

A día de hoy, Silvia, que vivía en la más estricta intimidad y tranquilidad, ha recibido un duro golpe tras el asesinato que ha confesado cometer su hijo Daniel. 

COMPARTIR: