21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

3 cosas que debes mirar antes de comprar una maleta

Solo necesitas 3 factores a tener en cuenta para que la compra de tu maleta sea perfecta. ¿Cuáles?

El mercado de maletas está lleno de propuestas. Muchas marcas, muchas tiendas y muchos modelos dan forma a un abanico inabarcable, pero del que siempre se puede extraer lo mejor para cada uno.

Queremos ayudarte a que compres la maleta adecuada. Por eso, además de recomendarte que eches un vistazo a diferentes análisis con los que ir viendo los modelos más destacados del momento y repasar sus características, te invitamos a seguir leyendo.

Vamos a explicarte cuáles son las 3 claves para comprar una maleta perfecta. Los factores esenciales, los que realmente harán que des con el modelo perfecto para ti y para los viajes que quieras hacer.

Las 3 claves para comprar una maleta perfecta

 

Si quieres que la maleta que vas a comprar sea perfecta para ti, solo necesitas tener en cuenta 3 factores esenciales. No hay que perder más tiempo ni tampoco hay que mirar nada más, con estas 3 claves que te vamos a dar, te aseguramos que acertarás de pleno con el modelo que buscas.

¿Cuáles son? Eso es justo lo que vamos a ver a continuación. Presta mucha atención y toma nota si es necesario, porque así es como vas a conseguir tener la maleta que siempre deseaste para viajar.

El tamaño

El tamaño de la maleta es algo que debes valorar desde el primer momento. Piensa que las hay de todas las formas y colores, como también con diferentes medidas y volúmenes. Para resolver esta cuestión lo mejor es preguntarse el tipo de viaje que se va a hacer y dónde se va a hacer.

¿Por qué? Porque las aerolíneas permiten llevar equipaje de mano en la cabina siempre y cuando la maleta no supere ciertas dimensiones y cierto peso con el equipaje dentro. Tener en cuenta estas medidas es muy importante si quieres viajar pagando menos, aunque también limita la cantidad de cosas que puedes llevar.

Dejando eso a un lado, también puedes comprar maletas grandes en caso de viajes largos. ¿Nuestro consejo? Tener muy claro el tipo de viaje que vas a hacer, o que podrás hacer en el futuro, para determinar si quieres facturar equipaje o no. Así de sencillo.

Materiales

 

Uno de los factores que más influye en el ciclo de vida de una maleta es el material del que está hecha. De hecho, es lo que hace que el mercado se divida en dos categorías principales: las maletas rígidas y las maletas blandas.

Las maletas rígidas están hechas de materiales plásticos bastante duros, aunque con cierta capacidad para ser deformados. Son buenas si quieres algo que resista bien en las bodegas de carga de aviones y que sea fácil de limpiar. No obstante, fallan si lo que buscas es flexibilidad para aprovechar al máximo el espacio de su interior.

Luego están las maletas blandas, normalmente hechas de nylon o cualquier tejido robusto. Son mucho más moldeables y, por tanto, fáciles de encajar en los maleteros de cualquier vehículo. El problema es que se ensucian fácilmente y son más difíciles de lavar, aunque también tienen a su favor el poder contar con refuerzos para proteger el interior.

¿Con o sin ruedas?

 

Esta pregunta debería tener una respuesta automática, pero siempre hay margen de dudas. Si quieres tener comodidad absoluta a la hora de mover tu equipaje, es fundamental que tu maleta tenga entre 2 y 4 ruedas. Esta última opción es la idónea, ya que te permite colocar la maleta de pie y poder desplazarla todavía con más facilidad

Aun así, siempre cabe la opción de que optes por un modelo mucho más tradicional y sin ruedas. Lo cierto es que esta variante es mucho más duradera, ya que tiene menos mecanismos que puedan romperse, sin embargo, reduce las comodidades a la hora de llevar mucho equipaje.

Decidir entre una u otra opción es algo que debe recaer sobre tus hombros. Aunque, como ya habrás visto, las tres variables al final te señalan a ti para que decidas, y es que eres quien debe llevar la voz cantante.

En el fondo, escoger una buena maleta es algo único para cada uno. Bien es cierto que se pueden responder a ciertos aspectos generales con respuestas comunes, como por ejemplo con materiales buenos o los precios adecuados. Sin embargo, la maleta perfecta no existe. Lo que existe es la maleta que realmente encaja con lo que necesitas.

Para dar con ella, repasa lo que hemos visto hasta ahora y echa un vistazo a los catálogos con mucho detenimiento y calma. No tardarás mucho en dar con la maleta perfecta para tus viajes. ¿El resto? Salir fuera a conocer mundo y disfrutar de buenas vacaciones sin preocuparte por el equipaje.

COMPARTIR: