22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según ha sabido 'Elcierredigital.com' por fuentes vaticanas fue la Reina quien sugirió que el acto religioso durase una hora y media

Letizia Ortiz ordenó alargar la duración de la misa en el funeral por las víctimas del coronavirus

Los Reyes de España Felipe VI y Letiza Ortiz con sus hijas: La Princesa Leonor y la Infanta Sofía.
Los Reyes de España Felipe VI y Letiza Ortiz con sus hijas: La Princesa Leonor y la Infanta Sofía. / Bernardo Paz
Los Reyes Felipe y Letizia, acompañados de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, presidieron la misa funeral por las víctimas del Covid-19, que se celebró el lunes 6 de julio en la Catedral de la Almudena, en Madrid, a la que no asisten ni el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni el vicepresidente segundo Pablo Iglesias. Fue decisión de la Reina Letizia que la misa durase hora y media y así lo solicitó a los representantes del Vaticano en España.

Fue decisión de la Reina Letizia Ortiz alargar una hora y media la misa funeral en honor a las víctimas del Covid-19. Los Reyes y sus hijas presidieron un actor solemne y religioso lejos de los escándalos que asolan en los últimos meses a la institución monárquica, sobre todo en relación a Juan Carlos I.

Según ha podido saber Elcierredigital.com a través de fuentes vaticanas fue una decisión personal de la Reina Letizia el que la misa en memoria de las víctimas durase una hora y así lo solicitó. La esposa de Felipe VI cada vez se apoyo más en la fe. En su caso son sentimientos renacidos ya que durante años estuvo alejada de la iglesia.

No asistieron al acto ni el presidente del Gobierno ni el Vicepresidente Segundo Pablo Iglesias. En representación del Ejecutivo, acudió la Vicepresidenta Primera del Gobierno y Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo. Tampoco asistió nadie en representación de Podemos. Sánchez se encuentra de viaje en Lisboa donde ha almorzó este lunes con el primer ministro portugués, António Costa. Preguntado por su ausencia al funeral, el jefe del Ejecutivo español señaló que el Gobierno está representado por Calvo.

Meritxell Bater, Presidenta de la Cámara Baja/ Bernardo Paz.

A la puerta de la Catedral de la Almudena, los Reyes fueron recibidos por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella y el secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. Los monarcas entraron al templo por el pasillo de la nave central mientras sonaba el himno nacional.

Entre las altas instituciones del Estado, destacó la presencia de las presidentas del Congreso, Meritxell Batet -que a la entrada de la Catedral se detuvo a conversar brevemente con la Princesa Leonor y la Reina Letizia-, y del Senado, Mª Pilar Llop.

Carmen Calvo, Vicepresidenta Primera del Gobierno/ Carmen Calvo.

En cuanto a los partidos políticos, acudió el presidente del PP, Pablo Casado, el portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Edmundo Bal; y el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

También se encuentraron presentes el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González; el presidente del Tribunal Supremo y presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; la presidenta del Tribunal de Cuentas, María José de la Fuente, o el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, Miguel Ángel Villaroya.

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid/ Bernardo Paz.

Entre las autoridades locales, acudieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el vicepresidente, Ignacio Aguado; y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. También asistieron el director general de Humanización Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Alberto Tomé González; el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, o el exalcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano.

Igualmente, asistieron a la misa el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco; el subsecretario de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Antonio J. Hidalgo; el secretario cuarto de la Mesa del Congreso, Adolfo Suárez Illana; la subdirectora general de Relaciones con las Confesiones, Mercedes Murillo; y la presidenta de Patrimonio Nacional, María de los Llanos Castellanos.

Carmen Calvo y Meritxell Batet conversando con los Reyes y sus hijas/ Bernardo Paz.

A este listado se sumaron el director de la Policía Municipal de Madrid, Pablo Enrique Rodríguez; el comisario general, Teodoro Pérez; el director general de Emergencias, Enrique López; el jefe del cuerpo de bomberos, Rafael Ferrándiz; la jefa del Samur, Carmen Camacho, y el secretario general de la Unión Sindical Obrera, Joaquín Pérez.

Por parte de las confesiones religiosas, acudieron el secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana; el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Issac Benzaquen; el presidente de la Iglesia Evangélica Española, Alfredo Abad; el arzobispo metropolitano y vicario patriarcal de la Iglesia siriana ortodoxa de Antioquia en España, Nicolaos Mattiabd Alahad; el obispo de la Iglesia Española Reformada Episcopal (IERE), Carlos López; el delegado de ecumenismo de la Iglesia Ortodoxa Rumana de España y Portugal, Octavian Constantin Serban; y el representante de la Iglesia Evangélica Alemana, Simon Döbrich Wolfang.

José Luis Martíenz-Almeida, alcalde de Madrid/ Bernardo Paz.

La misa estuvo presidida por el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y es concelebrada por el presidente de la CEE y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, por el nuncio del Papa en España, Bernardito Auza, así como por otros 32 obispos, entre los que se encuentran algunos eméritos, como el cardenal Antonio María Rouco Varela, que fue arzobispo de Madrid.

COMPARTIR: