25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue a partir de la desaparición en 1972 del líder de la Cámara de los Representantes de EEUU, Hale Boogs, cuando se despertó el interés por la zona

El misterioso 'Triángulo de Alaska': Más de 16.000 desapariciones en extrañas circunstancias en 33 años

El triángulo de Alaska cuenta con unas condiciones climáticas extremas
El triángulo de Alaska cuenta con unas condiciones climáticas extremas
Desde 1988 en el Triángulo de Alaska, el territorio comprendido entre las localidades de Barrow, Juneau y Anchorage, se han contabilizado más de 16.000 desapariciones. La media de personas y vehículos cuyo rastro se pierde en esta zona es el doble que en el resto del país. Desde la primera desaparición, en 1972, la gente ha teorizado sobre la posible causa detrás de este misterio y las tesis abarcan desde lo natural y geográfico hasta la pura conspiración.

El territorio que se sitúa entre las ciudades de Barrow, Juneau y Anchorage, en Alaska contiene bosques, montañas heladas, glaciares y tundras. Las condiciones climáticas de algunas de sus zonas hacen que parte de este triángulo esté prácticamente inexplorado. Pero además, las inquietantes desapariciones de personas producidas en los últimos 33 años han provocado un descenso gradual de las visitas por miedo a las posibles consecuencias.

Hablamos de que el estado más septentrional de Estados Unidos cuenta con la mayor tasa de desapariciones de todo el país. Desde 1988 se contabilizan unas 16.000 personas desaparecidas entre pasajeros de aviones, excursionistas, residentes y turistas. Lo impactante, además, es que la diferencia con la media es considerable. El número de personas pérdidas en este triángulo es 16 veces mayor al del resto de Estados. La tasa por cada mil personas es más del doble del promedio del país. Y por ello, los habitantes de la zona cuentan historias realmente aterradoras sobre lo que allí sucede. 

El triángulo de Alaska

En 1972 se produjo la primera de las desapariciones que llamó la atención de la población estadounidense. Un avión, en el que viajaban varios políticos, se esfumó en la ciudad de Anchorage. El líder de la cámara de representantes, Thomas Hale Boggs, y Nock Begich, congresista de Alaska, fueron las víctimas. El gobierno estadounidense llevó a cabo una operación de búsqueda a cargo de 40 aviones militares y 50 aviones civiles. La batida duró 39 días y no se encontraron ni escombros ni restos humanos que pudieran conducir a su paradero.

Sin embargo, esta no fue ni la primera ni la última desaparición en extrañas circunstancias. Unos años antes, en 1950, ya había desaparecido un avión militar con 44 pasajeros. En 1990, otra aeronave, con un piloto y cuatro pasajeros abordo, se esfumaba en el conocido como 'Triángulo de Alaska'. En ambos casos tampoco se encontraron evidencias de la posible causa ni del paradero de los tripulantes.

Avistamientos de OVNIs

Los sucesos extraños en este territorio no solo tienen que ver con las desapariciones completas de aviones y personas. Existen algunos informes de personal militar que afirman avistamientos de OVNIs. Algunos testigos testimonian la presencia de extrañas criaturas e incluso se cree que bajo las montañas se oculta una base alienígena subterránea. Otros piensan en la leyenda del 'Pie Grande' de Alaska. El Kushtaka se llevaría a los viajeros para acabar con ellos o convertirlos en seres iguales a él.

Teorías sobre las posibles causas

Las primeras tesis sobre los motivos que provocan las misteriosas desapariciones están relacionadas con las características geográficas de la zona. Estas localidades de Anchorage, Barrow y Juneau tienen un clima frío y hostil y su cercanía al círculo polar ártico hace que durante varios meses no se ponga el sol. Esta podría ser una posible explicación ya que no se han hallado ni los cuerpos ni ropas ni vehículos.

Por otro lado, la teoría de los vórtices electromagnéticos defiende que los lugares cercanos a los polos, al ecuador y a placas tectónicas emiten unas corrientes electromagnéticas extremas que podrían provocar confusiones, visiones y desorientación en las personas. Para los aviones estas corrientes podrían desajustar los motores y los instrumentos de navegación.

Los inmensos glaciares de este territorio podrían ser la causa de las desapariciones

Otra teoría cree que los glaciares son los responsables. En ellos, se esconden estructuras naturales contra las que podrían haberse encontrado repentinamente tanto los aviones como las personas. Trozos de hielo sólido que pueden desencadenar avalanchas mortales. Pero también esconden grietas de profundidad superior a la altura de un edificio en las que habrían podido caerse.

Otros teorizadores son más amantes del misterio, enfocando las razones en un posible peso inusual del aire, en patrones climáticos poco comunes, en los canales de energía de la ciudad perdida de Atlantis o en la presencia de extraterrestres, teorías que han forjado un sinfín de leyendas apasionadas. Lo único que parece claro es que de momento no se ha encontrado una explicación a los sucesos extraños del 'Triángulo de Alaska'.

COMPARTIR: