25 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La actriz americana ha optado por seguir en Canadá y se ha hecho público que volverá al cine poniendo voz a un documental benéfico de Disney

Isabel II combate el escándalo del 'Mexit', la huida de Harry y Meghan Markle de la Casa Real Británica

Duques de Sussex.
Duques de Sussex.
Sandringham, la residencia invernal de la reina Isabel II, será el escenario donde la monarca inglesa ha convocado a su hijo Carlos y sus nietos William y Harry para poner orden ante un escándalo que ha dado en llamarse Mexit, basado en la decisión de los Duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, de retirarse de la Casa Real para vivir de su trabajo. Eso sí, sin renunciar ni a su partida presupuestaria ni al puesto de sexto en la línea de sucesión al trono del Reino Unido.

El príncipe Carlos, el príncipe William y la reina Isabel II se han visto cara a cara con Harry en Sandringham, residencia de invierto de la monarca. Ha sido la primera vez que el duque de Sussex se enfrente a su familia después de que se hiciera pública la noticia de que él y Meghan Markle dan un paso atrás como miembros de pleno efecto de la realeza. Ella sigue en Canadá desde donde, según algunos medios ingleses, conectó con su familia política.

De entrada, las cosas no le están yendo mal a la actriz ya que, según The New York Times, ha firmado un contrato con Disney para poner voz a un documental con finalidad benéfica.

La actriz americana ha entrado con la decisión de abandonar las obligaciones reales, en la lista de otras mujeres que provocaron terremotos en el epicentro de la monarquía británica. Wallis Simpson, que provocó la abdicación de Eduardo VII, y Lady Di, la madre de su marido, fueron las precedentes.

Isabel II. 

Ya su boda en 2018 causó impacto. No tanto por la profesión, ya que no es la primera actriz en convertirse en princesa, o por no pertenecer a la realeza, como por su carácter. La actriz aseguró que quería mantener su profesión y estar preocupada por la causa feminista.

Desde el principio su actitud ha despertado críticas entre los británicos, sobre todo en contraposición con su cuñada Kate. La decisión de no incorporarse después de dar a luz a la agenda oficial y el elevado dinero que dispensó durante 2019 indignaron a muchos y algún grupo político pidió explicaciones desde la Cámara de los Comunes.

Poco se sabe del contenido de la conversación que Isabel II mantendrá con su hijo Carlos y sus nietos. Daily Mirror apuesta porque la soberana inglesa dará a elegir al Duque de Sussex entre todo y nada. Es decir, asumir todas las obligaciones del cargo y renunciar a todo.

Megxit como ya le llaman, contracción de las palabras Meghan y Brexit, al escándalo ha generado la repulsa de la sociedad inglesa y generado una ruptura entre la nueva generación de miembros de la Casa Real. William que siempre había apoyado a su hermano ha hecho valer su papel de segundo en la línea de solución a la corona del Reino Unido. “Toda la vida he puesto mi brazo alrededor de mi hermano y ahora no puedo hacerlo más. Somos entidades separadas”, ha expresado el Príncipe William.

William y Harry. 

Daily Mail recoge por su parte recoge una reflexión que el Duque de Cambridge habría realizado a su entorno más íntimo: “Harry está bajo una intensa presión para elegir. Es triste. El ama a la reina. El ama este país. Él ama todas sus cosas militares y creo que realmente le romperá el corazón irse. No creo que eso sea lo que realmente quiere. Creo que quieren una casa a mitad de camino”.

Según los rotativos ingleses, William y Kate culpan a la actriz americana de obligar a Harry a tomar una decisión en contra de su voluntad. Aunque está preocupado por su hermano, también se dice que William lo está por la mayor carga de trabajo que la renuncia de Harry traerá para otros miembros de la familia, incluidos el mismo y su esposa.

En la futura corte de Carlos de Inglaterra, los Sussex habrían tenido un papel importante. En privado, William y Harry siempre sintieron que la percepción pública de ellos como los 'niños' de Diana marcados ​​para el resto de sus vidas por la tragedia. Eran un binomio Un pack. Siempre se han apoyado mutuamente, pero siempre han tenido diferentes formas de manejar las cosas, y diferentes caminos.

Según publicó un tabloide, la aparente armonía despareció cuando Harry abandonó el ejército en 2015 y se sintió sin hueco en la Casa Real. Según esta información fue Kate quien reunió a los hermanos, especialmente cuando colaboraron en una campaña de salud mental, Heads Together. Pero otros dicen que fue solo un yeso en una herida supurante que fue reabierta cuando Meghan entró en escena y Harry tenía que defender a su propia familia. The Mail entiende que mientras William siente que tanto él como su hermano se han visto profundamente afectados por la muerte de Diana, Harry parece incapaz de seguir adelante con su vida.

COMPARTIR: