27 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nina es hija de Thomas Flohr, presidente de la compañía de aviación VistaJet y su patrimonio personal está valorado en 1,7 billones de dólares

Boda real en Grecia: El príncipe Philippos, sobrino de la Reina Sofía, se casará con Nina Flohr

La pareja de novios.
La pareja de novios.
El príncipe Philippos, el menor de los hijos del rey de Grecia, Constantino II, se casará con su actual pareja, Nina Nastassja. Así lo ha anunciado la Casa Real helena en un comunicado en el que no se han revelado los detalles del enlace. La boda de Philippos es el último compromiso matrimonial que quedaba por anunciar entre los príncipes y princesas griegos. Tres de sus hermanos están casados y su hermana Theodora también anunció sus intenciones de contraer nupcias previamente.

La realeza europea está de celebración. La familia real griega ha confirmado lo que era un secreto a voces. El hijo menor del rey Constantino y la reina Ana María, el príncipe Philippos, de 34 años, contraerá próximamente matrimonio con su pareja, la suiza Nina Flohr, de 33.

La noticia ha sido anunciada en un comunicado emitido por la propia Casa Real del país heleno: “Sus Majestades el rey Constantino y la reina Ana María están encantados de anunciar el compromiso de su hijo menor, el príncipe Philippos, con Nina Nastassja Flohr, hija de Thomas Flohr y Katharina Flohr. Nina y Philippos se comprometieron en la isla de Ítaca, en Grecia, a principios de este verano. Los detalles de su boda se darán a conocer a su debido tiempo”.

De esta manera, Philippos, primo del Rey de España, Felipe VI, y sobrino de la reina emérita de este país, Sofía de Grecia y Dinamarca, consolida una relación que duraba ya más de dos años.  El autor de las instantáneas que acompañan el comunicado oficial no es otro que el príncipe Nicolás, uno de los dos hermanos mayores del joven Philippos, casado desde 2010 con la venezolana anti-Maduro, Tatiana Blatnik, cuya figura ya fue analizada por elcierredigital.com.

Aunque los detalles de la boda todavía no han trascendido, hay que tener en cuenta que dos de los vástagos de los monarcas griegos se casaron en Londres y solo uno en su país de origen. Por tanto, queda ver la ubicación elegida por los prometidos, más si cabe con las circunstancias actuales, condicionadas por una pandemia de Covid-19 que limita la flexibilidad geográfica a la hora de elegir el lugar donde se llevará a cabo la ceremonia.

Philippos junto a sus  dos hermanos.

Philippos y Nina se conocieron en 2018. Él recibió una exhaustiva formación a caballo entre Londres (Reino Unido) y Nuevo México (Estados Unidos). En 2004 comenzó a cursar sus estudios superiores en Relaciones Internacionales en la prestigiosa Universidad norteamericana de Georgetown y actualmente se dedica al sector de las finanzas en Nueva York (Estados Unidos).

Ella, por su parte, aunque nació en Suiza, se educó lejos de las fronteras del país helvético. Como en el caso de su prometido, Estados Unidos y Reino Unido fueron las localizaciones escogidas para su formación académica. Su ocupación hoy en día es frenética. Entre sus principales proyectos, destaca el desarrollo de un lujoso hotel, el espectacular Kisawa Sanctuary, en Mozambique. Por si fuera poco, es directora creativa de la descomunal empresa de su padre, Vista Jet.

El enlace matrimonial asegura si cabe aún más la continuidad de la Familia Real griega. Tres de los cinco hijos de Constantino están ya casados. La mayor, la princesa Alexia, contrajo matrimonio en 1999 con el español Javier Morales Quintana. El príncipe Pablo hizo lo propio en 1995 con Chantal Miller y su hermano Nicolás se casó con Tatiana Blatnik en 2010, como ya se ha comentado. Por último, la princesa Teodora, que anunció su compromiso con el abogado norteamericano Matthew Kumar en 2018, aún no ha podido celebrar su enlace hasta la fecha.

La familia real griega entronca con el negocio de la aviación

La prometida del menor de los príncipes de Grecia goza de una posición privilegiada. Nina es hija del fundador y máximo mandatario de la opulenta empresa VistaJet, Thomas Flohr, un fijo en la lista de la revista “Forbes” sobre los más ricos del planeta. Su fortuna, valorada en 1,7 billones de dólares, es su carta de presentación.

Nina está a punto de entrar en la realeza griega.

La compañía de los Flohr, en la que Nina se encuentra plenamente integrada, surgió en 2004 como consecuencia del fracaso anterior de Thomas en Comdisco, una empresa informática que no tuvo los resultados esperados en un principio. Después de esto, el padre de Nina decidió iniciarse en el mundo de los aviones con una pequeña flota de tres aeroplanos. El crecimiento experimentado por VistaJet fue gigantesco, pues su capital aumentó hasta los 2.300 millones de dólares.

Actualmente, la compañía, con sede en Malta, es una de las más requeridas por las celebridades y cuenta con una flota conformada por 73 jets privados que vuelan a cerca de 200 países. En este sentido, la Casa Real Griega, con el enlace del príncipe Philippos con la heredera de VistaJet, se vincula así a esta potente empresa de vuelos privados.  

COMPARTIR: