06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El periodista ha sido declarado legalmente padre del hijo de Ivonne Reyes, mientras que el valenciano no es vástago del cantante para la Justicia

Javier Santos, presunto hijo de Julio Iglesias, pide unión a Pepe Navarro para luchar juntos en sus juicios de filiación

Pepe Navarro.
Pepe Navarro. / Mediaset
Tanto Pepe Navarro como Javier Santos se ven marcados por un mismo problema: la Justicia hace oídos sordos a la información científica que éstos aportan. Legalmente Pepe Navarro es el padre de Alejandro Reyes, nacido de su relación con Ivonne Reyes, y Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias. Ambos quieren cambiar ésta realidad jurídica. Por ese motivo, Javier Santos ha hecho un llamamiento público al periodista para aunar fuerzas.

La historia de Javier Santos y Pepe Navarro es igual pero al revés. En ambos casos las decisiones judiciales parecen chocar con las evidencias científicas. El primero lleva años demostrando que es el el hijo de Julio Iglesias. En la actualidad está pendiente de un recurso presentado en el Tribunal Supremo tras considerar la Audiencia Provincial de Valencia que se trataba de un "hecho ya juzgado" debido a que en los 90 la madre de Javier, María Edite Santos, llevó a los tribunales por este motivo al intérprete de Hey

El caso de Pepe Navarro es similar pero su posición es distinta a la de Santos. Al periodista se la adjudicó judicialmente la paternidad de Alejandro, nacido de la relación que el presentador vivió con la actriz Ivonne Reyes. La venezolana se enfrentó judicialmente con Navarro para demostrar que su hijo lo era también del creador de Esta noche cruzamos el Mississipi.  Pepe Navarro se negó a hacerse las pruebas de paternidad. Igual que Julio Iglesias. 

Javier Santos.

Años después, el periodista cordobés se arrepintió de ese rasgo de prepotencia y decidió, instado por personas de su entorno, intentar resolver el problema. Dos pruebas de ADN demuestran que la "verdad científica" no coincide con la jurídica. Andrea Navarro, hija del periodista y su exmujer Eva Zaldívar, compartieron mesa y mantel con Alejandro Reyes y un detective se hizo con un cubierto usado por el joven que fue analizado en dos ocasiones arrojando la misma respuesta: Pepe y Alejandro no son biológicamente padre e hijo. 

Una historia similar a la de Javier Santos que también consiguió, mediante un detective, información genética de Julio José Iglesias que venía a demostrar biológicamente la filiación con Julio Iglesias. 

Tanto Pepe Navarro como el cantante se negaron a hacerse la prueba. Sin embargo, años después el ADN arrojaría verdades distintas en uno y otro caso. Mientras que en el del periodista confirman su postura en la de Julio Iglesias la contradicen. 

Alejandro e Ivonne Reyes. 

Ahí es donde empiezan los puntos en común con Javier Santos. Tanto Pepe como el valenciano se ven marcados por un mismo problema: la Justicia hace oídos sordos a la información científica que éstos aportan. Legalmente, Pepe Navarro es el padre de Alejandro Reyes y Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias. Ambos quieren cambiar ésta realidad jurídica. 

Mientras Javier Santos está a la espera del recurso que presentó en el Tribunal Supremo, Navarro ha visto como el recurso que presentó su hija Andrea al Alto Tribunal fue desestimado. Por este motivo Javier Santos, tal y como ha podido saber Elcierredigital.com, ha tendido la mano a Pepe Navarro para que, juntos, hagan fuerza y que los Tribunales tengan en cuenta las verdades científicas. 

Ciencia y Justicia 

Fernando Osuna, que desde hace años representa los intereses de Javier Santos, asegura que la unión con Pepe Navarro iría más allá de los coyuntural. "Esto interesa a más personas, no sólo a ellos que son los directamente implicados. Es necesario que en España se cree un Banco de ADN que facilite este tipo de situaciones", explica el letrado a Elcierredigital.com. 

Fernando Osuna y Javier Santos.

 "Debe haber juicios 'científicos', no puede ser que la legalidad vaya por un lado y la ciencia por otro y, luego, está el asunto del paso del tiempo. Son asuntos en lo que los años son clave para hacerse justicia, por eso no es ninguna locura pedir que se hagan juicios sumarios. Con una prueba de ADN, que es algo irrefutable no es algo imposible", puntualiza. 

Pepe Navarro y Javier Santos son dos caras de un mismo problema, cómo la Justicia y la ciencia parecen ir por caminos distintos en asuntos tan importantes como la filiación. 

COMPARTIR: