21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los problemas en su negocio, los préstamos y sus deudas con Hacienda podrían haber obligado a la viuda de Pedro Carrasco a tomar esta decisión

Las cuentas de Raquel Mosquera: Pone en venta por medio millón de euros su chalet de Galapagar

Imagen de Raquel Mosquera
Imagen de Raquel Mosquera
Los problemas económicos que atraviesa Raquel Mosquera han provocado que la peluquera ponga en venta su chalet de Galapagar por 500.000 euros. Mediante esta venta, Raquel espera poder disfrutar de su familia en otro lugar, centrarse en su trabajo y olvidarse de los préstamos y de las deudas con Hacienda a las que tiene que hacer frente.

La situación económica y financiera de Raquel Mosquera sigue siendo muy delicada. Las consecuencias de la pandemia del coronavirus en su negocio, unidas a la hipoteca a la que está haciendo frente y a las deudas con Hacienda, han provocado que la que fuera mujer del boxeador Pedro Carrasco haya puesto en venta su residencia de la localidad madrileña de Galapagar.

Se trata de un chalet independiente de 370 metros cuadrados, que, a su vez, está ubicado en una parcela de 750 metros cuadrados y que goza de una gran seguridad. Gracias a esta venta, Raquel Mosquera espera ingresar 500.000 euros y poder resolver sus problemas económicos para centrarse plenamente en su trabajo y disfrutar de la compañía de su familia en otro lugar. Este intento de venta no es el primero, ya que, en el año 2009 decidió deshacerse de él, aunque finalmente, la venta no se completó

Pese a su delicada situación económica, la peluquera afirma en sus redes sociales que sigue centrada en su trabajo. Cabe recordar que, solo tres meses después de contraer matrimonio con el exboxeador Pedro Carrasco en 1996, la pareja dio de alta la empresa Carrasco y Mosquera SL para la explotación de peluquerías y salones de belleza y estética, así como para la gestión y representación de artistas y la explotación de derechos de imagen. Compañía en la que Raquel figura como administradora única desde 2004, tres años después del fallecimiento de Pedro a causa de un ataque cardiaco.

Raquel Mosquera en su negocio.

Al parecer, el negocio de la peluquera no funciona bien. De hecho, según las últimas cuentas que presentó la compañía, el montante de las pérdidas acumuladas asciende hasta los 510.809 euros y presenta un saldo negativo de 340.382 euros. A esto se suman las deudas que tiene la empresa, que en el año 2019 ascendían a 622.909 euros, de los que el 94,5% eran obligaciones de pago a corto plazo y debían ser saldadas en menos de un año. Ni siquiera si vendiera la integridad de sus activos, que incluyen la totalidad de su mobiliario y maquinaria, valorados en 118.119 euros, podría hacer frente a su pago.

Los resultados de la empresa anteriores a la pandemia del coronavirus no eran muy esperanzadores, ya que en el año 2019 las pérdidas aumentaron desde los 60.631 euros hasta los 70.042, unos datos que implican más de 5.800 euros de pérdidas mensuales. Estos problemas, unidos a la obligación de cierre durante el periodo de confinamiento, han provocado que Raquel deba centrar sus esfuerzos en recuperar la normalidad en su negocio.

Pero los problemas económicos derivados de su actividad empresarial no son los únicos, ya que a estos se les suma la hipoteca del chalet que ha puesto en venta, que paga gracias a un préstamo de 270.405 euros contratado en 2002 y que fue ampliado en otros 9.534,10 euros en el año 2013. Debido a este préstamo, Raquel Mosquera estaría haciendo frente a una cuota aproximada de 1.000 euros mensuales hasta el año 2027, que es cuando finalizaría su pago.

Raquel Mosquera en el programa Sálvame 

Por último, no debemos olvidar sus adeudos con Hacienda pues desde el mes de noviembre de 2016, consta una anotación de deuda contraída con Hacienda de 5.111,42 euros, anotación que aún no se ha eliminado, por lo que todo parece indicar que la deuda no ha sido saldada. A esta deuda se le une, en febrero de 2021, una nueva anotación de embargo por una deuda de 13.418,93 euros, incluyendo intereses y costas.

Con la venta de su chalet, Raquel espera que sus problemas económicos comiencen a solucionarse y conseguir disfrutar de su trabajo y de su familia sin tener que enfrentarse a la dura carga que estos suponen en su vida.

COMPARTIR: