16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según una conocida publicación el exministro de Fomento de Aznar ha roto su matrimonio con María Porto quince años después de iniciar su relación

Álvarez Cascos, el exministro del PP que estaba en contra del divorcio, se separa por tercera vez

Álvarez Cascos y María Porto en la entrega de los Premios Princesa de Asturias en 2015.
Álvarez Cascos y María Porto en la entrega de los Premios Princesa de Asturias en 2015.
El que fuera uno de los hombres de confianza de José María Aznar, el político asturiano Francisco Álvarez Cascos, vuelve a ser noticia por su vida privada. Según una revista del corazón, el exministro se ha divorciado de la galerista Maria Porto. Para el líder de Foro Asturias es su tercer divorcio. Algo llamativo en alguien que, en 1981, se opuso desde el Congreso de los Diputados a la legalización del divorcio en España.

Francisco Álvarez Cascos, el que fuera Ministro de Fomento y Vicepresidente del Gobierno bajo el mandato de José María Aznar, vuelve a ser noticia por su vida sentimental. Según recoge la revista Semana el político asturiano ha puesto punto a final a su matrimonio con la galerista María Porto tras quince años de relación.

María y Álvarez Cascos se conocieron a finales de 2003. En diciembre de ese año la revista Diez Minutos publicaba unas fotos de la pareja con sus respectivos hijos. En esos momentos el entonces ministro aún estaba casado con cordobesa Gema Ruiz Cuadrado. La publicación de las instantáneas que probaban la relación entre ambos supuso el final del matrimonio del asturiano con la mujer a la que sacaba 27 años de diferencia.

María Porto, que hoy tiene 50 años, y el político de 72 se casaron en enero de 2006. A parte de los 22 años de diferencia también había un abismo ideológico entre ellos. María es hija de José Antonio Porto, militante comunistas. Además, su hermana Ana es socialista.

María Porto, según la citada revista del corazón, ha confirmado a sus amigos la separación: “Llevamos un tiempo separados, pero buena armonía”. Entre los motivos que habrían llevado al matrimonio a su fin estaría la distancia. Álvarez Cascos vive en Oviedo desde que montara el partido político Foro Asturias tras su turbulenta salida del Partido Popular. Por su lado, María sigue viviendo en Madrid donde trabaja en el mundo del arte. La madrileña llegó a dirigir la galería Marlborough entre 2000 y 2005 en la capital de España.

Álvarez Cascos y María Porto. 

Para María Porto es su segundo divorcio. Antes de su unión con el político del Partido Popular estuvo casada con Virgilio Cano que llegó a ser consejero de la comunidad de Madrid bajo la presidencia del socialista Joaquín Leguina.

Para Álvarez Cascos es su tercer divorcio. En su juventud estuvo casado con Elisa Fernández Escandón, madre de sus cuatro hijos mayores. Su matrimonio se rompió cuando Paco Álvarez Cascos se trasladó a vivir a Madrid e inició un romance con Cristina Amores.

Su polémico matrimonio con Gema Ruiz

Fue en 1996 cuando se divorció oficialmente para unirse con una joven militante del Partido Popular en Córdoba: Gema Ruiz Cuadrado. Gema y Paco iniciaron una relación que hizo las delicias de las revistas del corazón. El político y la joven estudiante de derecho se conocieron en un mitin en la ciudad natal de ella. Por esos días, Gema preparaba la boda con su novio de toda la vida. En unos días la andaluza suspendió el compromiso y se fue a vivir con el político a Madrid.

La boda entre Paco Cascos y Gema Ruiz, celebrada seis meses después se convirtió en todo un acontecimiento recién llegado el PP al Gobierno de España. Manuel Fraga Iribarne se negó a acudir. Una boda civil no estaba bien vista en el partido conservador y, además, a muchos no les gustaba que uno de sus militantes ocupara las  portadas de las revistas del corazón con asiduidad. Algo que recordaba a los escándalos de los últimos años del Gobierno de Felipe González.

Los mejores cronistas sociales, desde Maruja Torres hasta Carmen Rigalt, convirtieron al matrimonio Cascos en uno de sus principales objetivos y fueron muchos los que señalaban las incoherencias en las que incurría el entonces ministro en su vida privada.

Álvarez Cascos y Gema Ruiz. 

En 1981, cuando en el Congreso de los Diputados se debatía la Ley del Divorcio, fue el asturiano quien, como diputado por Alianza Popular, más duramente se opuso a que este derecho civil se legalizara en España.

“Para mí el principio es que la familia es indivisible. Lo que no se puede es hacer una regulación normal en el divorcio, cuando ni siquiera se respeta esa libertad individual de las personas a elegir su estado familiar. El Estado debe tener un código ético que es defender la familia indivisible, y luego debe arbitrar medidas para resolver esas otras situaciones. Contra lo que estoy es contra la forma de divorcio aprobada en España” llegó a afirmar en el hemiciclo. Esta ley que tan poco le gustaba en la Transición le ha permitido divorciarse en tres ocasiones. Una situación que recuerda a lo ocurrido cuando el Partido Popular se opuso a la legalización del matrimonio entre homosexuales para luego, años después, ver como algunos de sus dirigentes recurrían a esta ley para poder casarse como ocurrió con el vasco Javier Maroto.

Gema Ruiz aseguró en un programa de televisión que se enteró de la infidelidad de su marido tras recibir un sms que éste envió por error. La verdadera destinataria era María Porto. Tras su separación la cordobesa participó en los programas televisivos Mira quién baila y Sábado Dolce Vita. También vivió un polémico romance con el empresario sevillano Rafael Leflec. En 2012 se casó con el abogado Juan Díaz con el que ha tenido dos hijos y vive alejada de los medios de comunicación, mientras su exmarido vuelve a ser noticia por un nuevo cambio en su vida sentimental.

COMPARTIR: