18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tony, nieto de Fidel, pasea por la Riviera Maya, Barcelona, Madrid o Panamá, maneja un BMW y se monta en un lujoso yate

La lujosa vida de los Castro: Vilma, la nieta de Raúl, alquila una lujosa mansión en La Habana por 650 dólares la noche

Tony Castro, nieto de Fidel, y Vilma, nieta de Raúl Castro.
Tony Castro, nieto de Fidel, y Vilma, nieta de Raúl Castro.
La familia Castro es noticia en las últimas semanas por su lujoso estilo de vida mientras su país, Cuba, inicia una incierta transición sin que mejore por el momento su situación económica. Vilma, la nieta de Raúl, alquila una lujosa mansión en La Habana por 650 dólares la noche mientras Tony, nieto de Fidel, lleva una lujosa vida, pasea por la Riviera Maya, Barcelona, Madrid o Panamá, maneja un BMW y se monta en un ostentoso yate.

Mientras Cuba empieza a escribir un nuevo capítulo de su historia con una nueva Constitución y, en teoría, una mayor apertura económica, la familia de los dictadores Fidel y Raúl Castro, que se sucedieron en el poder, ocupa desde hace semanas los titulares por su lujoso estilo de vida. A pesar del poder que siguen acumulando en la isla, la indignación se ha hecho patente. Según algunas fuentes, el nuevo presidente del país Miguel Mario Díaz-Canel, aunque obviamente unido a los Castro, está permitiendo que la prensa publique hasta cierto punto noticias sobre la familia.

Raúl Castro, su hija Deborah y su nieta Vilma / Cibercuba

Ahora ha sido el portal Cibercuba el que pone el foco sobre Vilma Rodríguez, hija del ex presidente Castro. En su reportaje habla del nuevo negocio de la nieta del que fuera todopoderoso mandamás de la isla. Se trata de una mansión de lujo en La Habana que alquila para turistas.

Anuncio en Airbnb de la casa de Vilma. 

La casa de Vilma Rodríguez está ubicada en la calle 20 y la 7ª avenida, en el barrio de Miramar. La vivienda cuenta con 4 cuartos (2 master suite con terraza privada y 2 habitaciones dobles) y 5 baños. En la plataforma Airbnb su dueña la promociona como Casa Vida, y explica algunos "pequeños" detalles que la hacen especial. La casa ofrece servicios 24 horas e incluye desayuno y otros elementos que podrían interesar a los huéspedes como minibar bien surtido, en un país que vive una crisis alimentaria, servicio de té y cafetera nespresso, y sábanas y toallas de algodón de alta calidad, entre otros.

Vilma ha puesto varias reglas a sus huéspedes: todos deben identificarse con su pasaporte en el momento de entrar, les permite hacer fiestas siempre que avisen con 24 horas de antelación, ningún invitado podrá entrar a la propiedad si antes no muestra su identificación y nadie accederá a la cocina. Para entrar 3 horas antes a la casa hay que pagar 20 dólares extras; las toallas no se pueden sacar y si se pierden, cobran 40 dólares por cada una.

Casa Vilma / airbnb.com

Tampoco son permitidos la pornografía, ni actos relacionados con la corrupción, tráfico o lo que el Gobierno de la Isla considera "ilegal". Por si fuera poco, los huéspedes deben ser muy cuidadosos porque cualquier daño puede tener un cargo de hasta 562 dólares.

Vilma es, además, una cliente de Airbnb. En su perfil pueden encontrarse algunos de los viajes que ha dado en los últimos tiempos y los lugares que ha elegido para hospedarse en ciudades Como Ginebra (Suiza), París (Francia) y Nueva York (EE.UU).

Según puede leerse en los comentarios de los propietarios de los inmuebles en los que ha estado, Vilma es catalogada como una buena huésped y las estancias se han producido entre el 2014 y el 2017.

Piscina de la casa de Vilma / airbnb.com

La casa donde estuvo en Ciudad de México, por ejemplo, de 3 dormitorios, 6 camas y 3 baños, se alquila por unos 544 euros la noche.

La nueva generación de los Castro

Vilma Rodríguez Castro es hija del teniente coronel Luis Alberto Rodríguez López Callejas y de Deborah Castro, una de las hijas de Raúl y Vilma Espín. Es, además, hermana de Raúl Guillermo Rodríguez Castro, habitual en actos públicos donde asiste en calidad de guardaespaldas de su abuelo, Raúl Castro. 

A López Calleja le llaman el cerebro financiero de la familia Castro. Dirige GAESA, el grupo empresarial de las Fuerzas Armadas que controla la mayor parte de la economía cubana, y está a cargo del proyecto de inversiones en el puerto de Mariel.

Casa de Vilma / airbnb.com

No es casual que el exyerno de Raúl saliera en el listado de los hombres más corruptos del mundo elaborado en 2016 por el Proyecto de Informes sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP). Tampoco lo es que su hija Vilma aparezca en la plataforma Airbnb viviendo en Panamá, situación que le permite cobrar el dinero de Casa Vida en bancos de ese país. El dato recuerda, además, que uno de sus tíos por parte de su padre apareció en los informes de investigación Panamá Papers al frente de una de las compañías en paraísos fiscales.

La joven es, además, pareja del artista plástico Arles del Río, a quien en 2012 el Gobierno cubano le entregó un almacén de la calle 12, en el Vedado, para que construyera su galería-estudio. Del Río está conectado con las más prestigiosas galerías estadounidenses. En 2015 un reporte de la agencia AP señalaba que el artista trabajaba con la prestigiosa casa de subastas Sotheby's y que una de sus piezas se vendió por 11.875 dólares.

Casa de Vilma / airbnb.com

Desde antes, en 2012, Vilma había captado el foco de los medios cuando apareció en Nueva York con del Río luciendo una cartera Louis Vuitton, reloj Rolex y zapatos Chanel. Cuando Ileana Ros-Lehtinen, congresista en ese momento, criticó al Gobierno estadounidense por concederle la visa a la nieta de Raúl, la prensa oficialista salió en su defensa.

El nieto de Fidel, una vida sin frenos

Tony Castro es hijo de Antonio Castro, el médico del equipo nacional de béisbol, y las fotos, que ya llevan meses publicadas, han causado polémica en las redes sociales después de ser reveladas por varios medios del sur de la Florida como El Nuevo Herald.

Tony Castro/ Instagram

El joven, que hasta donde se conocía era modelo, pasea por el mundo financiado quien sabe por quién, alegan los comentarios de los cubanos en redes sociales. Los cierto es que la familia Castro raramente muestra sus lujos en público, a excepción, al parecer, de los Tonys. Antonio Castro, el hijo menor de Fidel, hace algunos años se hizo noticia por los lujos excesivos en uno de sus viajes a Europa. A bordo de un lujoso yate se desplazó a la isla paradisíaca de Mykonos y luego a Bodrum, en Turquía, alquiló cinco suites en uno de los hoteles más caros, y sus guardaespaldas hirieron a un reportero turco que intentaba cubrir su estancia en la península de Anatolia.

Tony Castro navegando en yate/ Instagram

Tony, el más pequeño, quien tiene un parecido irrefutable con su abuelo, heredó el espíritu aventurero de su padre, y se la pasa viajando por el mundo y posteando instantáneas de los momentos más emocionantes de su vida. Su cuenta de Instagram, que hasta hace algunos días era pública, ahora la ha cambiado a privada.

COMPARTIR: