29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los efectos de la plataforma de arrendamiento turístico afectan tanto al sector hotelero como al mercado inmobiliario, e incluso a los vecinos

La revolución de Airbnb: Las ciudades españolas se unen para frenar a esta aplicación de alquileres a corto plazo

Viviendas en alquiler vacacional en Airbnb.
Viviendas en alquiler vacacional en Airbnb.
El incremento de alquiler vacacional a través de la plataforma Airbnb ha provocado una serie de consecuencias que afectan al sector hotelero, al mercado inmobiliario e incluso a los vecinos de la zona. En los últimos años, esta aplicación ofrece alojamiento en más de 100.000 ciudades de más de 220 países y regiones. En total, hay más de siete millones de anuncios en la web.

Tras la pandemia, muchos propietarios de una vivienda se animaron a poner un anuncio en la plataforma Airbnb para aumentar sus ingresos ofertando la propiedad, completa o por habitaciones, a turistas o personas que se desplazan a otras ciudades por motivos laborales. Esta tendencia elevó considerablemente el número de clientes de la plataforma en la misma medida que disminuía la cifra en los establecimientos hoteleros.

Airbnb nació en 2008 y es una app destinada tanto a arrendadores como a arrendatarios. La plataforma actúa de intermediario para aquellas personas interesadas en alquilar un espacio y quienes buscan un lugar donde hospedarse

En los últimos 14 años, la aplicación no ha parado de crecer y está presente en más de 100.000 ciudades de más de 220 países y regiones, lo que equivale a un total de 7 millones de anuncios en la web. Los huéspedes pueden comentar su experiencia sobre su estancia para futuros clientes que estén interesados en alquilar la misma vivienda. La facilidad a la hora de usarla, la ventaja de comparar numerosas opciones y la elevada posibilidad de encontrar hospedaje en una zona concreta ha hecho que sectores como el mercado inmobiliario y el sector hotelero se vean afectados por el auge de este negocio.

Por otra parte, algunas personas que viven al lado de estas viviendas se sienten frustradas por los problemas que se generar a corto plazo en su vecindad, como el ruido, el deterioro de zonas comunes o el efecto indirecto del incremento del precio en el alquiler convencional. 

Airbnb, plataforma de alquiler vacacional.

Por otro lado, de acuerdo con el informe de la Universidad de Alicante, realizado por los investigadores Armando Ortuño y Juan Luis Jiménez (Universidad de las Palmas de Gran Canaria) ‘Las viviendas turísticas por las plataformas online: estado de cuestión', la presencia de Airbnb en las ciudades tienden a generar un aumento de los precios inmobiliarios y de los alquileres

Por este motivo, algunas grandes ciudades de España ya han comenzado a tomar medidas regulatorias y fiscales sobre Airbnb. Y algunos políticos locales se enfrentan a este tipo de problema de alquileres vacacionales.

Las condiciones de Airbnb

La plataforma presenta cuáles son sus normativas de reservas al inicio de su página web, entre ellas se encuentra que no se permiten reservas para estancias cortas si los huéspedes tienen que abonarlas. Además, en la mayoría de las ciudades, es necesario que la persona que quiera poner su anuncio en la web se inscriba en un registro para obtener una licencia antes de alojar huéspedes en su propiedad. 

Aún así, el propietario deberá cumplir la legislación establecida y revisar las normas de cada comunidad autónoma antes de publicar su anuncio en la plataforma ya que podría convertirse en un alojamiento ilegal que no cumple con los requisitos. Este es el caso de Palma de Mallorca, que en temporada alta de verano, muchas personas ponen su anuncio en Airbnb a pesar de ser un alojamiento ilegal.

Por otra parte, en la capital balear está prohibido el alquiler vacacional, impuesto por el ayuntamiento, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia derogó esta normativa. Como indica Cadena Ser, muy pocos pisos están regulados como alojamientos de turismo interior. El Consell de Mallorca realizará 200 inspecciones en pisos de Palma de Mallorca dedicados al alquiler vacacional y sus propietarios podrán enfrentarse a sanciones de entre 20.001 y 40.000 euros

En Barcelona, el gobierno aplica medidas de control para garantizar que las viviendas de uso turístico cumplan con la normativa local, como el registro como alojamiento turístico. El número de registro deberá indicarse en alguna parte del anuncio de Airbnb. Además, el propietario deberá presentar una declaración responsable en el ayuntamiento de su localidad. La capital catalana cuenta con 12 pisos de alquiler vacacional por cada 1.000 habitantes

En el mes de febrero, el Gobierno catalán obligó a eliminar 14.000 anuncios de viviendas turísticas que no estaban inscritas en el Registro de Turismo de Cataluña y no cumplían con la normativa de la plataforma. En total, se publicaron más de 16.000 alojamientos de los que un 33,3% no contaban con licencia

Casa de lujo en Barcelona, Cataluña. 

Respecto a Madrid, la normativa establece que es obligatorio registrar cada apartamento turístico o vivienda de uso turístico en el Registro de Empresas Turísticas y los propietarios deberán presentar la declaración responsable que confirme el cumplimiento con los requisitos de la Comunidad. 

Nuevo cambio en Airbnb

La plataforma ha introducido un nuevo cambio en la búsqueda de alojamiento: las categorías. Más de 50 etiquetas agrupan a 4 millones de alojamientos por todo el mundo. Esta innovación trata de animar a las personas a realizar nuevas actividades exóticas asociadas a este tipo de alojamientos. Existen lugares como un paraje tropical, desiertos e incluso dormir en una mansión de una estrella de Hollywood o de un cantante famoso. 

También hay etiquetas que añaden una experiencia concreta como puede ser casas con cocinas de chefs o viviendas que tiene un piano de cola, para aquellas personas que sean músicos. Además, se puede visitar todo tipo de apartados temáticos como un estudio de grabación o un taller de pintura para estimular la creatividad durante tu estancia. 

COMPARTIR: