19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El negocio de peluquerías y estética que fundó junto con su marido podría estar muy próximo a declarar la quiebra

Raquel Mosquera, en la ruina: La viuda de Pedro Carrasco acumula deudas de medio millón de euros

Raquel Mosquera.
Raquel Mosquera.
La situación financiera de Raquel Mosquera no pasa por su mejor momento. La empresaria y peluquera acumula deudas que podrían conducir a que su compañía, Carrasco y Mosquera SL, se declare en concurso de acreedores. Tampoco Pub Gomare 95 SL arroja buenos resultados y es que la sociedad, a pesar de sus ingresos, no logra obtener beneficios. A ello se le suma la hipoteca de la finca de Torrechalet, en Galapagar, que paga gracias a un préstamo de 270.405 euros y que ya acumula deudas con Hacienda.

La situación económica y financiera de Raquel Mosquera no atraviesa su mejor momento. La que fuera mujer del célebre boxeador Pedro Carrasco  acumula deudas por importes prácticamente inasumibles, una dramática situación que podría ser consecuencia del gasto desmedido que la propia Mosquera ha llegado a confesar en alguna ocasión.  Unos problemas económicos derivados de su actividad empresarial a los que además debe sumársele la hipoteca de la finca ubicada en la urbanización Torrechalet, en Galapagar, y que repasamos a continuación. 

Carrasco y Mosquera SL, al borde de la quiebra

Solo tres meses después de contraer matrimonio con el exboxeador Pedro Carrasco, en 1996, la pareja dio de alta la empresa Carrasco y Mosquera SL para la explotación de peluquerías y salones de belleza y estética, así como para la gestión y representación de artistas y la explotación de derechos de imagen. Compañía de la que Raquel figura como administradora única desde 2004, tres años después del fallecimiento de Pedro a causa de un ataque cardíaco, y razón por la cual ostenta toda la responsabilidad económica.

Al parecer, el negocio de la peluquera no funciona nada bien y, lo que empezó como una mala racha, ahora se ha instaurado como una tendencia negativa que podría culminar con la quiebra económica. Según las últimas cuentas que presentó esta compañía, correspondientes al ejercicio de 2019, el montante de las pérdidas acumuladas asciende hasta los 510.809 euros, razón por la cual presenta un saldo negativo de 340.382 euros.

No es el único problema para la firma de estética. Sus deudas se elevan hasta cifras prácticamente imposibles de asumir. La empresa de Mosquera debía hace dos años 622.909 euros, de los cuales, prácticamente la totalidad, 588.192, el 94,5%, eran obligaciones de pago a corto plazo, es decir, que debían ser saldadas en un periodo no superior a un año. Ni siquiera si vendiera la integridad de sus activos, que incluyen la totalidad de su mobiliario y maquinaria, valorados en 118.119 euros, podría hacer frente a su pago.

Por otro lado, los resultados de la empresa no hacen más que empeorar la situación. Si bien es cierto que en el año 2019 consiguió aumentar su facturación, pasando de ingresar 78.930 euros a 103.383, también es verdad que las pérdidas aumentaron desde los 60.631 euros hasta los 70.042, unos datos que implican más de 5.800 euros de pérdidas mensuales.

Raquel Mosquera durante la presentación de su stand de ropa. 

Con respecto a la situación hipotecaria del centro comercial Burgocentro, el crédito de 57.653,40 euros sí se pagó correctamente. No obstante, aunque los pagos debieron finalizarse en febrero de 2020, todavía no se ha inscrito su liquidación.

Pub Gomare 95 SL, sin beneficios

La empresa, cuya actividad inscrita es la prestación de servicios de taberna, cafetería bar, restaurante y de hostelería en general, no presenta cuentas desde el año 2019, una infracción que de prolongarse en el tiempo podría suponer el cierre de la hoja registral y, en consecuencia, la sociedad pasaría a considerarse irregular. Un hecho que puede acarrear sanciones económicas que oscilarían desde los 200 hasta los 60.000 euros en función de la gravedad y como consecuencia de la falta del depósito de las cuentas anuales.

No obstante, la situación financiera de Pub Gomare 95 SL es más equilibrada. Su pasivo lo representa en su mayoría el patrimonio, el capital y las reservas que ha generado por sus ganancias de otros años, un total de 36.983 euros, mientras que otras deudas apenas suponen 1.200 euros.

En este caso, la información más relevante se halla en las cuentas de pérdidas. Y es que la compañía, a pesar de sus ingresos, apenas logra obtener beneficios. Si en el año 2017 facturó 144.334 euros, una cifra muy similar a la del año anterior, de 143.085, también declaró unas pérdidas de 382 euros. La explicación se encuentra en los gastos, entre los que destacan 69.345 euros en aprovisionamientos y mercancías, 38.246 en personal y 34.785 euros en un concepto bastante opaco como son otros gastos de explotación.

Finca en Torrechalet y sus adeudos con Hacienda

A los problemas económicos derivados de su actividad empresarial, debe sumársele la hipoteca de la finca ubicada en la urbanización Torrechalet, en Galapagar, que paga gracias a un préstamo de 270.405 euros contratado en 2002 y que, en 2013, amplió en otros 9.534,10 euros. Con un tipo de interés variable y a 25 años, Raquel Mosquera actualmente estaría pagando una cuota aproximada de entorno a los mil euros mensuales, a la que terminaría de hacer frente en el año 2027.

Cabe señalar que consta una anotación con fecha de diez de noviembre de 2016 por una deuda contraída con Hacienda por valor de 5.111,42 euros, anotación que no se ha borrado y que, por lo tanto, podría indicar que la deuda aún no ha sido saldada. El tres de febrero de 2021 es añadida una nueva anotación de embargo por una deuda de 13.418,93 euros, incluyendo además intereses y costas.

COMPARTIR: