13 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dos castillos históricos son las dos grandes novedades de esta oferta enoturística para este año

La Ruta del Vino de Cigales por las tierras de Castilla cumple cinco años con interesantes novedades para el visitante

La Ruta del Vino de Cigales, una de las más asentadas para los enoturistas
La Ruta del Vino de Cigales, una de las más asentadas para los enoturistas
Es una de las rutas más desconocidas, pero no por ello menos interesante. La Ruta de Cigales, entre las provincias de Palencia y Valladolid, cumple cinco años de vida y una excelente salud. Esta propuesta enoturística ha experimentado un crecimiento en del 50% en el número de visitantes en los dos últimos. Y ante estos datos, no paran de ofrecer nuevos proyectos e iniciativas que buscan hacer todavía más interesante este recorrido.

Entre esas novedades, destaca la promoción de los “Castillos del Vino”, con la inauguración de dos espléndidos ejemplos vinculados al enoturismo. El primero, es, según Miguel Ángel García Velasco, gerente de la Ruta del Vino Cigales, un fantástico museo en Fuensaldaña referente de los Castillos de Valladolid, provincia con más castillos en toda España, entre ellos algunos tan espectaculares como el de la Mota, Peñafiel o Portillo…

En cinco años, la Ruta del Vino de Cigales ha experimentado un gran crecimiento.

También se acaba de inaugurar el Castillo Encantado de Trigueros del Valle con la aportación de Juan Villa,  ideólogo del castillo. Un espacio  concebido  para disfrutar, un auténtico  castillo del siglo XV ¿posiblemente encantado...? Juan Villa, creador del atrezzo del programa ‘Cuarto Milenio’ y  creador de efectos especiales y decorados para cine y televisión , ofrecerá una transformación completa del lugar para que el visitante, guiado por unos peculiares inquilinos, descubra una historia que entremezcla realidad y fantasía. 

Ruta para disfrutar también en familia

Se trata de una experiencia que, a diferencia de otras, es posible disfrutar en familia. Los más pequeños soñarán y se divertirán con estas creaciones mientras que los mayores podrán disfrutar de una ambientación completa con la que llevarse algún ligero susto. Curiosamente el Castillo Encantado aloja en su interior el lagar más antiguo documentado en la Ruta del Vino.

Pero además de las novedades que cada mes  se van incorporando a la Ruta, se mantienen y potencian sus atractivos de siempre. Los gerentes de la Ruta no olvidan que su “seña de identidad  son las bodegas tradicionales, muchas de ellas subterráneas”. Junto a estas,  la Ruta ofrece también un espléndido Museo del Vino en Mucientes, así como la Bodega Tradicional Cigales. No podemos olvidar tampoco  las Casas-Cuevas, originales estructuras donde vivían las familias con menos recursos y que se puede visitar una en Dueñas de forma intacta mientras que en Trigueros del Valle se va a realizar la segunda fase del Centro de Interpretación.

Interesante también para el turista e interesado en la Ruta de Cigales puede ser el Aula de las Abejas del Cerrato, un referente único para conocer estos increíbles insectos. Y para disfrutar la naturaleza nada como los “Seis ochocientos”, un programa que está organizando la Oficina de Turismo de Valoria la Buena para conocer los seis picos de más de ochocientos metros que tiene el municipio. Junto a ello, Los Monasterios de Santa María de Palazuelos y el de San Isidro de Dueñas, con la influencia Císter y que muestran la importancia del clero en el territorio.”

Un placer para los amantes de la naturaleza

Los amantes de la naturaleza encontrarán en esta ruta todo un paraíso. Todo el territorio por el que discurre la Ruta del Cigales es especialmente atractivo en lo que a paisaje y entorno se refiere.   Se ha creado una Red de Senderos que en muchos casos el agua es la protagonista, de hecho, el  Pisuerga  con sus impresionantes cortados  recorre esta zona y también el Canal de Castilla discurre por más de 200 kilómetros dentro de la Ruta.

Cada año aumentan los turistas que comparten momentos con los productores locales de la zona. 

Además, está el Canal del Duero y diversas fuentes que jalonan sus pueblos, junto a los pozos que servían para lavar en las bodegas subterráneas. Esta Ruta se ha planteado como objetivo a breve término afianzar el enoturismo deportivo con la cantidad de pruebas existentes y trabajar de forma conjunta con los adheridos a la Ruta del Vino y actividades como talleres fotográficos, visitas específicas a viñedos, senderismo, visitas guiadas en bicicleta, paseos a caballo, etc.”

En definitiva, la Ruta del Vino Cigales depara muchas sorpresas y no solo por descubrir sus vinos rosados y tintos, sus decenas de bodegas subterráneas, sus pueblos y villas encantadores, sus castillos, su naturaleza, su artesanía, su gastronomía… También por vivir sensaciones únicas que raramente se encuentran en otros lugares. Naturalmente, el vino y las bodegas son los principales protagonistas de la Ruta, aunque no los únicos. Y, por supuesto,  destaca la familiaridad y trato cercano con el visitante. La mayor parte de los bodegueros han heredado de sus antepasados la cultura del vino y muestran su vida a todo el que se acerca a sus tierras. 

COMPARTIR: