14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Buena gastronomía, bellos parajes e infinidad de bodegas para degustar y disfrutar de esta famosa denominación de origen

La leyenda y la historia son las protagonistas de las numerosas rutas enoturísticas en la zona de Rueda

Rueda, una de las zonas más potentes en enoturismo.
Rueda, una de las zonas más potentes en enoturismo.
Extendida a lo largo y ancho del margen izquierdo del río Duero. La Ruta del Vino de Rueda se encuentra en pleno corazón de Castilla y León y pertenece a la Denominación de Origen Rueda. La elaboración de vino en esta zona se remonta al siglo XI. Cultura y tradición marcan una historia que ha dejado un importante legado patrimonial en la Ruta.

Podemos encontrar desde antiguos templos mudéjares, conventos, el Castillo de la Mota en Medina del Campo, y sobretodo la impronta que ha dejado la importancia político-económica de esta región en tiempos del reinado de Isabel La Católica, hasta la gastronomía, una fiel acompañante del vino.           

El legendario Castillo de la Mota en Medina del Campo.

La cocina tradicional y los productos de la gastronomía local se unen para ofrecer a los comensales platos como el cochinillo, las lentejas de la Armuñas, los quesos o la repostería tradicional.  

Las condiciones climáticas y las características orográficas de sus suelos convierten a esta zona en privilegiada para el cultivo de la vid, especialmente en la uva autóctona Verdejo. 

Verdejo es la uva autóctona de la zona. 

En los últimos años, la elaboración de los vinos con esta variedad se ha transformado y algunas bodegas han apostado por la fermentación en barrica. A pesar de que la variedad Verdejo es la autóctona, en la DO Rueda podemos encontrar vinos elaborados de otras variedades e incluso, vinos tintos y rosados.
La Ruta del Vino de Rueda está integrada por 18 municipios que ofrecen una gran riqueza turística e histórica. Esconde un total de 25 bodegas, algunas de toda la vida y otras más modernos, que apuestan por la innovación y el desarrollo.  

Los grandes grupos ofrecen su atractivo enoturismo 

Son numerosos los casos de grandes grupos bodegueros con una dilatada historia en el sector que han apostado en los últimos años por su inversión en Rueda. Dentro de ese triángulo de oro entre los municipios de Rueda, La Seca y Serrada o fuera de él, pero muy bien situadas para ser vistas por el turista. 

Bodegas Viore.

Hace algo más de una década el Grupo Vitivinícola Bodegas Riojanas empieza a elaborar vinos en la zona, pero es en el año 2016 cuando se inauguran las instalaciones de Bodegas Viore. El grupo ha querido apostar por el enfoque del enoturismo en sus instalaciones y tanto la situación, las vistas al viñedo, las instalaciones y su restaurante son para no perdérselas.

Emina Rueda es la bodega de vinos blancos y espumosos de Bodegas Familiares Matarromera. Se encuentra ubicada en Medina del Campo. Carlos Moro, hoy presidente de Bodegas Familiares Matarromera, comenzó a dibujar el alma de Emina a finales de los 90. El entusiasmo y la pasión hicieron posible la Bodega Emina Rueda para elaborar un nuevo tipo de vinos.    

Emina Rueda es la bodega de vinos blancos y espumosos de Bodegas Familiares Matarromera.

La bodega te propone distintas maneras para conocer las diferentes variedades de uvas, la historia y la tradición de los vinos verdejos en las Tierras de Medina. La visita Esencia Emina te enseñará las particularidades de la elaboración de sus vinos blancos. También podrás conocer su apuesta por la innovación a través de productos como los cosméticos.

 

 

La llamada de la mitología

Estas bodegas constituyen uno de los ejemplos más llamativos de preservación del legado y de la historia del vino en la zona. Los calados y galerías subterráneas como las de Bodegas de Alberto, del siglo XVII y con más de un kilómetro, suponen un espectacular recorrido por el subsuelo de Serrada. 

En este lugar podrás disfrutar y ver como se elabora un vino que está recuperando su hueco en el mercado, pero que durante años fue considerado algo de poco valor, como es el vino añejo. Toda una tradición en la zona y del que ofrecen la posibilidad de hacer una cata en rama, como homenaje especial a este vino.

Bodegas Yllera nos adentra en sus galerías dominadas por la historia del Hilo de Ariadna. 

La mitología se adentra por estas galería y Bodegas Yllera te ofrece una visita especial a sus galerías dominadas por la historia del Hilo de Ariadna. El minotauro, criatura cruel y sanguinaria, engendrada de la relación de la mujer del rey Minos, monarca de Creta, y un toro blanco, como castigo de Poseidón por la avaricia y orgullo del hijo de Zeus. Ante el figurado escenario del laberinto cretense el visitante puede ir soltando el hilo del ovillo que Ariadna entregó a Teseo para acabar con el Minotauro. El hilo pasa por los rincones donde duerme cada uno de los vinos especiales de esta bodega, en una relación de leyenda.

COMPARTIR: