23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cantante gijonés ha denunciado que el grupo gitano franc "lleva lucrándose a mi costa desde que publicaron el tema de 'Por el amor de una mujer' "

Vuelven las acusaciones de plagio musical: De Danny Daniel contra los Gipsy Kings a Shakira

Gipsy kings, Shakira, Emilio Aragón y Carlos Vives.
Gipsy kings, Shakira, Emilio Aragón y Carlos Vives.
El cantante Danny Daniel va a por todas. Ha viajado desde Miami junto a su esposa Pity para "luchar por lo que es suyo". Exactamente 3,7 millones de euros. Esta es la cantidad que reclama a SGAE y a la editora musical estadounidense Warner Chapell tras acusar formalmente a la formación musical Gipsy Kings de haber plagiado "descaradamente" su  tema 'Por el amor de una mujer'. Al igual que los Gipsy Kings, Shakira o Emilio Aragón también han sufrido acusaciones de plagio musical.

El cantante gijonés Danny Daniel va a por todas. Desde 1995 reside en la ciudad de Miami y ha decidido regresar junto a su esposa Pity para "luchar por lo que es suyo". Exactamente 3,7 millones de euros. Esta es la cantidad que reclama a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y a la editora musical estadounidense Warner Chapell tras acusar formalmente a la formación musical Gipsy Kings de haber plagiado "descaradamente" su  tema 'Por el amor de una mujer'.

El artista sostiene que los "Gipsy Kings simplemente le cambiaron el título, la registraron en la sociedad de autores francesa con letra y música a su nombre y llevan lucrándose a mi costa desde que la publicaron. Estaba clarísimo que habían plagiado mi canción pero, cuando lo denuncié, la SGAE y la Warner perdieron el juicio porque no se prepararon para pelearlo".

Beneficios desde 1982

Según publicó el diario ABC, el cantante afirmaba que la actuación de Warner y la SGAE "en el juicio contra Gipsy Kings fue desastrosa". Y añadía, acusando a la banda flamenca, que "simplemente le cambiaron el nombre, la registraron en la SACEM – la sociedad de autores francesa– con letra y música a su nombre, y llevan lucrándose a mi costa desde que la publicaron en 1982".

Y aclara con más detalle lo que ocurrió en el juicio: "Estaba clarísimo que habían plagiado mi canción pero cuando lo denuncié, la SGAE y la Warner perdieron el juicio porque no se prepararon para pelearlo. Para empezar, sólo se juzgó la melodía. Fueron tan incompetentes que sólo se juzgó la parte musical, no la letra. La sentencia, que salió en 2013, dijo que ni la SGAE ni Warner fueron capaces de demostrar nada, cuando su obligación era defender mis derechos de autor en un caso flagrante".

Gipsy Kings: Origin and albums – Aze.Media

Gipsy Kings.

Veintinueve años atrás, en 1992, llegaba a los oídos de Danny Daniel que los Gipsy Kings habían publicado Por el amor de una mujer con otro nombre. El artista se puso en contacto con su editorial, Canciones del Mundo (después adquirida por Warner), y acudió a la SGAE: "Le conté el caso a Teddy Bautista y cuando escuchó las dos canciones dijo 'estos hijos de puta nos la han vuelto a meter', y me explicó que ya habían tenido un problema parecido con el Obi Oba de El Príncipe Gitano, a la que los Gipsy Kings rebautizaron Djobi Djoba. A pesar de que el plagio era evidente, la SGAE no puso la demanda hasta 1996, cuatro años después. A día de hoy todavía no sé por qué tardaron tanto».

Después de interponer la denuncia y esperar diecisiete años al juicio, el autor de otros éxitos como El vals de las mariposas, Dieciséis años o Qué bonita primavera fue indemnizado con 40.000 euros por una canción "que había tenido un éxito gigantesco". "Una vergüenza", recoge el ABC en palabras del artista. Además de en el disco Allegria, la canción La Dona ha aparecido en numerosas recopilaciones de los Gipsy Kings, siendo interpretada en directo incontables veces, por lo que la cuantía de su beneficio y, por lo tanto, la demanda de Danny Daniel es de varios millones.

La esposa del cantante, Pity Betancourt, también se ha pronunciado al respecto, comentando que la canción plagiada estaba registrada en la SACEM desde 1975, "pero ni siquiera eso se tuvo en cuenta en el juicio". "Ahora lo que queremos es que se demuestre que la SGAE no defendió a uno de sus socios, incumpliendo su deber. El juicio fue un atropello. Y todo lo que ha ocurrido después ha sido un disparate. Al ver que la SGAE no iba a hacer ni siquiera un peritaje para hacer un cálculo del perjuicio económico, yo terminé haciéndolo por mi cuenta", relata.

Según ha explicado Betancourt, en 2009 contactó con un abogado especializado en propiedad intelectual y elaboraron "un estudio técnico que demuestra que al menos el ochenta por ciento de La Dona pertenece a Por el amor de una mujer, y en el que se recogen todas las apariciones de la canción en los discos y en los conciertos de Gipsy Kings, y lo que han ingresado con cada uno de ellos".

"Recopilé todo, pedí cita con Pablo Hernández, director del departamento jurídico de la SGAE, y le llevé la información. Su respuesta fue 'te doy cinco minutos'. Me cabreé tanto que me fui sin poderle explicar bien lo que pasaba. La actitud de Warner también fue vergonzosa. Pedimos un acto de conciliación y ni siquiera contestaron. Cuando les dijimos a Warner y a SGAE que les íbamos a demandar trataron de intimidarnos", explica Betancourt. "Santiago Menéndez, de Warner, hasta nos dijo que mucho cuidado con denunciarles, que el juicio nos iba a salir rana", expone el artista, denunciante del plagio.

Ante la posibilidad de que tanto Warner como SGAE aleguen que el caso ya tuvo su juicio, su sentencia y su indemnización, la abogada de Daniel, Nuria Elvira, presentará una acción de responsabilidad que reclama que «la obra no se defendió adecuadamente porque la compensación fue insuficiente por la cuantía, porque no se hizo una valoración económica de lo que supuso el plagio para mi cliente, y porque en el juicio ni siquiera se demandó a la SACEM, que es lo primero que tendría que haberse hecho». La presunta negligencia habría afectado no sólo al resultado, sino al propio procedimiento, ya que «Danny Daniel no fue informado sobre la evolución de la demanda hasta cuatro o cinco años después de ser interpuesta, lo cual es inaceptable».

En otras ocasiones los Gipsy Kings ya habían dado pistas de este posible plagio. En una actuación en televisión en 1998 con el cantante Julio Iglesias, los componentes del grupo fueron preguntados por la canción que iban a tocar, respondiendo estos "Por el amor de una mujer" –título de la canción original de Danny Daniel– en lugar de La Dona. Por lo que respecta a Danny Daniel, el caso de esta posible copia de su exitoso tema sigue sin solución.

De Shakira a Emilio Aragón: Los artistas acusados de plagio

La Bizarrap Session de Shakira se convirtió en número uno de tendencias musicales en Youtube y en Spotify España. La canción alcanzó las 142 millones de visualizaciones en la plataforma de vídeos online y los 65,5 millones en la plataforma verde en tan solo siete días. Numerosos canales de televisión se hicieron eco de esta ‘tiraera’ a Gerard Piqué y la canción no paró de aparecer tanto en redes sociales como en televisión. En tan solo 24 horas la canción logró un récord de 67 millones de reproducciones.

Aunque la polémica gira en torno a la venganza en forma de canción contra su expareja y padre de sus dos hijos, lo cierto es que se ha abierto un nuevo frente en torno a la canción. La cantante de ‘Loba’ ha sido acusada de un supuesto plagio de la melodía compuesta por la artista Briella y una acusación de apropiación del baile de una joven creadora de contenido que ha popularizado la cantante venezolana Briella, que ha denunciado en sus redes sociales el posible plagio por parte de Shakira.

Briella, la cantante venezolana que acusa a Shakira de plagio en la canción  dedicada a Piqué | El Correo

Shakira y Briella.

"Trabajo todos los días para ser artista, ser compositora y ser cantante. Ella (Shakira) fue y es una inspiración enorme. De verdad, si mi canción fue utilizada como sample (muestra) o como inspiración de alguna manera, me gustaría al menos recibir el crédito. Para mí vale demasiado. Si me hubiesen preguntado 'mira, queremos una partecita de tu canción para Shakira' les hubiese dicho que claro”, afirmó la intérprete Briella.

La cantante colombiana ya se enfrentó a una acusación por plagio musical en 2017. Ocurrió el 3 de febrero de 2017, cuando el cantante cubano Liván Rafael Castellanos Valdés y sus productores interpusieron una denuncia al considerar que la canción La Bicicleta (2017) era una copia de su tema Yo te quiero tanto (1997).

El cantante cubano argumenta en su demanda que le envió a Vives "una muestra" de su tema para que la cantara, pero el colombiano decidió reproducir "un fragmento" de la misma sin su autorización. En el estribillo de Shakira y Carlos Vives cantan "que te sueño y te quiero tanto" mientras que en el de Liván la letra cambia a "yo te quiero, yo te quiero tanto".

En 2021 Emilio Aragón regresó a la televisión con un formato  acusado de plagio. No es la primera vez que el showman recibe acusaciones de haber copiado. Ya en los ochenta utilizó frases de 'Saturday Night Live' para su programa 'Ni en vivo ni en directo'. Y a principios de los noventa fue acusado de haber copiado acordes y frases de temas estadounidenses en su exitosa carrera musical. Aunque la acusación más severa le llevó a defenderse en los tribunales frente a José Frade, que le acusó de plagiarle una serie muy parecida a 'Médico de familia'.

Emilio Aragón.

Dos productores demandaron a Caribe Music (compañía de Aragón) y Movistar ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid por el plagio del formato que la plataforma de Movistar estrenó la pasada campaña bajo el título de 'B.S.O'. Tal y como explica El Confidencial Digital, "los demandantes proponen un acto de conciliación judicial por violación de la propiedad intelectual, competencia desleal y otras acciones. Acusan a la operadora y a la productora de haber copiado una idea original, llevándola a la televisión bajo un nombre similar pero sin su permiso y sin su participación".

COMPARTIR: