03 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El conocido diestro sevillano de Écija, de 89 años, se sometió hace un mes a una compleja intervención por un pinzamiento en la Clínica de la Zarzuela

Preocupa la salud del torero Jaime Ostos: Se encuentra en su casa con problemas serios por una operación de espalda

El torero con su esposa.
El torero con su esposa.
La preocupación por la salud del popular matador de toros Jaime Ostos Carmona, de 89 años, preocupa. En los últimos días la rumorología aseveraba que el diestro había contraído coronavirus pero esta no es la realidad. Sin embargo, el torero no está pasando por sus mejores momentos debido a una reciente y complicada intervención quirúgica en su espalda.La última vez que se le vio en público fue el pasado mes de agosto junto a su mujer María Ángeles Grajal en la gala Contra el Cáncer de Marbella.

En los últimos días se ha especulado mucho con la salud del conocido matador sevillano Jaime Ostos, de 89 años de edad, uno de los mejores estoqueadores que ha dado el mundo taurino. Fue durante la última semana de este pasado mes de febrero cuando el diestro fue ingresado en la Clínica de la Zarzuela, de Madrid, por una importante lesión en la espalda que requería su intervención quirúrgica. En las últimas jornadas el rumor era que el torero había contraído coronavirus Covid-19. Sin embargo, la realidad, afortunadamente, es muy distinta.

Al iniciarse la crisis sanitaria, los responsables de la clínica de la Zarzuela tomaron la decisión de que era mejor para Ostos, perteneciente al grupo de personas de riesgo, no estar expuesto en un hospital con enfermos de Covid-19 al delicado momento que se vivía con una pandemia expandiéndose de forma incontrolada. Se tomó así la decisión de trasladar al diestro al cercano Hospital Nisa Pardo, de Aravaca, en Madrid.

Pero ahora, según ha podido saber elcierredigital.com, el torero se encuentra en su casa y su estado de salud es complicado tras la operación a la que fue sometido. Jaime Ostos tiene una edad avanzada y, además, pocos profesionales de los ruedos han sufrido tantas cogidas como él. La más espectacular fue el 17 de julio de 1963 en la plaza de toros argonesa de Tarazona. El de Écija tardó un año y medio en poder volver a vestirse de luces. Lo haría en la histórica plaza francesa de Nimes. “Cuando volví a ponerme delante de un toro fue la tarde más amarga de mi vida”, contaría en una muy comentada entrevista en el diario La Gaceta.

Jaime Ostos, en sus años de luces.

Jaime Ostos Carmona, nació en Écija (Sevilla) el 8 de abril de 1931. Tomó la alternativa el 13 de octubre de 1956 en Zaragoza teniendo como padrino a Miguel Báez 'El Litri' y a Antonio Ordóñez como testigo. Su confirmación fue en la plaza de Las Ventas de Madrid el 17 de mayo de 1957, en plena Feria de San Isido con el padrinazgo de Antonio Bienvenido y Gregorio Fernández como testigo.

Durante el año de 1962 fue el torero con más corridas del escalafón. Se vistió de luces un total de 79 tardes, empatando en número con Diego Puerta. En 1974 anunció su retirada de los ruedos, aunque participó en años posteriores en festejos benéficos. La última vez que se vistió de luces fue en el año 2003 en la plaza de toros de su ciudad natal de Écija.

Protagonista de la crónica social

Más allá de las plazas y de los alberos, Ostos también ha sido un protagonista de la crónica social gracias a su vida sentimental. En 1960 se casó con Consuelo Alcalá, de la que se separó en 1969. Juntos tuvieron dos hijos: Gabriela Ostos Alcalá y Jaime Ostos Alcalá.

Las relaciones familiares fueron tensas, sobre todo cuando hace unos años Consuelo relató en un libro (La mujer del héroe) la violencia vivida en su matrimonio. Jaime Ostos Jr vivió enfrentamientos públicos con su padre tras salir del armario y comunicar públicamente su homosexualidad. Además, se casó con Yolanda García-Cereceda, hija de Luis García-Cereceda, y su nombre se vio involucrado en las tramas del excomisario Villarejo cuando se supo que su cuñada Susana García-Cereceda presuntamente contrató al excomisario para desprestigiarlo en mitad de la guerra de las hermanas por la herencia familiar.

Jaime Ostos rodeado de su hijo Jacobo y María Ángeles Grajal.

Tras su divorcio de Consuelo Alcalá, Jaime Ostos vivió un romance con la actriz Lita Trujillo, viuda de Ramfis Trujillo, hijo del dictador de República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo. Desde 1987, el torero está casado con la neumóloga y escritora María Ángeles Grajal con la que ha tenido un hijo, Jacobo Ostos, que ejerce de Dj, empresario y exconcursante de algunos realities televisivos como Supervivientes o Campamento de verano.

La última aparición pública de Jaime Ostos fue en agosto del 2019 en Marbella, en un acto de la Asociación Española contra el Cáncer. Su imagen, muy desmejorado, llamó mucho la atención y generó preocupación. Ahora, de nuevo, la salud del popular matador de toros preocupa. En los últimos días la rumorología aseveraba que el diestro había contraído coronavirus pero esta no es la realidad. Sin embargo, el torero no está pasando por sus mejores momentos debido a una reciente y complicada intervención quirúgica en su espalda que le tiene postrado en su casa madrileña.

COMPARTIR: