27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Don Juan Carlos I y Doña Sofía posan juntos por primera vez para felicitar las fiestas desde su abdicación en 2014

Analizamos la felicitación navideña de la Familia Real: se refuerza la idea del núcleo duro alejando a los Eméritos que posan por su cuenta

Como es tradicional en la Familia Real española, igual que en otras monarquías europeas, los monarcas felicitan las fiestas navideñas mediante un “Christmas”. En esta ocasión, se trata de una fotografía del núcleo duro de la corona: los actuales Reyes Felipe y Letiza y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Los reyes eméritos, por su parte, posan juntos para una felicitación por primera vez en años.

Como todo en la Casa Real, nada en la imagen es improvisado. Felipe VI y Letizia Ortiz transmiten la idea  de familia sencilla y unida lejos del boato habitual que suele rodear a la monarquía. Una vez más,   posa  el núcleo duro de la Corona, el matrimonio real con sus dos hijas. El mensaje es claro: ellos representan el presente y el futuro de la institución monárquica en España.

El marco también es importante. Los Reyes han elegido una imagen de su visita a Covadonga durante la entrega de los últimos Premios Príncipe de Asturias. Recordemos que el lugar es importante para los miembros de la Familia. La Reina Letizia es asturiana. Y, además, el título de Príncipe de Asturias es el histórico de los herederos al trono primero de León, luego de Castilla y por último de España. A todo esto, se suma el hecho de que la instantánea fuera tomada durante la visita que hizo la Familia Real al Principado con motivo de la entrega de los últimos Premios Príncipe de Asturias donde la heredera al trono, la princesa Leonor, pronunció su primer discurso público, a la misma edad y en el mismo contexto que lo hiciera su padre: 13 años y los premios que llevan el nombre del título que ostenta. También el lazo histórico de Covadonga con la construcción de los primeros reinos cristianos es importante. Así, pasado, presente y futuro se unen en una imagen para lanzar el mensaje de continuidad dinástica e institucional en una época complicada para la monarquía.

«Con gran afecto y nuestros mejores deseos», una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo, reza la leyenda que acompaña la foto, en la que también han estampado sus firmas las niñas, con sus correspondientes títulos. La única novedad destacable con respecto a otros años es la inclusión del monograma de Don Felipe y de la Reina Letizia.

Los eméritos juntos de nuevo

Juan Carlos I y Sofía de Grecia realizan una felicitación aparte. Desde la abdicación de don Juan Carlos en 2014, las felicitaciones de los Reyes Eméritos se basaban en imágenes de temática religiosa. Este año por contra, han decidido utilizar una imagen donde aparecen juntos, algo cada vez más extraño salvo en ciertos acontecimientos públicos como el reciente cuarenta aniversario de la Constitución. Con esta instantánea, puede que los Reyes Eméritos intenten mantener la idea de unión que durante su reinado siempre proyectaron a pesar de las continuas y públicas infidelidades del monarca.

En la fotografía, captada el mes pasado ante los jardines del Palacio de la Zarzuela, el Rey Juan Carlos posa de pie,  con una insignia de la bandera de España en la solapa y gesto algo serio; a su derecha, le acompaña una reina Sofía sonriente, con las manos entrelazadas, tal vez contenta de conseguir por un momento algo que era imposible desde hace años. Aparecen las firmas "Juan Carlos" y "Sofía" bajo la frase  "Felices Pascuas y Año Nuevo", a la que han añadido "2019".

COMPARTIR: