25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El empresario que cuidó y protegió a su amiga Marta Gayà vivía en Marruecos desde que comenzó a tener problemas legales en España por sus negocios

Muere Zourab Tchokotua, el "príncipe" georgiano en la Corte del rey Juan Carlos I en Mallorca y fiel confidente

Zourab Tchokotua, el amigo del rey fallecido.
Zourab Tchokotua, el amigo del rey fallecido.
Zourab Tchokotua, Zu, era amigo íntimo del rey emérito Juan Carlos I en la década de los 70 y los 80. El pasado jueves falleció en Rabat, capital de Marruecos, a los 82 años de edad. Tchokotua padecía una leucemía desde hace años, que finalmente ha sido la causa de su muerte.

Zourab Tchokotua,  amigo íntimo del rey emérito Juan Carlos I, falleció este jueves en Rabat, capital de Marruecos, a los 82 años. Tchokotua padecía una leucemía, que finalmente ha sido la causa de su muerte. Estaba casado con Marieta Salas, con quien tuvo un hijo llamado Igor que nació en Palma de Mallorca.

Zourab llegó a Baleares a mediados de los años 70 y a pesar de ostentar un supuesto título de príncipe georgiano o príncipe ruso, antes del desmembramiento de la Unión Soviética, nunca se pudo acreditar con certeza su origen regio, aunque estudió con don Juan Carlos en el mismo internado de la localidad alemana de Friburgo.

El rey Juan Carlos y al fondo Zu Tchokotua.

A Tchokotua los amigos le llamaban Zu y fue el principal mediador para que la comunidad de Islas Baleares cediera el palacio de Miravent a la Familia Real y pudiesen pasar allí sus vacaciones.

Lo logró gracias a su suegro Pedro Salas, expresidente de la Diputación mallorquina y empresario de gran éxito en las islas. Zu hizo dinero en los 70 y los 80 gracias a las operaciones inmobiliarias y las inversiones en petróleo.

El príncipe georginao era célebre por su magnetismo personal y tejió en torno al rey Juan Carlos una red de amistades que más tarde se conocerían como el Clan de Mallorca. Es decir, amistades en el entorno del monarca que "tocaban" sectores sensibles que en algún caso los llevaría al banquillo de los acusados.

Tchokotoua estuvo implicado en el escándalo del caso Los Almendros, una urbanización de lujo, que hizo que en 1978 un juez solicitase su ingreso en prisión por estafa. Finalmente, se libró de la cárcel y se declaró insolvente para no pagar a los afectados. Otro escándalo hizo referencia a la concesión de créditos ilegales en Thailandia.

Tras varios encontronazos con la Justicia decidió instalarse en Marruecos, donde conoció al rey Mohamed VI y como ya habían hecho en Mallorca, alguien lo bautizó como "amigo del Rey".

 

COMPARTIR: