27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El que fuera 'Hermano Mayor' y jugador de waterpolo es uno de los fichajes estrella del reality donde ejerce como el 'infiltrado' de la edición

Pedro G. Aguado, de oro olímpico y terapeuta a GH VIP: "Siempre reconozco que fui acosador"

El Cierre Digital en Pedro García Aguado.
Pedro García Aguado.
Es uno de los fichajes estrella de la nueva edición del reality show 'Gran Hermano VIP' donde además ha sido descubierto como 'el infiltrado'. El que fuera medallista olímpico y 'Hermano mayor' de la televisión Pedro García Aguado ha regresado a Mediaset. Vivió, junto al conjunto de Dragan Matutinovic, un duro proceso para llegar a Barcelona 92 y, posteriormente, se ha formado como educador y terapeuta en cuanto a la ayuda a padres con hijos menores y adolescentes.

Este pasado jueves Telecinco estrenó, tras cuatro años de espera para muchos seguidores, la nueva edición del reality show 'Gran Hermano VIP'. Una nueva entrega marcada por fichajes como la cantante Karina, Gustavo Guillermo, quien ejercía como chófer de la periodista María Teresa Campos Marta Castro, expareja del exploto de motociclismo español y Dj Fonsi Nieto

Otro de los rostros que ha entrado en la casa localizada en Guadalix de la Sierra es el exjugador de waterpolo Pedro García Aguado. Una incorporación que causó una gran sorpresa en redes sociales por su regreso a Mediaset tras su paso por el programa 'Hermano Mayor', el cual se emitió en Cuatro y fue presentado por el exdeportista desde 2009 hasta 2015 asi como por su papel como 'infiltrado'.

Desde elcierredigital.com tuvimos la oportunidad, previamente a su entrada al programa, de hablar con el que fuera medallista olímpico sobre algunos de los episodios que han marcado su vida así como sobre su faceta como conferenciante especializado en tratar las diversas problemáticas que afectan tanto a niños como a adolescentes. 

-De ser una estrella del deporte nacional a ejercer como 'coach' especializado en la educación de los menores. 

-En primer lugar para llegar a donde he llegado, paso por un proceso de recuperación. En el año 2003, cuando termino mi carrera deportiva ingreso en un centro de drogodepencia y visito a un psiquiatra que me diagnostica adicción. Yo tenía los prejuicios sociales de los adictos que viven entre cartones, pero en realidad, más que adicto me diagnostica como alcohólico, por lo que tengo esa conciencia de que el alcohólico es esa persona que está todo el día bebiendo en el bar...y, por tanto, tenía ese prejuicio. Yo estoy dos años en proceso de recuperación, un total de 54 días... casi dos meses ingresado.

Posteriormente, me recupero y me pongo a buscar trabajo fuera del mundo del waterpolo porque en principio me dicen que no me vuelva a acercar mucho  a este deporte porque ya que una neuroadaptación. Entonces, todo lo que tenga que ver con el deporte derivaría en la vuelta al consumo. Después me formo como terapeuta y fue desde el centro donde yo me recupero donde me dan trabajo como monitor y terapeuta en adicciones. Estoy con ellos durante seis años y finalmente en 2008 publico un libro que se titula 'Mañana lo dejo'. Mediante ese libro yo tengo la oportunidad de contar mi historia.

Pedro García Aguado explica cómo es la verdadera Dakota revelando algo que  nunca se emitió - Chic

Dakota y Pedro García Aguado en el programa 'Hermano Mayor'.

Estando en ese centro terapéutico me llega un e-mail ofreciéndome la posibilidad de participar en un programa de televisión que tiene que ver con ayuda a adolescentes. Yo les comento que no soy psicólogo, educador ni nada de lo que ellos van buscando. Yo, simplemente, era un terapeuta especializado en ayuda en adicciones y ellos me dijeron que les gustaba mi perfil. Posteriormente, realizo un casting y les gusto como abordo la situación con el adolescente problemático.

De ahí hago siete temporadas del programa 'Hermano mayor' y empiezo a formarme como educador parental, con educadores y empiezo a tener interés por el comportamiento que tienen esos chicos y esas chicas. Yo veía reflejada mi historia en muchos de los casos que trató el programa y, de hecho, desde de el equipo me decían: "Pedro, cada vez que hablas con ellos, hablas como si te hubiera pasado a ti". Y yo les decía que "todo lo que habían pasado esos chavales, yo había pasado por ello". 

-¿Fue su historia el detonante para querer focalizar su futura carrera en la ayuda a padres con hijos adolescentes?

-En principio mi idea de participar en el programa es porque me lo venden como un espacio de prevención, para ayudar a esos chavales con el fin de que no se metan en drogas o en ámbitos peligrosos. Cuando yo voy al programa, me encuentro con algo totalmente distinto a la idea inicial que ellos me habían comentado. Yo, cuando estaba en la silla de terapia pensaba: "Si yo hubiera sabido todo esto, a lo mejor no habría comenzado a consumir".

Mi motivación para hacer el programa es esa pero luego yo me doy cuenta de que no, que es un tema más educativo y es en ese momento cuando empiezo a interesarme en decir: "A este chico le ha pasado lo mismo que me pasó a mi con mi madre" o "esta chica tiene mucha rabia acumulada como yo la tenía también". A partir de ahí también entendí que más que reeducar a los chavales lo que hay que hacer es enseñar a los padres a educar. Yo siempre que digo que si utilizas un modelo educativo desde el afecto con normas, con límites, un acompañamiento y comunicación afectivas..aunque tu hijo tenga cierta personalidad, siempre hay que marcar una hoja de ruta. 

-En la actualidad han aumentado entre los jóvenes problemas como el acoso escolar o el mal uso de las redes sociales, un hecho en el que entra en juego el papel de las instituciones educativas así como el de los progenitores.

-Yo te diré que la educación nace de casa. El colegio no es quien regala un smartphone a los niños y jóvenes, ya no regalamos móviles sino que regalamos teléfonos inteligentes. Por tanto, como padre o madre tengo que saber que estoy regalando y en muchos casos, no tienen ni idea de la cantidad de aplicaciones que hay o que usan sus hijos.

Los colegios se pueden proteger de la forma que se pueden proteger porque, por otro lado, las nuevas tecnologías sirven para aprender, estudiar...yo no responsabilizaría  a los centros educativos sino que responsabilizaría a los padres a la hora de regalar smartphones o aparatos electrónicos. Cuando hago conferencias y hablo de aplicaciones como Onlyfans, muchos padres no están al tanto. 

Por otro lado, el uso de los terminales en los centros educativos si que supone una vigilancia más exhaustiva por parte de los mismos. Si un chaval es foco de las burlas a través de las redes sociales dentro del propio instituto entonces si que tiene el centro que poner orden. En la mayoría de casos de bullying, el perfil del acosador es un perfil que quiere llamar la atención. Yo siempre digo en las conferencias que doy que fui acosador...en mi caso porque tenía ciertas necesidades afectivas y era una persona insegura.

-Volviendo a su carrera deportiva, muchos de los jóvenes que integran las nuevas generaciones supieron más sobre su figura a raíz del estreno de la película '42 segundos'. Una cinta que refleja, además del duro proceso que sufrieron como equipo, su rivalidad con su compañero Manel Estiarte.

-Yo utilizo muchísimo esta película en los colegios y les digo a los profesores que se la pongan a los alumnos. Refleja muy bien, por una parte diferentes formas de entender el waterpolo, es decir, la cinta sitúa una rivalidad entre madrileños y catalanes pero no es esa competencia sino gente más joven contra gente más mayor. Nosotros llegamos allí y no íbamos a jugar en equipo sino que íbamos a decir: "Oye, a mi me han hablado mucho de ti Estiarte, me han dicho que eres muy bueno pero tú quedas sexto. Me dicen que metes quince goles con China, pues vamos a meterlos con Hungría que son a los que hay que ganar". Ese era el pique que teníamos.

Me acuerdo de que la película refleja que cuando entra el grupo de madrileños, uno de ellos le dijo a Manel una frase muy bonita: "Manel puede que no tengan que adaptarse ellos a nosotros sino nosotros a ellos". Fue una situación en la que un grupo viene con ideas nuevas y por tanto se plantea la idea de darles una oportunidad. Yo reitero que si que refleja como Manel es capaz de amoldarse a esa energía que nosotros traíamos y ese desparpajo que ellos no tenían y que al final se contagiaron de él. 

Nosotros teníamos una forma de ser alocada, muy jovial y ellos eran el 'saber estar' pero luego a la hora de entrenar, los que entrenábamos como animales éramos nosotros, los que veníamos de un sistema de entrenamiento diferente a los catalanes éramos nosotros...cuando viene Dragan Matutinovic, nosotros ya veníamos de entrenar con Mariano García. Nosotros decíamos: "yo salgo de fiesta porque luego te voy a meter cinco goles". 

-¿Cómo vivió esa experiencia como deportista joven y futura promesa del waterpolo español?.

-Nosotros entramos como titulares nada más llegar y en Madrid, ya empezamos a ganar con la selección castellana a los equipos catalanes. Muchos de nosotros íbamos a las selecciones junior y eclipsábamos a los catalanes. Cuando yo llego a la selección yo no soy una promesa ni Jesús Rollán tampoco. A él le ponen de titular y a mí a defender a jugadores de dos metros.

Con el agua al cuello: Pedro García Aguado - Helpers Speakers

Pedro García Aguado durante un partido de waterpolo.

Yo siempre me sentí titular a una edad muy joven y también una parte importante del equipo. Lo que molestó es que nosotros llegamos de titulares y allí había gente que llevaba muchos años entrenando. La verdad que fue muy bonito porque primero hubo un choque pero luego ese equipo se engranó y estuvimos diez años. Éramos hermanos. De hecho Manel escribe el libro 'Todos mis hermanos' en el que además de su historia, de la cual no tenía ni idea, habla sobre el proceso que vivimos. 

Si que es verdad que la película narra que yo estaba mucho junto a Manel pero eso nunca ocurrió porque mi vida real era con Jesús. Yo dormía siempre con él y si que es cierto que en los Juegos Olímpicos nos meten a dormir con los técnicos, el entrenador..para que no me pudiera escapar. 

-Jesús Rollán fue otra de las figuras que, tras el estreno de la película, suscitó más interés.

Si, desgraciadamente, como todas las cosas que se han dicho como su supuesta historia con la infanta Cristina. Eso es un rumor porque había una amistad, muy divertida y muy buena. Jesús era un chico con mucho desparpajo y yo me acuerdo que salíamos a cenar y él me decía que "se iba a buscar a Cristina". Ella estaba encantada cuando venía con nosotros y de su amistad, él jamás contó nada. Es una pena que Jesus se marchara tan pronto. Yo cuando publiqué mi libro 'Mañana lo dejo' en 2008, Jesús había fallecido dos años antes y tenía mucha rabia acumulada

-Además de su carrera deportiva y su trabajo como terapeuta, ha desarrollado una faceta en el mundo de la escritura. 

-Al ver a los padres tan perdidos pensaba que podía escribir sobre ello..Entonces todos los libros que he publicado han ido cambiando a lo largo del tiempo. Es más, ahora recopilaría todos mis libros en uno solo. 

- ¿Algún proyecto futuro?

Yo sigo en constante formación y me sobrepasa siempre el trabajo. Yo voy trabajando y voy aprendiendo y, posteriormente, me voy formando. Ahora que tengo un mayor conocimiento sobre muchas cosas escribiré un libro diferente

COMPARTIR: