20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los medios afirmaron que este apoderado estaba interesado en la casa de Isabel Pantoja por su amistad con los Rivera-Ordóñez, relación que desmiente

El empresario taurino José María Garzón niega que vaya a comprar a Kiko Rivera su parte de la finca Cantora

Exclusiva José María Garzón.
José María Garzón.
El día de su cumpleaños, el pasado 9 de febrero, Kiko Rivera fue visto entrando en una notaría. A partir de ahí, varios medios han asegurado que el Dj tenía la intención de vender su parte de la finca 'Cantora', el 47'6 %, al empresario taurino José María Garzón que, según los mismos medios, estaría relacionado con sus hermanos de padre Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez. 'Elcierredigital.com' se pone en contacto con Garzón que lo niega todo.

La guerra entre Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja podría escribir un nuevo capítulo. El pasado martes 9 de febrero, el Dj cumplía 37 años y sorprendió a la prensa acudiendo a un notario. Según han publicado varios medios de comunicación, el hijo del malogrado Francisco Rivera 'Paquirri' estaría pensando vender su parte de la finca 'Cantora', 47'6 %, a José María Garzón, un empresario taurino supuestamente cercano a sus hermanos por parte de padre, Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez, hijos del torero y de la también fallecida Carmina Ordóñez.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con este importante hombre del mundo del toro y ha negado tajantemente que estuviese interesado en esto. "No conozco de nada a Kiko ni a sus hermanos. Yo estoy en Madrid, así que no sé de dónde ha podido salir eso y cómo es que lo han publicado varios medios sin contrastarlo", afirma Garzón a este periódico, asegurando que no quiere "saber nada más de este tema". 

Sevillano de 47 años, José María Garzón ha conseguido destacar en la Fiesta por su labor administrando plazas de la importancia de Córdoba, Alcobendas o Granada. También es el apoderado de Paco Ureña, uno de los principales diestros en el escalafón actual. 

Las posibilidades de Kiko Rivera

Hace unas semanas, el abogado de familia Alberto García Cebrián explicaba para Elcierredigital.com cuál era el margen de maniobra de Kiko Rivera con respecto a la finca Cantora. 

Kiko Rivera y sus hermanos Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez. 

"Respecto de la finca pesa una hipoteca millonaria, por lo que ambos, Kiko e Isabel Pantoja, tienen limitaciones en cuanto al uso y disposición del derecho de propiedad. Todos los copropietarios pueden ejercer su derecho de uso, pero ninguno puede impedir la utilización de los demás", explica el letrado. 

"En este caso, Isabel Pantoja reside en Cantora junto a otras personas mientras que Kiko Rivera ni reside ni ha exigido a Isabel su derecho de uso, por tanto, en el plano legal, hoy en día, Kiko tácitamente está aceptando el uso de su madre. Y aunque Kiko podría reclamar su derecho de uso a Isabel, para ello es fundamental mostrar fehacientemente su oposición expresa al uso exclusivo de Isabel ya sea por burofax o requerimiento notarial", añade. 

"Kiko podría solicitar y los tribunales pueden llegar a acordar el uso compartido de Cantora, bien mediante un uso solidario (ambos pueden utilizarlo a la vez si es posible), bien mediante un disfrute sucesivo (periodos alternativos sucesivos para Isabel y para Kiko). Tal vez para Kiko no sea en este momento útil el uso compartido de Cantora, pero al menos sí le permitiría “hacer fuerza” en la negociación, pues en la situación actual Isabel tiene una posición más cómoda respecto de la finca, pues hasta la fecha disfruta de su uso y Kiko no se ha opuesto a ello", añade.

"La mejor opción para vender Cantora sería que Kiko e Isabel, ambos, acordarán la venta conjunta, lo que no es previsible dado el enfrentamiento que existe entre ambos en la actualidad. En defecto de acuerdo, siempre existe la posibilidad de que Isabel o Kiko insten por su cuenta una demanda de división de la cosa común para poner fin a la situación de copropiedad sobre el inmueble, pero se trata de un proceso judicial complicado, lento y costoso", recuerda.

Cantora.da

De ser Kiko quien venda sólo su parte, el 47'6 %, según García Cebrían "perdería mucho valor en el mercado inmobiliario al no adquirir el comprador el 100% de la propiedad".  "Además, hay que tener en cuenta que la hipoteca pesa sobre el 100% de la propiedad de Cantora, el posible comprador de un porcentaje de propiedad (el de Kiko o Isabel) compraría un porcentaje de propiedad hipotecada en su conjunto. El acreedor hipotecario (el banco) no tiene una parte de la hipoteca sobre Kiko y otra sobre Isabel Pantoja, la hipoteca grava la propiedad Cantora en su conjunto", remata.

COMPARTIR: