25 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un acuerdo firmado entre el empresario Antonio Catalán y el Ayuntamiento de la localidad navarra por 75 años posibilita este chollo público

La ganga del siglo: AC Hoteles paga 1.000 euros al mes por un palacio al Consistorio de Tudela

/ Antonio Catalán
Se han cumplido 25 años del acuerdo firmado por AC Hoteles y el Ayuntamiento de Tudela para que la compañía hostelera gestionase un palacete de alrededor de 3.500 metros cuadrados por el que abona poco más de 12.000 euros anuales. El cerebro gris de esta operación es el empresario Antonio Catalán, hoy al frente de NH.

El Gobierno de España no se atreve a abrir el melón de los topes de los alquileres, disparados por el escaso parque de viviendas públicas, mientras compañías privadas como AC disfrutan de todo un palacete público de más de 3.400 metros cuadrados sito en la segunda ciudad de Navarra a cambio de poco más de 1.000 euros mensuales. 

Este es el insólito acuerdo que firmó hace 25 años el Ayuntamiento de Tudela con el navarro Antonio Catalán, hoy al frente de NH. El empresario hostelero logró un acuerdo por 75 años con la gestión de la antigua sede de la Casa de Misericordia de Tudela, hoy convertida en un hotel de cuatro estrellas que oferta habitaciones dobles a cambio de más de 120 euros la noche. 

Desvela Diario de Noticias que AC apenas desembolsó 12.276 euros en 2022, que es un precio inferior al que exigen por alquilar un local de 50 metros cuadrados en la misma zona de Tudela. Poco antes del acuerdo firmado en 1998, el Ayuntamiento de Tudela pagó 135 millones de pesetas (810.000 euros) por comprar el edificio y, pese a las críticas de la oposición en el consistorio, sacó su gestión a concurso. 

Lo hizo después de que el equipo de Gobierno (UPN) hubiese hablado con Catalán, que reconoció su interés por hacerse con el control de este inmueble bajo la promesa de invertir para su rehabilitación alrededor de 500 millones de pesetas (3 millones de euros). 

Genio y figura

Antonio Catalán es uno de los escasos 'empresarios top' españoles que es capaz de hablar en público sin miramientos. Este emprendedor, natural de Corella, creó NH y preside en la actualidad su segunda creación de cadenas hoteleras, AC, que está coaligado con el gigante mundial Marriot. 

El empresario hotelero se convirtió hace unos años en las camareras de hotel, las renombradas como 'kellys', tras pedir en público que se mejorasen sus condiciones.

Tampoco se ha cortado a la hora de mostrar su simpatías hacia José Luis Rodríguez Zapatero, defender la subida de salario mínimo y apoyar la tesis de Alberto Garzón, que sostiene que el turismo español necesita mejorar su valor añadido para crecer por calidad en vez de por cantidad

Millones y malos tiempos

La muerte de su hijo Carlos a los 44 años hace unos meses golpeó con dureza a Antonio Catalán, que a sus 74 años tiene la luz pagada hasta los restos gracias a la venta de NH en 1997 por 96 millones de euros en 1997 y la del 40% de AC en 2019 por 140 'kilos'. 

Muy aplaudida es su visión empresarial, ya que aseguró que "si hay que ganar más a costa de sacrificar al personal, prefiero que ganemos menos". También aseguró que en la cadena hotelera que dirige "tenemos a muchas empleadas separadas con hijos que si por ejemplo tienen fiebre y no los pueden llevar a la guardería hoy no irán a trabajar y no se les descontará el día. En AC no hay ningún reloj para fichar".

Palos y deudas

Catalán ha combinado su olfato para los negocios con sus palos públicos a diversos políticos. En plena pandemia, en una entrevista concedida a eldiario.es, aseguró que en una crisis "la oposición tiene que estar para ayudar". 

Antonio Catalán. 

De Ada Colau no tiene buena opinión, ya que tilda de "dantesca" su gestión turística. Y peor mirada muestra sobre Santiago Abascal y compañía: "No sé qué es Vox. ¿Un partido político, una banda de perturbados?". 

Algunos políticos también podrían ponerle colorado por la situación de su compañía mercantil Anca Corporate, que tiene una deuda con Hacienda de 53,9 millones de euros. Al menos Catalán ha sido absuelto por el Tribunal Supremo de hacer frente del pago de 91 millones de euros de impuestos que no abonó la citada empresa. 

COMPARTIR: