21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La pérdida de su hijo Alfonso marcó a ‘María la Brava’,figura clave para que Juan de Borbón renunciara a sus derechos dinásticos a favor Juan Carlos I

María de las Mercedes de Borbón y Orleans: Vida y anécdotas de la "reina del pueblo" 113 años de su nacimiento

El Cierre Digital en María de las Mercedes de Borbón y Orleans, condesa de Barcelona y madre del rey Emérito Juan Carlos I.
María de las Mercedes de Borbón y Orleans, condesa de Barcelona y madre del rey Emérito Juan Carlos I.
Hace 113 años, el 13 de diciembre, nacía en Madrid María de las Mercedes de Borbón y Orelans. Conocida como ‘María la Brava’, pasó a la historia por ser la madre del rey Emérito, Juan Carlos I. Casada con Juan de Borbón, la vida de María de las Mercedes estuvo marcada por el fallecimiento de su hijo Alfonso a causa de un disparo accidental de Juan Carlos I. María de las Mercedes fue una figura clave para que Juan Carlos de Borbón renunciara a sus derechos dinásticos en favor de su hijo.

El 23 de diciembre de 1910 nacía en Madrid María de las Mercedes de Borbón y Orleans, condesa de Barcelona y madre del rey Emérito Juan Carlos I. Una mujer que, aún naciendo con el título de princesa de Borbón, no estaba destinada a ser reina. Al menos, no hasta que se casó con Juan de Borbón. Él tampoco estaba destinado a ser rey —era el tercer hijo varón de Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg—, pero la renuncia de los derechos dinásticos de sus dos hermanos mayores le hizo ganarse el título de príncipe… hasta que llegó la República y, después, la dictadura de Francisco Franco.

María de las Mercedes de Borbón y Orleans no estaba destinada a ser reina y, al igual que su marido, se convirtió en una aspirante a reina que nunca reinó, pero sí que pasará a la historia por ser madre y abuela de reyes. Y, tal y como apuntan los historiadores, una figura clave para que Juan Carlos I pudiera convertirse en rey de España. Hoy se cumplen 113 años de su nacimiento.

María de las Mercedes de Borbón y Orleans y su boda con Juan de Borbón

Nacida en Madrid, la infancia de María de las Mercedes —o ‘María la Brava’, como la llamaba Alfonso XIII— transcurrió entre la capital de España y la comarca sevillana de Villamanrique de la Condesa. Sevilla siempre fue una de las ciudades clave para la madre del Emérito. Su religión y el arte de la ciudad marcaron la vida de una mujer que destacó por ser buena deportista y una gran aficionada a los toros; pasión que comparte con sus sucesores, como Victoria Federica.

El hecho de formar parte de la Familia Real hizo que, al igual que sucedió con los reyes, la familia de María de las Mercedes tuviera que marcharse al exilio. El destino escogido fue Roma. Fue precisamente ahí cuando en el año 1935, en plena boda entre la infanta Beatriz con Alessandro Torlonia, conoció a su primo, Juan de Borbón, hermano de la novia.

Alfonso XIII, que ya tenía casados o a punto de casarse al resto de sus hijos, intercedió, según los historiadores, para encontrarle una esposa al que iba a ser su heredero, Juan. La elegida fue María de las Mercedes de Borbón y Orleans. Y aunque en el periódico ABC vendieron la suya como una historia de amor a primera vista —se casaron el 12 de octubre, apenas nueve meses después de su primer encuentro—, la periodista Pilar Eyre, autora de la biografía de María de las Mercedes, ‘María la brava. La madre del rey’, afirmó en este libro que no fue del todo así.

María de las Mercedes y Juan de Borbón en su boda.

Al parecer, Juan le había echado el ojo a Esperancita por ser más “mona” que María. Pero fue María de las Mercedes la merecedora de ser consorte del príncipe de España, ya que había pasado, presuntamente, un test de fertilidad que el propio Alfonso XIII había promovido. No se equivocó. A los nueve meses de contraer matrimonio, Nació Pilar, la primera hija de los cuatro vástagos del matrimonio: Pilar, Margarita, Juan Carlos y Alfonso.

La muerte de su hijo Alfonso

El matrimonio y sus cuatro hijos fueron pasando por diferentes ubicaciones en el exilio. En Cannes (Francia) nació Pilar, en Roma (Italia) el resto de sus hijos y juntos pasaron por Lausana (Suiza) y Estoril (Portugal), uno de los destinos vacacionales de la Familia Real.

Mientras aún se mantenían en el exilio, el dictador Francisco Franco tuvo una conversación con Juan de Borbón en el año 1948. El motivo era que el generalísimo consideraba que su hijo Juan Carlos debería educarse en España. Ese mismo año, Juanito, como lo llamaba la familia, llegó a España para comenzar su formación. Dos años más tarde, lo hizo su hermano Alfonso. La idea era mantener la sucesión de la corona intacta y que si Juan Carlos I se convertía en un defensor del régimen franquista, Alfonso pudiera dar continuidad a la monarquía.

Todo esto se truncó en el año 1956. Los dos hermanos, de 18 (Juan Carlos) y 14 (Alfonso) años viajaron en marzo de ese año a Villa Giralda, la residencia familiar en Estoril, con motivo de las vacaciones de Semana Santa. A Juan Carlos el habían regalado una pistola, y los dos hermanos se pusieron a “jugar” con ella. Un juego que acabó en tragedia: Juan Carlos disparó de manera accidental a Alfonso. Murió.

Juan Carlos y Alfonso de Borbón.

Hubo muchas versiones del suceso. El régimen franquista difundió que “el infante Alfonso limpiaba un revólver aquella noche con su hermano” cuando “se disparó un tiro que le alcanzó la frente y le mató en pocos minutos”. Sin embargo, la mayoría de testimonios posteriores —publicados en las biografías oficiales de María de las Mercedes y de Juan Carlos— concuerdan en que era Juan Carlos el que sostenía el arma, cargada, y que el disparo no fue otra cosa que un accidente. Alfonso murió en brazos de su padre.

Alcohol y malas relaciones

La muerte de Alfonso supuso un antes y un después para la familia. Las relaciones entre Juan Carlos y Juan —que le hizo jurar que el disparo había sido un accidente— empeoraron y María de las Mercedes cayó en una profunda depresión. La propia Pilar Eyre afirma en sus memorias que hay pocos testimonios de esta época; aquellos que vivieron junto a la condesa de Barcelona prefieren guardar silencio sobre esta etapa negra. Una en la que María de las Mercedes se refugió en el alcohol. Necesitó ayuda para salir de esta adicción.

Algunos testimonios apuntan que Sofía de Grecia, la que se convertiría más tarde en reina de España, ayudó a que su suegra dejara a un lado el alcohol. A pesar de que la relación entre ambas no era buena, al igual que tampoco parece serlo la de la reina Letizia y la propia Sofía. Las decisiones que tomaban las suegras no siempre concordaban con los ideales de sus nueras, por lo que se producían enfrentamientos puntuales.

María de las Mercedes de Borbón y Sofía de Grecia.

El suceso marcó a la familia de por vida. En el año 1969, Juanito mandó una carta a su padre, informándole que había aceptado la propuesta de Franco de convertirse en su sucesor pero que, para ello, tenía que renunciar a sus derechos dinásticos. Juan de Borbón no parecía muy por la labor pero María de las Mercedes ejerció de intermediaria. “Dile a Juanito que estoy muy contenta. Que sepa que yo me ocupo de que aquí no se hagan tonterías”, le envió a su hijo como mensaje. En el año 1977, Juan de Borbón renunció a sus derechos dinásticos para que Juan Carlos pudiera convertirse en rey de España.

María de las Mercedes, que recibió el título de hija predilecta de Madrid, vivió hasta el 2 de enero del año 2000. Murió en Lanzarote, después de que toda la familia se reuniera al completo para pasar las Navidades. Llegó a conocer a dos de sus biznietos: Froilán de Marichalar y Juan Urdangarin.

Hoy, cuando se cumplen 113 años de su nacimiento, la figura de María de las Mercedes de Borbón y Orleans sigue siendo recordada.

COMPARTIR: