13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La nueva legislación impide los paquetes "todo incluido" para limitar la venta de alcohol con sanciones de hasta 600.000 euros

Polémica en Baleares por la Ley contra los Excesos: Solo podrán venderse tres bebidas alcohólicas por persona

La Ley pretende acabar con los excesos en Magaluf.
La Ley pretende acabar con los excesos en Magaluf.
Baleares ya tiene su Ley para evitar los excesos del llamado 'turismo de borrachera'. Sin embargo, esta nueva legislación carga las tintas sobre los dueños de los establecimientos marcando un tope de alcohol a servir con la posibilidad de ser sancionados con multas de hasta 600.000 euros.Esto afecta a los famosos paquetes turísticos con 'todo incluido'. Por el momento, los viajes del Imserso se libran de verse afectados por esta nueva normativa.

La ley 1/2020 del 17 de enero ya es popularmente conocida en Mallorca como ‘La Ley de los Excesos’. Responde ésta a algo largamente acariciado por turistas, empresarios hoteleros y autoridades locales: Establecer un marco legal para controlar el desenfreno del turismo de borrachera que ha cambiado, para mal, la percepción de esta isla balear y su tradicional forma de turismo.

Los afectados por esta legislación serán los miles de establecimientos hoteleros y extrahoteleros ubicados en Plajta de Palma, Arenal y Magaluf. El Govern Balear, por el momento no ha hecho pública la cifra total de negocios afectados. El jueves 23 de enero se hizo público mediante el Butlletí Ocificial de les Illes Balears (BOIB) el contenido de este Decreto-Ley que ya ha entrado en vigor y que, básicamente, establece un tope de cantidad de alcohol que se puede dispensar a cada cliente. El parlament balear deberá convalidar esta ley en menos de un mes y, según la prensa local, el Ejecutivo Autonómico cuenta con los apoyos necesarios para que ésta se mantenga. Sin embargo, Jaime Martínez, exconseller de Turismo Balear con el PP, ha criticado la tardía puesta en marcha de la Ley en un duro artículo publicado en el diario El Mundo.

Se acabó el todo incluido

La ley afecta principalmente a los famosos paquetes de ‘todo incluido’ que los tour operadores suelen ofertar para los turistas que visitan el archipiélago. La nueva legislación, sin embargo, hace sus excepciones. Las contrataciones del Imserso y las comerciales específicas con un establecimiento en particular para seminarios, congresos, conferencias, convenciones o ferias, quedan exentas.

Para el resto, los hoteles sólo podrán incluir hasta tres bebidas alcohólicas para la comida y otra tres para la cena en su oferta de alojamiento. Sólo podrán vender bebidas alcohólicas de forma individual y respetando los precios que figuran en la lista. Por lo tanto, también quedan prohibidas ofertas tipo dos por uno y las famosas happy hours.

Noches de Magaluf. 

Según la ley, tanto la Guardia Civil y como la Policía Nacional y Local pueden encargarse de la aplicación de la norma. Los atestados de los agentes servirán para que se levanten actas de sanción, éstas pueden llegar a 600.000 euros o, incluso, el cierre del establecimiento.

Una de las actitudes que más preocupación generan con respecto al ‘turismo de borrachera’ es el conocido como ‘balconing’. La nueva ley también lo castiga. Los afectados, nuevamente, son los hoteleros y también los propietarios de alquileres vacacionales, que estarán obligados a informar a sus clientes de la existencia de esta prohibición. La posible expulsión de los infractores la debe ejecutar el propio dueño del establecimiento o de la vivienda vacacional. De no hacerlo será sancionado.

Los hoteleros en pie de guerra

La patronal hotelera de Mallorca ya se ha pronunciado. La presidenta de la Asociación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, pidió durante su visita en la pasada Feria de Turismo (FITUR) que se amplíe la campaña de comunicación sobre el decreto balear para incidir en su aplicación en tres zonas concretas de la isla y que no afecte al turismo familiar.

“Nos gustaría que hubieran ampliado más esta campaña de comunicación. ahora se están generando las dudas a las agencias de viajes por parte de los consumidores”, dijo Frontera. “Están confundiendo las zonas concretas con toda la isla de Mallorca o con las islas en general”, puntualizó.  

María Frontera. 

Por su parte, desde Consubal (Consumidores y usuarios de Islas Baleares) admiten que el decreto será muy difícil de aplicar. Especialmente artículos como el 3.3 que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a los establecimientos situados en el ámbito de actuación mientras que sí estará permitida a aquellos ubicados fuera de tal ámbito “aunque estén a tan solo unos metros”. Dudas sobre una Ley largo tiempo esperada y que, por le momento, genera más sospechas que certezas sobre el fin de los excesos en el turismo. 

COMPARTIR: