15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La protagonista de 'El Diablo viste de Prada' recogió este viernes, con grandes halagos, el Premio Princesa de Asturias de las Artes en Oviedo

El éxito de Meryl Streep, la 'jefa de Hollywood': Fan de Penélope Cruz, feminista y divorciada

Meryl Streep.
Meryl Streep.
La actriz estadounidense Meryl Streep ha revolucionado Oviedo. La protagonista de 'Los Puentes de Madison' recibió este pasado viernes el Premio Princesa de Asturias de las Artes en el Teatro Campoamor. Tras una trayectoria de más de cinco décadas, la intérprete ha protagonizado cintas recordadas como 'Los Puentes de Madison' o 'Memorias de África'. Desde sus inicios ha amasado una fortuna que asciende a 24 millones de dólares siendo una de las actrices mejor pagadas de Hollywood.

Ha revolucionado España. Y más concretamente la ciudad asturiana de Oviedo. Su paso por el Principado no ha dejado indiferente a nadie. Su baile al ritmo de las gaitas a las puertas del Hotel La Reconquista se ha hecho viral en las redes sociales y la charla que ofreció junto al también actor Antonio Banderas en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la ciudad llegó a recibir 165.000 mil peticiones de asistencia.

La actriz estadounidense Meryl Streep era una de las premiadas más esperadas por los ciudadanos ovetenses e incluso por la familia real española. Como gran cinéfila, la reina Letizia charló de manera distendida con la protagonista de 'Los Puentes de Madison' al igual que lo hicieron sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. La expectación era máxima ante la visita de la que se ha convertido en el premio Princesa de Asturias de las Artes 2023. 

De negro impoluto, con la amabilidad que la caracteriza y  agradecida a la cálida acogida que le ha ofrecido la ciudad de Oviedo, la actriz pronunció un discurso en el que alabó las figuras de Pablo Picasso, Penélope Cruz o Federico García Lorca y en el que además destacó que "el trabajo de un actor es invadir, encarnar vidas que no son como la suya. Porque la parte más importante de nuestro trabajo es hacer que cada vida sea accesible y sentida por el público”.

Del rechazo a la década prodigiosa

 En 1976 el cineasta londinense John Guillermin se encontraba inmerso en los preparativos para comenzar a rodar  'King Kong' su nueva película. Fueron muchas las actrices que se presentaron a las diversas audiciones para interpretar el personaje de 'Dwan', la joven inocente con la que el gorila gigante se encapricharía. La intérprete Meryl Streep, nacida en el estado de Nueva Jersey el 22 de junio de 1949, fue una de esas intérpretes para ponerse en la piel del amor platónico del primate y, tras realizar la prueba, recibió una negativa por parte del productor italiano Dino de Laurentilis "no ser lo suficiente guapa". Aquel 'rechazo' dejó una fotografía histórica en el metro de Nueva York cuya publicación en el perfil personal de la actriz en la red social Facebook acumuló más de un millón de 'me gustas'. 

Por aquel entonces, Streep quien se encontraba estudiando en la Universidad estadounidense de Yale, hija del matrimonio formado por el ejecutivo de la industria farmacéutica Harry William Streep y de la artista comercial Mary Wolf, ya había tenido la oportunidad de debutar en la industria artística. Lo hizo con pequeños papeles en obras de teatro como 'El Sueño de una noche de verano' o 'Enrique V' y en Broadway con 'Recuerdo de dos lunes de algodón' o '27 vagones de algodón'.

24 sombras por segundo - MANHATTAN. (WOODY ALLEN, 1979).

Meryl Streep y Woody Allen en 'Manhattan'.

Los años setenta fue una de las décadas prodigiosas para la actriz, aunque muchos críticos cinematográficos afirman que "es la añada fulgurante" de la intérprete. En 1977 obtiene un papel protagonista en la cinta ambientado en el Holocausto nazi 'Julia', dirigida por Fred Zinnerman en la que compartiría cartel con las actrices Jane Fonda o Vanessa Redgrave y un año después vuelve a sumergirse en la ocupación nazi de Alemania en la miniserie televisiva 'Holocausto'. Por aquel entonces, Streep mantenía una relación con el actor John Cazale con quien tuvo la oportunidad de compartir set en la cinta 'The Deer Hunter'. 

Durante el rodaje de la película, Cazale fue diagnosticado de un grave cáncer óseo y, ante el avance de la enfermedad, Streep decidió refugiarse en él y ofrecerle los mejores cuidados hasta su muerte el 12 de marzo de aquel año. Aquel trabajo que la crítica tildó como "impecablemente noble" le valió la primera nominación en los premios Oscar que sí logró un año después con la película 'Kramer contra Kramer' interpretando a la recordada 'Joanna', una mujer que harta de su vida rutinaria abandona el hogar familiar y tras revelar que aquel papel "no representaba a las mujeres que afrontaban divorcios y batallas legales para la custodia de sus hijos, considerándolo demasiado malo", el equipo de guionistas se vió obligado a reescribir el personaje. Además de cineastas como Michael Cimino o Fred Zinnerman, durante aquella década Streep también se puso a las órdenes del escéptico Woody Allen en la cinta romántica 'Manhattan'. 

De 'la dama de Hierro' a una implacable editora de moda

Desde sus inicios Streep se ha consagrado como una de las actrices con quien sueña trabajar todo rostro vinculado a la industria cinematográfica. Ya sea intérprete o director. Su versatilidad  así como la polivalencia son destacadas por la crítica ya que, ¿quien no ha querido ser de mayor como Meryl Streep?. A lo largo de su carrera, la intérprete se ha puesto en la piel de una superviviente del holocausto nazi que pierde a sus dos hijos víctima de una horrenda decisión por parte de un oficial alemán a las puertas del campo de exterminio de Auschwitz y que terminará confesando años más tarde. Una interpretación por la que ganó su segunda estatuilla. 

Junto al también actor Robert Redford, llevó la novela 'Memorias de África' a la gran pantalla y realizó una exquisita interpretación de la baronesa Karen Blixen. Una cinta que, además de un romance salvaje a la par que delicado en mitad del país africano de Kenia, dejó una icónica escena entre Blixen y el cazador Denys Finch Hatton. Solo hace falta recordar la banda sonora compuesta por John Barry y una escena que marco una época en medio de selva. Un romance prohibido que volvió a encarnar en 'Los Puentes de Madison' junto al personaje del fotógrafo Robert Kincaid interpretado por el actor Clint Eastwood. 

Tras el estreno de la cinta 'Diablo viste de Prada' la crítica se rindió, de nuevo, ante el trabajo de Streep. El personaje de la temida e implacable Miranda Pristley, inspirado en Anna Wintour quien ejerce como editora jefe de Vogue USA ha sido uno de los más aplaudidos y, el cual formó parte del frenético ritmo laboral que reina en el mundo de la moda internacional. Una mujer dedicada en cuerpo y alma a la revista 'Runway', las relaciones públicas con diseñadores como Valentino o firmas como Hermes y en la exigencia exhaustiva hacia una de sus jóvenes asistentes.

La dama de hierro' Meryl Streep

Fotograma de 'La Dama de Hierro'.

Una mujer decidida, ajena a las críticas y con una fuerza explosiva que volvió a interpretar en la gran pantalla, en esta ocasión, en la cinta 'La Dama de hierro' en la que Streep se puso en la piel de la exprimera ministra británica Margaret Thatcher. Un personaje complejo por el que Streep, quien tuvo mucha dificultad por entender tanto su personalidad como su forma de pensar, logró su tercera estatuilla. Y de Londres a una bucólica isla griega donde Streep demostró sus grandes dotes musicales en 'Mamma Mia' a un convento en el que en la piel de la severa Hermana Alosyious trata en profundidad los abusos sexuales en la iglesia de la década de los sesenta. Y la lista es inmensa, marcada por grandes papeles femeninos que uno sea cinéfilo o no, son imposibles de olvidar. 

Su matrimonio con Don Gummer

 

Tras la muerte de su novio John Cazale, Meryl Streep volvió a enamorarse. Esta vez de un escultor estadounidense llamado Don Gummer, amigo de su hermano Harry, a quien conoció meses después del fallecimiento de Cazale tras abandonar el apartamento que compartía con el actor. Fue en ese momento cuando Gummer apoyó a Streep durante su duelo y mantuvieron el contacto mediante cartas. Un contacto que derivó en el inicio de un romance que culminó en una boda celebrada en septiembre de 1978.

Meryl Streep confirma que lleva seis años separada de su marido | Vanity  Fair

Meryl Streep junto a Don Gummer. 

Una pequeña ceremonia celebrada en el jardín de la casa familiar que, ante la popularidad de Streep, fue el objetivo para medios de comunicación así como por curiosos que se agolparon a las puertas de casa de los padres de Meryl. Tras casi cinco décadas y cuatro hijos en común: Mamie, Henry, Gracie y Louisa, el matrimonio acaba de confirmar su separación tras la visita de Streep a las tierras asturianas. 

'No-Feminismo', lucha política y activismo

Streep es una de las actrices de Hollywood más valoradas así como apreciadas, aunque también criticadas. Tras el escándalo de abusos sexuales en la 'Fábrica de sueños', muchas intérpretes criticaron el silencio de la protagonista de 'Julia' respecto a las acusaciones contra el productor Harvie Weinstein, un hecho por el que tras una estrategia por parte de los abogados de Weinsten en el que utilizaban un comunicado de la actriz como defensa, alzó la voz y apoyó públicamente el #MeToo. La actriz también ha sido objetivo de líderes políticos como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, quien afirmó que Streep era una intérprete "sobrevalorada". La estadounidense no dudó en contestar al polémico político y, durante la Gala de los Globos de Oro en 2017, afirmó durante su discurso que estaba  sobrevalorada, sobrecondecorada y, actualmente, la más exagerada de su generación". 

Además de su compromiso social, Streep también es abanderada de la inclusión de la mujer y el empoderamiento femenino. Actualmente ejerce como portavoz del Museo de Historia Nacional de la Mujer de Estados Unidos. No obstante según la actriz "rechaza la etiqueta de feminista" ya que mantiene preferencia por que la tilden de "humanista". 

A sus 74 años la actriz estadounidense ha forjado una carrera marcada por más de una veintena de películas, diversas obras de teatro, campañas publicitarias para firmas como 'Gucci' o reportajes en revistas de referencia como 'Vogue', Streep ha amasado un patrimonio que asciende a 24 millones de dólares convirtiéndose en una de las actrices mejores pagadas de Hollywood. Una actriz que este pasado viernes agrandó, más si cabe, su leyenda en la ciudad asturiana de Oviedo. 

COMPARTIR: