03 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En algunos casos se extenderán duplicando el número de mesas y en otros se ocupará parte de la calzada, ahora destinada a aparcamientos

Incremento de terrazas: Ayuntamientos conceden permisos y amplian antiguos para favorecer al negocio hostelero

Las terrazas de Madrid se amplian a las calzadas
Las terrazas de Madrid se amplian a las calzadas / Begoña Villacís
Pasan de las ocho de la tarde del domingo 7 de junio y no hay una sola mesa libre en todas las terrazas de la Avenida Antonio López, en el río Manzanares. Esta calle del sur de Madrid vivió el último día con restricciones horarias con los establecimientos al 100%. Los meses negros de la hostelería dan paso a una burbuja de oxígeno, gracias a las medidas de “libertad” decretadas por el ayuntamiento y las decenas de miles de personas que ocupan las terrazas de la capital española.

“Hasta las 11:00 de la noche no tendremos espacio” dice Daniel Rodríguez a un grupo de personas que acaba de llegar al pequeño local donde trabaja. Rodríguez es camarero de tarde y noche en un pequeño establecimiento del barrio de Salamanca y afirma a este medio que no recuerda haber trabajado tanto durante un horario de tarde. “Normalmente la carga de trabajo esta entre la comida y la cena, pero ahora no nos dan las manos para atender todas las mesas”, explica.

Aunque el pequeño bar mantiene la parte interna cerrada durante la fase 1, la terraza esta totalmente ocupada y no hay espacio para nadie más. Al igual que otros esblecimientos de la zona, el restaurante de Daniel se ha beneficiado de las medidas excepcionales tomadas por el Ayuntamiento de Madrid.

Terrazas en la Plaza Mayor de Madrid.

“Nosotros teníamos 5 mesas aquí afuera, ahora hemos montado 4 más. Nos faltan cosas para adaptarlas mejor a nuestro restaurante, pero ha sido todo muy rápido. Hace unos días el Ayuntamiento nos dijo que podíamos utilizar el frente de los edificios contiguos al nuestro y no lo pensamos, si no tenemos mesas libres con la ampliación, con las cinco de antes sería imposible”, asegura Rodríguez.

Decenas de locales de Madrid están aprovechando las nuevas ordenanzas impulsadas por el consistorio que dirige Martínez Almeida, así como medidas asumidas por la Comunidad de Madrid con las que se busca “dar impulso” a uno de los sectores más golpeados de la economía española.

Fuentes del consistorio explican que se trata de medidas tomadas por la Comisión de Terrazas de Hostelería y Restauración del Ayuntamiento de Madrid. En principio, este nuevo reglamento esta dirigido a las 5.323 terrazas de la capital . No obstante, en el sector se habla de una “flexibilización sin precedentes” de las terrazas.

Según informan desde el ayuntamiento, el objetivo es “no erosionar los intereses de otros sectores, no interferir en la circulación de los viandantes y dar a la vez cumplimiento a la normativa en materia de accesibilidad universal”. No obstante, las medidas han sido parcialmente rechazadas por los grupos municipales de PSOE y Más Madrid. 

La medida estrella es la extensión de las terrazas, que podrán ocupar "toda la fachada del edificio en el que se encuentren y de sus edificios colindantes respetando siempre los establecimientos comerciales”, según reza el escrito del consistorio.

¿Quieres montar una terraza? Este es el momento

Fuentes del sector consultadas por este medio indican que el ayuntamiento de Madrid esta analizando decenas de solicitudes nuevas para la instalación de terrazas por parte de establecimientos que antes no tenían. Lilian es propietaria de un restaurante en el distrito de Chamberí, en el centro de Madrid, explica que actualmente el consistorio esta analizando un nuevo proyecto de terrazas, pero que esta casi aprobado.

El Ayuntamiento ha dado via libre a la ampliación de las terrazas hasta diciembre.

Nosotros no podemos abrir porque no tenemos terraza, nuestro trabajo es totalmente interno, pero si ahora se presenta la oportunidad, sobre todo llegando el verano que es la temporada mala de Madrid, pues hay que aprovecharla”, explica la hostelera.

El problema del pequeño local es que no dispone de acera suficiente para colocar mesas, además hace esquina entre dos calles residenciales. A pesar de los inconvenientes, la solución ha llegado por parte de los propios técnicos del ayuntamiento. “Al final, hemos estado negociando con los representantes del municipio y nos van a permitir habilitar una terraza en lo que ahora son puestos de aparcamiento”, comenta Lilian.

Alfredo Montenegro, quien trabaja como relaciones públicas del sector desde hace 5 años se aventura a comentar que podría tratarse de un plan del consistorio para progresivamente cerrar el tráfico en las zonas del centro de Madrid. “Si hay un momento para que el ayuntamiento acelere medidas de restricción hacia los vehículos, es ahora que podría justificarse con medidas que alivien el sector hostelero.

En un escrito publicado por el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana se asegura que “en todo momento, se ha buscado flexibilizar las restricciones previas para contribuir a la reactivación de la economía de la ciudad sin menoscabar los derechos de los comerciantes y vecinos”.

Jovenes en una terraza de la capital.

María, vecina de Chamberí asegura que no tiene ningún problema con la ampliación de terrazas fuera de las aceras. “Al final, si estas ahí, no molestas a nadie. Si siempre esta el tema de que se llenan las aceras y no se puede caminar, porque no usar las plazas de coche”, asegura.

Las medidas tomadas por el consistorio estarán vigentes hasta el mes de diciembre, por tratarse de una situación anormal.

Polémica política y vecinal

Aunque muchos vecinos restan importancia la extensión de las terrazas. Varias asociaciones de vecinos ya se han mostrado en contra de las nuevas licencias aprobadas por el consistorio. En declaraciones recogidas por el diario Público.es Quique Villalobos, presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) aseguró que el ayuntamiento asume las necesidades de los empresarios frente a la de los vecinos.

Según Villalobos, cualquier terraza en una acera o vía que se menor a tres metros implica “poner en riesgo la salud del vecindario”, ya que no se podría respetar la distancia de seguridad.

Más Madrid, el principal partido de oposición, ha reclamado que las propuestas y medidas son “poco maduras”. Desde el partido político reclaman que se dialogue y negocie más con respecto al punto de  utilizar las bandas de los vehículos como nuevo espacio comercial, aunque la propuesta original fue hecha por la misma formación política hace dos meses.

Por su parte, la vicealcaldesa Begoña Villacís anuncia en sus redes sociales que: “es momento de reactivar Madrid, de ayudar a nuestros hosteleros a salir adelante y la mejor forma es volver a disfrutar de nuestros bares y restaurantes, siempre con prudencia”.

COMPARTIR: