22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este bulo se hizo tan popular que incluso fue portada de una revista del corazón y la actriz española tuvo que aclarar en directo que era mentira

Veinte años de la primera 'fake news': una historia entre Ricky Martin, Concha Velasco, un perro y una mermelada

Ricky Martin con un perro en una imagen de archivo.
Ricky Martin con un perro en una imagen de archivo.
Hace dos décadas, casi toda España aseguró haber visto un programa de televisión que nunca existió: Ricky Martin pretendía sorprender a una de sus fans en 'Sorpresa, Sorpresa', pero era mentira. Caía en la trampa cuando al salir de un armario se encontraba a una chica que jugaba a un extraño juego con su perro. El bulo llegó a ser tan intenso que la entonces presentadora del programa, la actriz Concha Velasco, tuvo que dar explicaciones en directo.

Hace 20 años a las fake news se les llamaba leyendas urbanas. Antes de que existieran las redes sociales, los bulos se transmitían al viejo estilo, el boca a boca, la trasmisión oral. Hoy, el término fake news hace referencia a esas noticias, con evidente mala intención que surgen en las redes sociales en momentos delicados y sirven para desviar la mirada de alguna realidad incómoda. Los ciudadanos se han acostumbrado a dudar sobre todo lo que leen y, en ocasiones, los bulos duran una mañana. La velocidad de las redes fagocita los temas así.

Las leyendas urbanas tenían una vida más duradera. No llegaban a los medios de comunicación tradicionales, pero durante años se mantenían en el imaginario colectivo. En ocasiones saltaban incluso de generación. Si la leyenda urbana incluía a un famoso, la cosa se ponía mejor, claro.

Hace veinte años la línea entre la leyenda urbana y una proto-facke news fue traspasada por un bulo que implicaba a un cantante famoso, un programa de televisión exitoso, un perro y un bote de mermelada.

La leyenda urbana decía que el cantante puertoriqueño acudió al programa Sorpresa Sorpresa, el más exitoso de Antena 3 en ese momento, para sorprender a una adolescente que, como tantas otras, era fan del artista latino. Como era habitual en el programa el plan estaba urdido por el círculo íntimo de la joven. El cantante tenía que ocultarse en un armario, algo que no le resultaría difícil, para salir del mismo y sorprender a su fan. Según la leyenda, la sorpresa o, mejor dicho, el susto se lo llevaba el cantante ya que la joven al llegar al cuarto se desnudaba y untaba mermelada en sus partes íntimas para que su perro se la lamiera.

La leyena urbana tomó tanto cuerpo que llegó a los medios tradicionales. Una revista del corazón, la desaparecida Sorpresa, que intentó trasladar cierto amarillismo británico a la prensa rosa nacional, llevó el asunto a la portada. Todo el mundo aseguraba haber visto el programa e incluso decían tenerlo grabado en vídeo.

Portada de la revista 'Sorpresa' con el asunto. 

La locura llegó a tanto que el propio programa desmintió el bulo en directo. La presentadora era Concha Velasco y se mostró indignada con el asunto. Algunos han desvirtuado la leyenda y se la adjudican a Isabel Gemio, porque la periodista presentó durante tres años pero el bulo surgió en el último año del programa, temporada en la que la actriz sustituyó a la Gemio, en un cambio de presentadoras que dio mucho que hablar en su momento.

Desde entonces, la leyenda se recuerda como un extraño caso de sugestión colectiva, dada la cantidad de personas que aseguraron ver las imágenes, y son muchas las ocasiones en las que los involuntarios protagonistas han hablado del tema. “Entré en mi peluquería de siempre y la peluquera me preguntó que cómo estaba y que qué fuerte había sido lo del programa de ayer. Yo no entendía nada porque el día anterior no había tenido programa, estaba haciendo teatro. Conforme se fue corriendo a la voz yo me cabreé mucho y más cuando me vi en esa portada, pero vamos, tantos años después, cuando todo esta aclarado y me sacan la gracia, me río, porque me parece surrealista todo lo que ocurrió”, contó Concha Velasco en una entrevista hace dos años.

Ricky Martin también se ha referido al asunto varias veces. El cantante no estaba en España cuando surgió el bulo y se llevó las manos a la cabeza la primera vez que lo escuchó. Cada vez que en alguna entrevista le han sacado el tema ha optado por reírse y mostrar tanta perplejidad como la actriz. Martin, de hecho, ni siquiera visitó el programa durante los meses que la Velasco estuvo al frente. Nunca vio a la chica y el perro saliendo del armario. De otros, saldría más tarde y sin bulos de por medio.

Veinte años después la historia queda como un recuerdo bizarro que provoca más risa que otra cosa, mientras vivimos rodeados de bulos malintencionados que, incluso, pueden afectar a comicios políticos.

COMPARTIR: