24 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Conde de París llegó a ser respetado por las instituciones de la República Francesa obteniendo incluso la Legión de Honor

Fallece Enrique de Orleans, el 'contrincante' de Luis Alfonso de Borbón por el inexistente trono del Reino de Francia

Enrique de Orleans y su segunda esposa Micaela
Enrique de Orleans y su segunda esposa Micaela / Europa Press
Enrique de Orleans falleció el 21 de enero en París, ciudad que da nombre al título de Conde que ostentaba. El aristócrata era el heredero orleanista al trono de Francia frente a Luis Alfonso de Borbón, candidato legitimista de los borbones. El Conde de París se ganó el respeto de la República Francesa frente al bisnieto de Franco cuya imagen está polarizada por su apoyo a la ultra derecha.

Enrique de Orlens falleció el 21 de enero en Paris. Fue el eterno candidato al trono inexistente de Francia. El país galo, a pesar de ser una de las repúblicas por antonomasia en Europa, ha disfrutado a través de los medios de comunicación, especialmente el Point de Vue ,una especie de Boletín Oficial de las monarquías estén o no en ejercicio, de los enfrentamientos de los tres hipotéticos herederos al trono del país: los descendientes de los Borbones, con Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú el frente; el descendiente de los Orleans, el Conde de París y los Bonapartistas, descendientes de Napoleón III, el último emperador de Francia, la última corona que se ciñó en Francia desde que en 1870 se proclamara la III República francesa.

Enrique de Orleans, conde de París, nació en Woluw-Saint-Pierre (Bélgica) en 1933. Pasó su infancia en el exilio. Vivió entre Marruecos, España y Portugal. En nuestro país, donde su familia pudo vivir gracias al especial estatus que les concedió Francisco Franco, Enrique de Orleans se aficionó a la pelota vasca, un deporte que practicó hasta una edad avanzada. En Portugal compartió exilio con los Borbones españoles que vivían en Estorial junto al Rey de Egipto y los últimos Reyes de Italia, lo que hacía que los lusos denominaran a la ciudad cercana a Lisboa como “el valle de los Reyes”. Especialmente vinculadas a España han estado dos de las hermanas de Enrique. Ana de Francia, casada con Carlos de Borbón-Dos Sicilias, primor hermano de Juan Carlos I que ocupado el puesto número 12 en la sucesión al trono español, y Diana de Francia casada con Carlos de Württemberg, cuñado de Enrique y que en 1983 vivió su propia bomba mediática cuando se anunció su divorcio en la prensa del corazón tras un cruce de acusaciones de infidelidades. Finalmente, el matrimonio superó, al menos de cara a la galería, su crisis.

Un 'Rey' admirado en la República Francesa

En 1946 el gobierno francés recién iniciaba la IV República tras la ocupación nazi dio permiso al joven Enrique para estudiar en Burdeos, fue el inicio de una relación de acercamiento entre el país el hombre que era heredero de los Orleans que reinaron en Francia en el siglo XIX. Fue en los años sesenta cuando el entonces Jefe de Estado galo, el General Charles de Gaulle comenzó a considerar a su padre como “representante de un período de nuestra historia” y revocó su exilio. Por primera vez en casi cien años los Orleans podían volver a pisar suelo francés.

Luis Alfonso de Borbón, candidato legitimista al trono de Francia/ Europa Press 

No sólo esto, además, el Gobierno comenzó a incluir al Conde de París en ceremonias de Estado como los desfiles del 14 de julio, la Fiesta Nacional francesa. De esta manera el Gobierno de la república convertía a los pretendientes orleanistas en figuras representativas del pasado, pero las desactivaba desde el punto de vista de las reivindicaciones políticas. Mientras esto sucedía Enrique se ganaba la admiración del pueblo francés luchando en la cruenta Guerra Colonial de Argelia, conocida por muchos como “El Vietnam europeo”.

En 1999 Enrique se convirtió en Conde de París a la muerte de su padre, cuyo entierre tuvo honores de Estado con la presencia del entonces Presidente de la República Jacques Chirac. Su buena imagen ante las instituciones francesas se hizo patente en 2009 cuando recibió la Legión de Honor, la más alta distinción de la República Francesa.

Mejor valorado que Luis Alfonso de Borbón

Esta imagen suya contrastaba con la de Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Franco y de Alfonso XIII que heredó de su padre el título de Duque de Anjou y se considera el heredero legítimo al trono francés. Los vínculos de los legitimistas con la extrema derecha les ha pasado factura.

Enrique de Orleans el día se su boda con María Teresa de Würtemberg en 1957. 

Enrique de Orleans se casó en dos ocasiones. La primera en 1957 con la aristócrata María Teresa de Würtemberg con la que tuvo cinco hijos. Su boda, celebrada en una localidad francesa de Dreux, la misma en la que décadas después se fundaría el partido de ultraderecha Frente Nacional. Para la sociedad francés tuvo visos casi de boda real. Una especie de reducto del pasado.

Enrique y María Teresa se divorciaron en 1984. El Conde de París se casaría por lo civil luego con Micaëla Cousino Quiñones de León con la que de facto mantenía una relación desde 1977. Pudieron casarse por la iglesia en 2009 después de un proceso de nulidad que duró décadas y que enfrentó a la familia Orleans, ya que algunos hijos tomaron partido por su madre.

Juan, cuarto hijo y heredero de Enrique, anunció con un “El Rey ha muerto ¡Viva el Rey!” el fallecimiento de su padre, el 21 de enero de 2019 justo el mismo día en el que se cumplían 226 años de la muerte en la guillotina de Luis XVI.

COMPARTIR: