25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras las restricciones, las propuestas se han adaptado a la nueva realidad y las parejas son más exigentes a la hora de organizar este evento

Aumentan las ganas de celebrar bodas tras la pandemia: Ocho motivos por los que necesitas una 'wedding planner'

Bodas.
Bodas.
Aproximadamente un 80 por ciento de las parejas que pospusieron sus planes matrimoniales los están retomado y se están lanzado a organizar su boda. Con las nuevas medidas sanitarias, la organización de un evento tan especial puede ser una tarea complicada y, por ello, contar con una 'wedding planner' es una opción cada vez más popular y demandada. Su organización profesional y su experta visión atenderá cada detalle y cubrirá toda necesidad de la pareja.

Con la difusión masiva de la vacunación y la progresiva vuelta a la tan deseada normalidad, estallan las ganas de celebrarlo todo, de celebrar la vida. En especial, los acontecimientos familiares más tradicionales que quedaron aplazados o suspendidos por la pandemia: Bautizos, comuniones y, sobre todo, bodas, que están experimentando un enorme auge en los últimos meses. Aproximadamente un 80 por ciento de las parejas que pospusieron sus planes matrimoniales los están retomando y se están lanzado a organizar su boda dentro de las medidas sanitarias que aún persisten.

Ese día especial se ha convertido, tras la crisis sanitaria, en algo todavía más espléndido y deseado. Todo ha de salir bien, es lo que cualquier pareja desea cuando piensa en el 'día B'. Pero organizar una boda conlleva un enorme trabajo, energía y dedicación.  A la dificultad de siempre se le añade la circunstancia de que muchos proveedores o servicios se han visto obligados a cerrar durante este año.

El presupuesto también supone un condicionante. Un evento de estas características siempre acaba superando las cifras previstas, lo que puede acarrear problemas posteriores. Otro factor a tener en cuenta en este tipo de eventos, es la planificación del plan b, incluso de un plan c, como alternativas en caso de necesidad.

Organizar una boda conlleva un enorme trabajo, energía y dedicación.

Todos estos requerimientos, necesarios para que todo salga redondo, son bien conocidos por las profesionales de la organización de bodas, las 'wedding planner'. Su trabajo consiste en conocer "la lista de deseos y organizarlo todo para hacerla posible de una manera u otra”, como afirma Ana Romero de Anamore, empresa que organiza todo tipo de eventos y que está especializada en bodas.

Se trata de un servicio cada vez más popular y demandado. La razón es que las 'wedding planner' son capaces de conseguir no sólo que todo salga bien, sino que, además, se enfocan en que la pareja disfrute de todo el proceso de preparación. “El gran día será recordado como muy especial, pero hacer el proceso memorable es un precioso y difícil reto por todo lo que lleva consigo”, añade Ana Romero.

Es decir, que si bien todo está centrado en el 'día B', el camino también merece ser disfrutado. Y es ésta la diferencia entre encargarse uno mismo de organizar toda la boda o buscar una 'wedding planner' que lo haga posible. Una profesional de los eventos conseguirá descargar a la pareja de la tensión y preocupación, que son las que impiden que se disfrute de la organización del que será uno de tus días más emocionante.

Ocho motivos por los que necesitas una wedding planner

1. Su organización profesional y experta, que atenderá continuamente y hasta el final cada detalle y necesidad de la pareja. Nada se les escapa y ofrecen múltiples opciones.

2. Aportan propuestas creativas y diversas soluciones para complementar las eventuales lagunas o dificultades en las ideas iniciales de las parejas. Conocen el sector a la perfección y ello les permite ofrecer infinidad de posibilidades.

3. Son capaces de buscar y encontrar todo lo que se desea para el gran día porque disponen de una gran cartera de proveedores y profesionales responsables.

4. Ofrecen el evidente apoyo logístico, organizacional pero también, y muy importante, emocional para superar los momentos de duda o incertidumbre, de temor o nervios por los que se suele atravesar durante la planificación de este gran evento.

5. Solucionan los inevitables imprevistos oportunamente gracias a su saber hacer y a su control integral del proceso.

6. Optimizan el tiempo de organización gracias a una estudiada planificación, conocen los tiempos necesarios para cada actividad y proceso y aconsejan a los novios en el ordenamiento de actividades. También optimizan los recursos humanos, económicos y materiales para mantener el presupuesto del que se dispone siempre bajo control.

7. Ofrecen garantía en los servicios que se contratan ya que son proveedores de confianza con los que trabajan constantemente.

8. Aportan tranquilidad, relax… pues asumen la responsabilidad y el peso de organizarlo todo descargando a la pareja protagonista y a sus familias de tareas, encargos, viajes, contrataciones, solicitud de presupuestos, etc., que provocan no pocas discusiones y tensión hasta el mismo momento de la llegada de los invitados.

COMPARTIR: