16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta medida puede provocar que los turistas elijan otros destinos como Turquía, Egipto o Túnez

Benidorm se opone a la ecotasa turística en la región y pide que se aborde este tema en el Consell de Turisme

Ciudad de Benidorm
Ciudad de Benidorm
El consistorio municipal de Benidorm considera que el impuesto afecta de forma negativa a la competitividad de una industria que genera ya más del 13 por ciento del PIB y ha instado al Gobierno de la Generalitat Valenciana a consensuar con el sector todas las decisiones que se adopten en este ámbito.

La posible implantación de una tasa turística en la Comunidad Valencia ha sido recientemente  rechazada por el pleno del Ayuntamiento de Benidorm, que también ha aprobado una moción en la que pide al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, la “convocatoria del Consell de Turismo para que en su seno se aborde toda la problemática suscitada” por su posible aplicación.

Lourdes Casalles, portavoz del gobierno local y del grupo municipal popular, trasladó el lunes en la sesión ordinaria de agosto “el 'no' rotundo a un impuesto que grava las pernoctaciones y alojamientos reglados”, ya que, a según su parecer “empeorará los resultados turísticos de Benidorm y de toda la Comunidad”.

Casalles incidió en que el contexto que hay de “incertidumbre” debido al Brexit y las consecuencias que pueda tener en “otros destinos competidores” del Mediterráneo “se están fortaleciendo”. Además, la portavoz añadió que es “necesario mostrar el rechazo frontal a esta mal llamada tasa”.

Huida de los turistas hacia otros destinos

La llamada ecotasa, según el PP en la moción, podría acarrear problemas con los turistas, ya que puede propiciar que se prefieran elegir otros “países y destinos como Turquía, Egipto o Túnez que se están haciendo fuertes en el mercado vacacional” debido a que están siguiendo “la estrategia precisamente contraria: bonificar la llegada de turistas”.

Lourdes_Caselles

La portavoz del PP, Louders Caselles 

El documento recoge que la implantación de este impuesto, “tiene el rechazo frontal del sector turístico de Comunidad”, ya que podría afectar “negativamente a la competitividad de una industria que genera más del 13 por ciento del PIB y del 14 por ciento del empleo en la Comunidad Valenciana”.

Además, los populares argumentan en el texto que en la Comunidad Valenciana “el turismo es muy importante, por lo que el 30 por ciento de los contribuyentes de este nuevo impuesto será la propia ciudadanía valenciana en sus vacaciones”.

COMPARTIR: