22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la Hacienda de Torrijos perteneciente a los Marqueses de Casa Menara se encontró en 1600 una talla en un pozo dando lugar a este suceso

El "milagro de Torrijos": La historia del Cristo ante el que Mario Conde y Adriana Torres oficializaron su amor

Mario Conde.
Mario Conde.
Mario Conde ha decidido hablar a su manera de su nueva relación con la aristócrata y artista plástica Adriana Torres Silva. Según contó el exbanquero en su Instagram durante una misa en al Hacienda Casa Menara, de la familia de su novia, sintió como su difunta esposa Loures Arroyo le daba la aprobación para esta nueva relación. En la capilla de la finca se produjo hace siglos un milagro con la aparición del conocido como Cristo de Torrijos.

El pasado domingo Mario Conde, tal y como él aseguró en su cuenta Instagram, pasó el domingo en la finca de la familia de su nuevo amor, Adriana Torres Silva, Marquesa de Casa Mendaro y reputada artista plástica. Según relató el propio banquero en Hacienda Torrijos tuvo una experiencia mística con la que fue su primera esposa Lourdes Arroyo, tristemente fallecida el 13 de octubre de 2007. “Percibí que el mensaje era de parte de Lourdes. Decía: “ahora sí; ahora estoy feliz”, escribía el exbanquero.

Lo cierto es que el lugar donde escucharon misa se presta especialmente a los arrebatos místicos ya que es, para muchos, el lugar donde ocurrió un milagro. Fue en la Hacienda Torrijos perteneciente al término municipal de Valencina de la Concepción (Sevilla). El 29 de septiembre de 1600 se produjo el conocido como Hallazgo del Cristo de Torrijos. Ese día, según la leyenda, se encontró una representación del Cristo atado a la columna en un pozo de la Hacienda de Torrijos, una figura de tamaño natural de mármol sin pulimentar policromado. Pertenecía al estilo gótico. Una gallina paseaba cerca del muro de la Hacienda y se ocultó en un hueco que había. Cuando los empleados de la finca la encontraron descubrieron la talla. Frente a este cristo Adriana se casó con el empresario Felipe del Cuvillo Cano en mayo de 1998. El matrimonio acabó en divorcio y tuvieron tres hijas: Aldara, Candela y Chiara.

La devoción por este Cristo llegó a tal punto que el Papa Pío VI en 1795 concedió Indulgencia Plenaria a todo el que visitase la Capilla dese las primeras vísperas del día del Arcángel San Miguel hasta la puesta de sol del día de su fiesta. Desde entonces se celebran romerías.

El 'Cristo de Torrijos'. 

En 1922, se estableció una tradición importante. Desde entonces, en la segunda semana de octubre se lleva a la Virgen de la Estrella en Romería a la Hacienda de Torrijos en una carreta. En fecha tan señalada es cuando Conde acompañó a Adriana en oír misa en la capilla de la finca. En el año 2000, el Papa Juan Pablo II celebró el IV Centenario del Hallazgo del Cristo de Torrijos concediendo la Indulgencia Plenaria a todos los que participen desde ese monto en ritos dentro de la Capilla de la Hacienda o recen un Padrenuestro en ella.

La Capilla ha sido visitada por distintas personalidades a lo largo de la Historia. En 1877 por la Infanta Paz, hija de Isabel II y en 1908 por el entonces Príncipe de Asturias Alfonso, hijo de Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. En los años 80 recibió la visita de los Reyes Balduino y Fabiola de Bélgica. El matrimonio regio belga eran muy amigos de los abuelos de Adriana Torres lo que hizo que se especulase con una relación entre ella y el hoy rey de Bélgica, Felipe. Lo cierto es que era una relación bien vista por Fabiola, pero no cuajó.

La heredad de Casa Mendaro se edifica sobre una antigua quinta romana. Posteriormente pasó a ser una fortaleza mozárabe perteneciente a “Torija Tabaraid”. Tras la reconquista cristiana el territorio pasó a manos de Alfonso X el Sabido que cede la Hacienda en 1523 a Nuño González de Lara ‘El Bueno’. En 1282 María Alonso Coronel llevaba de dote en su boda con Alonso Pérez de Guzmán, ‘Guzmán el Bueno’, la mitad de la Hacienda. En 1350 esta mitad de la Hacienda la llevaba María Fernández Coronel como dote en su boda con Juan Alfonso de la Cerda Señor de Gibraleón, y nieto de Guzmán el Bueno. A finales del siglo XIX la Hacienda pasa a manos de José María Diosdado y del Castillo del que descienden los padres de Adriana, los Marqueses de Casa Mendaro.

Adriana Torres Silva/ Instagram. 

Este título fue concedido por el Rey Amadeo I de Saboya, el 11 de junio de 1872, a José Santiago Mendaro y Rossi, siendo una de las pocas dignidades nobiliarias que concedió este monarca venido de Italia y que estuvo muy poco tiempo ciñendo la corona española. En 20 de junio de 1952 se expidió carta de sucesión a favor de José María Mendaro Diosdado, Marqués de Angulo. El BOE de 10 de mayo de 2016 publica la Orden JUS/682/2016, de 27 de abril, por la que se manda expedir, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, Real Carta de Sucesión en el título de Marqués de Casa Mendaro a favor de doña María Adriana Torres y de Silva, por fallecimiento de su madre, doña Luisa Fernanda de Silva y Mendaro.

COMPARTIR: