24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La periodista siempre ha veraneado en Menorca, donde hasta hace escaso tiempo poseía una casa flotante privilegiada otorgada por Felipe González

Mercedes Milá: analizamos su situación financiera y patrimonial tras la muerte de su madre, la condesa viuda de Montseny

Mercedes Milá en el entierro de su madre.
Mercedes Milá en el entierro de su madre.
Mercedes Mencos Bosch, condesa viuda de Montseny, falleció el pasado 3 de agosto a los 93 años. Aunque a muchos el nombre y el título nobiliario que le acompañaban no les dice nada, se trata de la madre de los periodistas Mercedes y Lorenzo Milá. Sin embargo, además de ellos, Mercedes Mencos y su marido, José Luis Milá Sagnier, fallecido en 2012, dejan una larga estirpe formada por seis hijos, varios nietos y una influencia en Cataluña.

El condado de Montseny fue un título creado por el rey Alfonso XIII para uno de sus gentilhombres. En 1980, el padre de los periodistas solicitó la rehabilitación del condado, que Juan Carlos I le concedió tras los trámites pertinentes.

A la muerte del padre, Mercedes rechazó el título de condesa que, en lugar de pasar a manos de Clementina o Reyes, sus siguientes hermanas, lo solicitó José María, quien es el III conde de Montseny.  Sin embargo, económicamente a Mercedes Milá no le hace ninguna falta recurrir a títulos nobiliarios. Por ella mismo ha sido capaz de hacerse con un considerable patrimonio. Todo su emporio se instrumentaliza fundamentalmente a través de dos sociedades: Taramparo SL y Claustro 2007 SL, con las que posee unos activos de más de 6,2 millones.

La principal empresa de Mercedes Milà es Taramparo SL cuyo objeto social es la “promoción y divulgación de cualquier actividad artística, por si misma o con terceros, mediante la adquisición de derechos de propiedad intelectual de las obras que al efecto esté interesada”. Fue constituida en el año 1998 y con domicilio actual situado en su cuartel general en la calle de Claudio Coello, en el barrio de Salamanca de Madrid, muy cerca del Retiro, y donde pose también una plaza de aparcamiento. Esta sociedad instrumental, que utiliza MIlá para sus bolos televisivos, ha tenido una trayectoria creciente y millonaria en facturación. Sólo truncada en el último ejercicio. Así, en 2008 la facturación era de 804.863,80 euros, en 2009 se elevó hasta los 818.788,33 euros, en 2010 hasta los 1.063.774,29 euros para caer en 2011 hasta prácticamente la mitad, 546.640,35 euros.

Mercedes y su hermano Lorenzo en el entierro de su madre. 

A pesar de esta caída, el balance de la sociedad refleja una situación envidiable. Por el lado de los activos, superan los 4,86 millones de euros, con más de 802.000 euros en inversiones financieras a corto plazo, pero especialmente por inversiones financieras a largo plazo de 1,88 millones. A nombre de esta sociedad están registradas dos propiedades en Madrid capital y otra en Manzanares El Real, en la provincia de Madrid.  En la capital de España posee una vivienda de noventa y seis metros cuadrados (más buhardilla) en la calle Campomanes, en pleno centro, al lado del Senado, comprada en el año 2002. También posee un local comercial en la calle del General Gallegos, en la zona de Chamartin y muy cerca del Paseo de la Castellana. Este fue adquirido en el año 2004. Y en los alrededores de Madrid posee un palacete en la villa de Manzanares El Real, al sitio conocido como “El Cerrillo del Molino”. Tiene una extensión de 409 metros cuadrados y se compone de varias dependencias y habitaciones. Fue adquirida en el año 2006.

Propiedades escasamente valoradas en el balance de sus sociedades

Todas estas propiedades quedan reflejadas en el balance de Taramparo SL de un modo poco claro y no ajustado a la realidad: sólo figuran 318.678,02 euros en inversiones inmobiliarias y 938.744 euros de inmovilizado material. Por el lado del pasivo, casi todas estas inversiones están sustentadas por patrimonio propio, más de 4,82 millones en los que destaca 3,30 millones de resultados positivos de ejercicios anteriores y 1,21 millones de reservas, y tan sólo 29.300 euros de deudas con otros proveedores, ninguna de ellas financieras.

Esta sociedad instrumental de Mercedes Milá posee a su vez (al 100 por 100) otra empresa filial sólo dedicada la promoción inmobiliaria: Claustro 2007 SL. Así su objeto social es “la adquisición por cualquier medio admitido en derecho de todo tipo de inmuebles en general, y solares en especial, para la promoción urbanística”. También está domiciliada en la calle Claudio Coello de Madrid y fue creada el 14 de febrero de 2007.

Propiedades “fantasma”

Pero lo más relevante está en el balance, ya que posee en activos 1,65 millones de euros, sostenidos especialmente por 1,48 millones en deudas a largo plazo. Pero dentro de los activos, a pesar de ser una sociedad inmobiliaria y tener registradas siete propiedades “en construcción” en Mahón, llama la atención el no venir reflejado ningún activo inmobiliario en su balance, sino que la partida principal son los 1,33 millones de euros en existencias. También lo más llamativo de esta sociedad inmobiliaria de Mercedes Milà es que en seis años de ejercicio la partida de inversiones inmobiliarias es de cero euros, mientras que las existencias superan el millón de euros, algo muy difícil de explicar en una empresa de sus características.

Propiedad de Mercedes Milá en Menorca.

Fue en 2013 cuando la periodista perdió su casa de La Solana, a pesar de utilizar sus influencias y su poder mediático para “reconquistar” la casa que disfrutaba ilegalmente desde 2010. Se trata de un complejo de casas situadas a nivel del mar en la Rivera Norte del Puerto de Mahón y cedidas en su día, a precio de saldo, a una serie de vips por el Gobierno de Felipe González. Entre ellos, los hermanos MiláMercedes y Lorenzo, y los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel.

Mercedes Milá presentó en 2015 a la Autoridad Portuaria de las Islas Baleares un proyecto administrativo para “reconquistar” a toda costa la casa que durante años utilizó para su descanso y placer en el Puerto menorquín de Mahón. Pero la respuesta ha sido negativa. Una casa que le fue arrebatada por los Tribunales de Justicia tras un largo proceso judicial que duró hasta el mes de diciembre de 2013, fecha en la que, por fin, la presentadora sacó sus enseres de la posesión antes de que fuera desalojada por las Fuerzas de Seguridad del Estado, ya que la concesión que permitía su uso privado había caducado en 2010.

Todo indica que hoy Mercedes Milá ya da por perdida la batalla para seguir veraneando en la casa flotante, pese a que ha presentado todo tipo de recursos y proyectos para no tener que marcharse. La periodista se considera una “menorquina de adopción”, ya que ha veraneado habitualmente en la isla durante los últimos 18 años, al igual que su hermano, el también periodista Lorenzo Milá.

Ya en el verano pasado de 2015 la presentadora de Tele 5 no pudo gozar de esta primera línea de mar en Menorca. Y se alojó en el interior de la Isla, en una casa típica payesa en Sant Climent, a cuatro kilómetros de Mahón. Allí, en esta casa de campo, pasó las vacaciones junto a su hermano Lorenzo y sus sobrinos, a pesar de disponer de una espectacular vivienda de tres plantas situada en el centro de Mahon, que compró durante estos años de disputas en los Tribunales. 

COMPARTIR: