06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El prestigioso médico forense Luis Frontela discrepa "profundamente del resultado de la autopsia oficial"

Mari Pepa, hermana de Cristina 'La Veneno': "Ella tuvo muchas personas nocivas alrededor en sus últimos tiempos"

Cristina Ortiz, la Veneno, en una de sus últimas apariciones públicas.
Cristina Ortiz, la Veneno, en una de sus últimas apariciones públicas.
El final del culebrón de Cristina 'La Veneno' podría estar cada vez más cerca de esclarecerse, gracias a la tenacidad de su hermana Mari Pepa Ortiz, después de dos años de recabar información sobre la muerte de la vedette. Su principal baza: un informe del prestigioso médico forense Luis Frontela.

La reapertura del caso de Cristina Ortiz, más conocida como La Veneno, tiene una protagonista indiscutible. Su hermana mayor Mari Pepa Ortiz. La historia de Mari Pepa es la de la una lucha casi a solas para intentar descubrir qué ocurrió realmente la noche del 5 de noviembre de 2016. Incluso contra el criterio de parte de su familia. “Mi madre y su abogado no quisieron apostar por una segunda autopsia aunque me ofreció yo a pagarla de mi bolsillo. Ha sido una lucha titánica, pero voy a llegar hasta el final”, asegura Mari Pepa a Elcierredigital.com.

Cuando Mari Pepa supo que Alín, el hombre al que algunos medios de comunicación, vinculaban sentimentalmente con Cristina en los últimos momentos, acudiría a contar toda la verdad sobre el final de la vedette en un bolo en una discoteca de León, como si de un ex concursante de Gran Hermano se tratase, se indignó y se puso en contacto con el promotor del “bolo”, el empresario Juan López que, arrepentido, se ofreció a ayudar a la hermana de La Veneno. A través de él conoció al abogado Fermín Guerrero, famoso por su defensa de Raquel Gago el crimen de Isabel Carrasco en León, pero finalmente la relación profesional no llegó a buen puerto. “Las cosas no iban todo lo deprisa que yo necesitaba debido a que su despacho tenía mucho trabajo” afirma Mari Pepa.

Empezó así una investigación Mari Pepa, sobre el entorno que que rodeaba a su hermana para recabar pruebas. Sin embargo, todo se precipitó cuando supo que el pasado mes de septiembre el Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid había solicitado la destrucción de los restos que se conservaban en el Anatómico Forense. En ese momento, la hermana de Cristina se puso en contacto con el prestigioso doctor Luis Frontela que realizó con los informes que tenía a su disposición una peritación.

El prestigioso médico forense Luis Frontela. 

Este periódico se ha puesto en contacto con el prestigioso forense que ha declinado hacer declaraciones al considerar que “aún es demasiado pronto”. Sí que ha querido confirmar que “discrepa profundamente” de los resultados de la autopsia que se realizó oficialmente tras el fallecimiento de la artista.

También contó Mari Pepa con la ayuda del conocido periodista experto en crónica negra Francisco Pérez Abellán, recientemente fallecido. De hecho, el famoso periodista dedicó algunos textos en Libertad Digital al trágico final de la vedette. “En la autopsia, la única que se le ha realizado, la herida no se describe con detalle, ni se justifica cómo fue el golpe, sino que simplemente se concluye que el origen de la muerte está en "lo que dice el expediente", y si se busca es lo que dice el joven. Por tanto, falta la explicación médico-científica, y en mi opinión se justifica un segundo examen” llegó a escribir en su momento.

“Mi hermana era un ser inocente y noble, era muy fácil de engañar y tuvo muchas personas nocivas alrededor”, afirma Mari Pepa Ortiz. “Le hicieron mucho daño y ella no era feliz en Madrid. La gente conocía a la figura, a la artista, pero no al ser humano. Ella lloraba porque sufría interpretando el papel de mujer ordinaria en televisión cuando en realidad era una persona sensible y gracias a ese personaje se abrieron muchos armarios en España”, afirma la hermana de Cristina La Veneno.

Cristina La Veneno durante una celebración del Orgullo LGTB. 

Ahora, el Juzgado de Instrucción número 53 tiene la palabra para iniciar una investigación sobre el final de Cristina. Un final nada claro y en el que pudieron ser claves alguna gente que rodearon a la musa de Pepe Navarro. “Estoy convencida que alguien quería intentar controlar la voluntad Cristina para sus intereses” explica Mari Pepa y añade que, “la madrugada del día 5 de noviembre ella llamó al teléfono contra el maltrato (016) y lo derivaron al 091 pero tardaron en presentarse”, confirma. “Ella había denunciado varias veces al que fue su pareja durante muchos años, Sergio, un hombre rumano con el que salió, pero nunca a Alín como han dicho muchos medios. Ése chico no era su novio, sino alguien que recogió de la calle por pena, lo que demuestra el buen corazón que tenía mi hermana”, explica la hermana de Cristina.

A la espera de que la justicia actúe, Mari Pepa tiene claro que su lucha por saber la verdad sobre el final de su hermana. “Desde luego si tengo que ir a Europa iré, pero quiero que se sepa qué ha pasado y tengo varios ases en la manga. Estoy preparada para lo que venga”, se muestra rotunda Mari Pepa.

COMPARTIR: