10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juicio será en Londres solo por la custodia de los hijos de la pareja, el menor de los cuales es el heredero del jeque y está en manos de su madre

Estas son las famosas abogadas británicas que se pelearán en la guerra de la princesa Haya y el emir de Dubái el 30 y 31 de julio

La pareja se verá en el tribunal el 30 y 31 de julio.
La pareja se verá en el tribunal el 30 y 31 de julio.
La princesa Haya y el emir Mohamed bin Rashid se enfrentarán en los tribunales el próximo 30 y 31 de este mes de julio. Pero no discutirán por el divorcio ni por el dinero que ella se ha llevado, casi 40 millones de euros. Ambos litigarán por los dos hijos del matrimonio, Sheikha Jalila de 11 y Sheikh Zayed de 7 años. El emir quiere tanto a la niña como al niño. Serán los tribunales británicos los que determine, aunque la ley islámica da el derecho al padre sobre la mujer.

Pero la princesa Haya de Jordania quiere también tenerlos con ella y en Europa, en Londres, donde estaría refugiada y muy bien protegida no sólo por la reina Isabel de Inglaterra. Se dice que podría estar en la casa que compró el año pasado al lado del palacio de Kensington, pero también habría un segundo refugio secreto donde la princesa y sus hijos estarían protegidos para evitar que los hombres del emir se los llevasen por la fuerza de vuelta a Dubái como ya ha hecho en el pasado con otras mujeres fugadas de su familia, por ejemplo, con su hija Latifa, quien logró escapar de su padre y tras ser atrapada fuera del país fue encerrada en un centro de seguridad. Otra hermana, Samsa, también se fugó  e igualmente fue devuelta a la fuerza a su padre. 

Fiona Shackleton, a la derecha,  defenderá a la princesa Haya.

La pareja ha revelado en un único comunicado oficial  tras la vista privada que el pasado jueves se celebró ante el presidente de la División de la Familia del tribunal superior, Sir Andrew McFarlane,  que los procedimientos en los que están inmersos “se refieren al bienestar de los dos hijos del matrimonio y no al divorcio ni a las finanzas”. Por tanto, es eso es lo que se pretende concluir en el proceso judicial cuya audiencia está prevista para los días 30 y 31 de julio.

El hermetismo que ha rodeado este caso puede que se disuelva en este juicio tan peculiar. Un hermetismo que ha dado lugar a infinitos rumores. Se ha dicho que la  princesa Haya podría haber huido en parte por una posible relación con su guardaespaldas además de por los celos de su marido, el emir de Dubái. Pero no sería extraña la otra razón que apuntan los conocedores de ese régimen: la princesa temía por su vida y por la de sus hijos.  Y es que las anteriores mencionadas fugas de mujeres en la familia del emir que han terminado muy mal para suss protagonistas habrían alertado y abierto los ojos finalmente a la princesa Haya.

Helen Ward ha sido contratada por el emir de Dubai para ganar la custodia de sus hijos. 

Ahora, ante la situación, ambas partes han contratado abogadas de gran prestigio y trayectoria profesional, letradas muy famosas por haber llevado los divorcios multimillonarios de personajes famosos. Helen Ward y Fiona Shackleton han intervenido en separaciones como las del príncipe Carlos, Madonna, Paul McCartney o Bernie Ecclestone, entre otros muchos.  Ahora representan a Mohamed Bin Rashid y a la princesa Haya. Ward se hará cargo de la defensa del emir y Shackleton luchará para que la  princesa fugada mantenga a sus hijos en Europa con ella. De hecho esta abogada, Fiona Sackleton, es casi una más en la casa real británica, gestionó la ruptura del príncipe Carlos de Inglaterra y Diana Spencer y la del príncipe Andrés y Sarah Ferguson y asistió a las bodas de los príncipes Guillermo y Enrique.

A la espera del juicio, la princesa se mantiene vigilante y bajo protección. Su situación ha preocupado no solo  a la familia real jordana, sino también a la casa real británica y a todos sus amigos en España, donde Haya conoció a su todavía marido, el emir y actual primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos. Le encontró en  los Juegos Ecuestres Mundiales celebrados en Jerez en 2002.

El entonces feliz matrimonio tiene todavía lazos estrechos con nuestro país. Ella era asidua en su juventud a las fiestas y encuentros de la jet set en España.  El emir es uno de los hombres más ricos del mundo. Se calcula su fortuna en unos 14.000 millones de dólares y una mínima parte parece que ha querido invertirla en Extremadura en fincas para la cría de caballos, una pasión que ambos compartían.

A ella, su padre le regaló un potro a los tres años, cuando su madre falleció. Desde entonces, su amor por los equinos fue en aumento. Su participación en algunas competiciones internacionales la llevó a coincidir con personajes españoles como Cayetano Martínez de Irujo, a quien conoció en los hipódromos españoles que ella visitaba y con quien estuvo participando en los Juegos Olímpicos de Sidney. Ambos se hicieron buenos amigos. Pero Haya también conoció a Marta Ortega, la heredera del imperio Inditex, otra amazona y asidua a eventos y competiciones hípicas internacionales.

Esta mujer cosmopolita y amante de la buena vida, formada en la Universidad de Oxford, donde se graduó en Políticas, Filosofía y Económicas, se ha ido con 40 millones de euros y sus dos hijos. Ahora, luchará duro para mantenerse lejos del poder absoluto del emir  y a salvo con sus hijos.

COMPARTIR: