19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Falleció en la madrugada de ayer en su casa de Bali de un infarto

Muere Cris Lozano, el gran empresario de la noche de Madrid y hombre de Jesús Gil en Melilla

Cris Lozano junto a su exmujer Jacqueline de la Vega
Cris Lozano junto a su exmujer Jacqueline de la Vega
El conocido empresario de la noche de Madrid, Cristóbal ‘Cris’ Lozano Muñoz falleció a la edad de 70 años debido a un infarto esta pasada madrugada en su casa de Bali donde se encontraba. Fue muy conocido por sus salas de ocio en la capital de España y por unir sus fuerzas al polémico Jesús Gil y Gil, del que fue su hombre y de su partido ‘GIL’ en la ciudad autónoma de Melilla a finales de los años 90. Estuvo casado con la modelo Jacqueline de la Vega

Cris Lozano, como era conocido en el mundillo de la noche, era un personaje cuyos negocios de ocio han sido visitados por todos los personajes VIP's que acudían a capital de España, desde futbolistas, artistas o políticos. Una de sus primeras salas de ocio que triunfó en Madrid fue ‘Archy’, situada a escasos metros del Paseo de la Castellana en la céntrica calle del Marqués de Riscal. No había temporada durante esos años 80 en la que esta sala de Lozano no fuera visitada por músicos, diseñadores o cineastas, dando esplendor a las noches de la capital.

Esta discoteca nacida en 1986, controlada por los hermanos Lozano Muñoz (José era el gerente y Cris la imagen) que también regentaron ‘Coyote Lounge’ y ‘Buddha del Mar’, entre otros clubes. La sala resistió con glamour hasta los albores de los años 90. Fue cerrada por orden gubernativa por consumo de sustancias estupefacientes. 

Otra de las grandes discotecas controlada por Cris Lozano fue la antigua discoteca ‘¡Oh! Madrid’, situada a la entrada de la carretera que une Madrid con La Coruña, donde se divertía la clase alta madrileña y el famoseo ‘deluxe’. También bajo su poder de la noche inauguraron la sala "Mondino", en el barrio de Arguelles, justo en el mismo lugar donde a comienzos de los años 70 abrieron "Perfil", el pequeño disco-pub con el que iniciaron la conquista de la noche madrileña. 

Cris Lozano con Jacqueline de la Vega

Las amistades "peligrosas" de Cris

Lozano, un empresario de pro, sin embargo siempre tuvo ciertas amistades peligrosas, como ocurrió cuando unió sus fuerzas nocturnas con el polémico abogado Emilio Rodríguez Menéndez en la discoteca "¡Oh Madrid!". Al igual que en su día hiciera con el empresario Enrique Sarasola Lerchundi, el íntimo amigo del expresidente socialista Felipe González, con el que se asoció en el hipódromo de la Zarzuela de Madrid, donde se encargaba de los restaurantes y los locales de ocio.

‘Cris’ era un perfecto conocedor del ambiente que rodea la noche de Madrid de todo el mundillo de la farándula y el alterne. Eso era sabido por el controvertido propietario del Atlético de Madrid y exalcalde de Marbella, Jesús Gil y Gil, quien rápidamente lo captó para su partido ‘GIL’ (Grupo Independiente Liberal). 

Gil y Gil lo situó como candidato a la Ciudad Autónoma de Melilla en las elecciones de 1999. Llegó a un acuerdo con Mustaphha Aberchán, líder de la Coalición por Melilla (CpM), para repartirse el gobierno de la Ciudad Autónoma. Lozano consiguió siete diputados en las elecciones de 1999, siendo el líder del ‘Partido GIL’ y convirtiéndose en la fuerza más votada con diferencia por encima del PP y del PSOE.

Fue nombrado Vicepresidente de la Ciudad Autónoma pero duró escasos meses en su cargo ya que el médico Aberchán lo cesó por serios enfrentamientos entre ellos.

Cris Lozano en su etapa como político en Melilla

Lozano estuvo casado durante 14 años con la modelo mexicana Jacqueline de la Vega, que llegó a ser uno de los rostros imprescindibles de la televisión española. A pesar de su separación, mantenían una excelente relación. La pareja puso punto final a su matrimonio al inicio de los años 2000 sin tener hijos en su relación. Él tenía dos hijas de una pareja anterior y ella cumplió su deseo de ser madre junto al empresario Josu Fernández años más tarde.

Aunque había trasladado parte de sus negocios a la Marbella de Gil, se había retirado a la isla indonesia de Bali donde pretendía pasar los últimos días de su existencia, como desgraciadamente así ha sucedido. Lozano ya acarreaba problemas cardiacos antes del infarto que ayer le ha quitó la vida.

 

COMPARTIR: