05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

"Los derechos constitucionales a saber quién es su padre están por encima de la seguridad judicial", afirma el abogado Fernando Osuna

Los puntos fuertes que esgrimirá Javier Santos en su juicio por paternidad contra Julio Iglesias

Julio Iglesias.
Julio Iglesias.
La carrera judicial de Javier Santos para demostrar que es hijo de Julio Iglesias tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia a favor del cantante, continúa. Tanto el valenciano como su abogado, Fernando Osuna, están convencidos de que en instancias superiores la verdad científica, contrastada a través del ADN de Julio José Iglesias Preysler prevalecerá sobre la idea de que se trata de un hecho ya juzgado.

Después de que la Audiencia Provincial de Valencia diera la razón a Julio Iglesias en el caso de su posible filiación con Javier Santos, el abogado de éste, Fernando Osuna, prepara las líneas maestras para el próximo recurso ante el Tribunal Supremo.

Una de las cosas con las que cuentan es la verdad científica. “El ADN le da la razón a Javier, es hijo de Julio Iglesias científicamente hablando”, asegura a Elcierredigital.com.  “El ADN de Julio José Iglesias Preysler no tiene elementos codificantes, no se han revelado datos personales ni protegidos. Sólo se ha usado para saber si Javier es hijo de Julio Iglesias”, recuerda.

“Julio José Iglesias Preysler no es un extraño en este litigio, tiene intereses muy grandes. El juez de Valencia dio al principio la prueba de ADN por válida, después no, hay incongruencia procesal”, explica el abogado.

Fernando Osuna y Javier Santos. 

Desde el punto de vista de la cosa juzgada, Fernando Osuna recuerda que “en el primer proceso judicial no existía el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que es favorable a la verdad científica, por encima de la cosa juzgada”. “La causa de pedir ahora es distinta a la de hace 30 años, ya que hay una historia diferente, un ADN con 99 por ciento de acierto y cambios legislativos”, explica.

“No se agotaron todas las posibilidades sobre la paternidad, no se hicieron las pruebas de ADN ni otras importantes. La cosa juzgada en filiación es muy restrictiva, se pude destruir muy bien”, cuenta el abogado. Fernando Osuna está convencido de que las cosas irán mejor cuando el asunto llegue a instancias judiciales superiores.

“El Tribunal Supremo ha cambiado mucho en favor de los hijos no reconocidos y en igual sentido el Tribunal Constitucional. Los derechos constitucionales a saber quién es mi padre (art. 39), identidad, no discriminación, no indefensión (rt. 24), salud, están por encima de la seguridad jurídica, cosa juzgada”, asegura. “La filiación es materia de orden público por lo que tiene naturaleza de derecho constitucional. Es derecho natural e internacional”, puntualiza.

Además, recuerda el letrado que la actitud de Julio Iglesias también les favores. “Ahí está su comportamiento con la negativa a someterse a las pruebas de ADN, algo que ahora está mucho más castigada que en el primer proceso”, recuerda.

Javier Santos.

También está convencido de la forma en la que se obtuvieron las pruebas de ADN fue lícita ya que para tomar “una botella abandonada no hay que pedir permiso. Las pruebas pueden ser diabólicas en estos juicios ya que hay flexibilidad en la obtención de las pruebas”, explica.

Por otro lado, recuerda que la actitud de Javier Santos ha sido radicalmente distinta a la de Julio Iglesias. Las pruebas a las que se sometió por petición judicial demostraron que no es hijo biológico del que fue marido de María Edite y, además, hay “evidentísimo parecido físico entre Julio Iglesias y Javier Santos, padre e hijo”. Por si fuera poco, “las pruebas del Juicio anterior de paternidad en Valencia en 1991”, revalidan la filiación entre Iglesias y Santos. “La verdad científica, la realidad genética pesan más que la cosa juzgada”, recuerda.

Fernando Osuna, abogado de Javier Santos, asegura que su cliente “está tranquilo, tiene el convencimiento de que es hijo biológico de Julio Iglesias y nadie le va a privar de ese derecho y que la ciencia ha demostrado esa cualidad o condición de hijo y el Derecho también”.

“Mientras más dure esta contienda será peor para el cantante, se está ganando la antipatía de muchas personas por esa negativa infundada, y cada día que pase se verá incrementada su impopularidad”, añade el letrado. Además, cree que “este caso tiene mucho recorrido” y que al final “se vencerá en instancias superiores”, añade.

COMPARTIR: