27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La inversión de la compañía estonia viene acompañada de un programa de fidelización, al tiempo que grandes las empresas del sector sufren pérdidas

La pugna por el dominio de las VTC: Bolt invierte 100 millones en España para 'destronar' a Cabify y Uber

Imagen de un vehículo VTC
Imagen de un vehículo VTC
El 2024 trae novedades para el sector de las VTC en España. El gigante Bolt ha anunciado una inversión de 100 millones de euros en nuestro país con el objetivo de competir con Uber y Cabify por el dominio de un sector cada vez más cotizado en las grandes ciudades españolas. Dentro de la estrategia de Bolt, que no cuenta con flota propia, está impulsar un programa de fidelización VIP. Paralelamente, grandes empresas del sector como Cabify o Auro afrontan pérdidas millonarias en España.

El gigante del VTC de origen estonio Bolt ha comunicado recientemente que realizará una inversión de 100 millones de euros en España con el objetivo de competir con los gigantes Uber y Cabify. La inversión se realizará a lo largo de los próximos tres años y tiene el propósito de ganar terreno en el sector de VTC en España. La compañía tiene planes para fortalecer las relaciones con sus colaboradores, modificar su flota hacia vehículos eléctricos y elevar la calidad de sus servicios, en una pugna por el liderato VTC que cada vez se hace más cruda ante las pérdidas en 2022 de gigantes como Cabify o Auro. 

Según ha explicado el responsable de VTC y taxis de Bolt en España, Daniel Georges, esperan duplicar la cantidad de viajes y la facturación para el año 2024, en parte debido a la seguridad legal que se prevé en varias regiones y comunidades autónomas. De igual manera, Bolt sostiene que ciertas decisiones judiciales benefician a los VTC, como la reciente autorización del Tribunal Supremo para emitir 1.000 licencias VTC adicionales en Madrid.

71053

Daniel Georges, responsable de VTC y taxis de Bolt en España

La empresa fue fundada en 2013 en Estonia por el emprendedor Markus Villig, que tenía solo 19 años en ese momento, convirtiéndose con el tiempo en el fundador más joven de un gigante en Europa. En la actualidad Bolt opera en 45 países y cuenta con una base de 150 millones de clientes. Esta notable expansión internacional fue posible gracias al respaldo financiero de fondos como Sequoia Capital, que en 2021 invirtió 600 millones de euros en la empresa, lo que le permitió elevar su facturación por encima de los 4.000 millones de euros.

Al año siguiente, en enero de 2022, Bolt logró recaudar más de 600 millones de euros en una exitosa ronda de captación de inversores, lo que supuso un considerable aumento en su valoración, alcanzando casi los 7.500 millones de euros. Gracias a esta sólida base financiera, la empresa pudo expandirse a mercados como España mediante un ambicioso plan de promociones. 

1366_2000

Imagen de un vehículo de la compañía VTC Bolt.

Por ejemplo, durante varios meses la plataforma ofreció descuentos de hasta el 70% u 80% en el alquiler de vehículos. Además, como parte de su estrategia para competir con Uber y Cabify, Bolt lanzó un programa que permite a las empresas alquilar vehículos directamente de manera conveniente a través de su plataforma. En ciudades como Madrid, Málaga, Sevilla y Barcelona, Bolt ofrece una amplia flota de vehículos de transporte con conductor (VTC), taxis, patinetes eléctricos y bicicletas. Se estima que en total, Bolt cuenta con alrededor de 10.000 conductores y licencias entre sus servicios de VTC y taxis.

Según informó el medio Cinco Días, la empresa Bolt está intensificando su estrategia de introducción en el sector VTC español con el lanzamiento de Bolt Vip, un programa de fidelización de flotas que les permite reducir costos y mejorar la calidad de las flotas a través de descuentos y acuerdos con marcas, a pesar de no tener una flota propia ni tener planes de tener una en el futuro.

A nivel global, Bolt tiene como objetivo convertirse en líder o sub-líder en todos los mercados en los que opera. A nivel nacional, además de competir con Uber y Cabify, también se enfrenta a plataformas como FreeNow, que conecta a clientes y taxistas. Un ejemplo de los acuerdos alcanzados por Bolt es el realizado con Repsol, que ofrece ofertas en combustible. El programa de fidelización Bolt Vip ya cuenta con el 40% de las flotas y conductores autónomos (medido en volumen de licencias) y sigue creciendo con planes ambiciosos de expansión, según reveló Cinco Días.

Las pérdidas de las VTC

Aunque el sector VTC está en auge en España y ha recibido importantes inversiones en los últimos años, las cuentas no salen para algunas compañías. Cabify afronta dificultades en España, pues la compañía sufrió pérdidas de 5,8 millones de euros en 2022, más de tres veces los números rojos del año anterior, a pesar de un aumento en la facturación. Según las cuentas anuales de Cabify España, los ingresos de la empresa aumentaron un 15% a lo largo del año, alcanzando los 121,5 millones de euros. Sin embargo, los altos costos financieros afectaron negativamente a la VTC.

La falta de ingresos financieros procedentes de valores negociables y otros instrumentos que tuvo en 2021 tuvo un impacto significativo en los resultados de Cabify España en 2022. Además, los gastos financieros por deudas con terceros aumentaron a 4,8 millones de euros, en comparación con los 4,1 millones de euros del año anterior, según revelan los informes anuales de la empresa, a la espera de la publicación de los resultados del recién acabado 2023.

d77a5564-aa4f-4b61-a63a-416ff64d6f03_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

Fotografía de un vehículo de Cabify

Por otra parte, Auro, otro gigante del VTC que opera en España, sigue sin lograr obtener beneficios. Según las cuentas que reveló el diario El Español, la empresa de movilidad presidida por el antiguo taxista José Antonio Parrondo registró pérdidas por valor de 6,48 millones de euros en 2022, lo que supone un aumento de 900.000 euros en comparación con el año anterior.

Aunque Auro generó ingresos superiores a los 21 millones de euros, seis millones más que en 2021, la cifra no fue suficiente para lograr beneficios. Entre los gastos que más aumentaron destacan el gasto en personal, que alcanzó los 5,5 millones de euros después de incrementarse en 1,64 millones, y los trabajos realizados por otras empresas, que llegaron a los 5,57 millones, un aumento del 85%. Esta tendencia negativa se arrastra desde ejercicios anteriores. En 2021, las pérdidas de Auro, de alrededor de 5,5 millones de euros, aumentaron en más de un millón en comparación con 2020.

COMPARTIR: