17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Si bien en el viaje de ida todo estaba correcto, para subirse en el avión de vuelta tuvieron que pagar 55 euros de facturación cada uno", aseguran

Denuncia: Ryanair cobra a los pasajeros la facturación en el aeropuerto en contra de su normativa

Mujer andando por el aeropuerto con un avión de Ryanair en la pista de aterrizaje
Mujer andando por el aeropuerto con un avión de Ryanair en la pista de aterrizaje
Ryanair vuelve al escaparate de la polémica por sus políticas fraudulentas. Dos personas que viajaron hace poco en un avión de la compañía emitieron una reclamación a la aerolínea por cobrarles la facturación en el aeropuerto. Habían llamado a un teleoperador de la compañía para asegurarse de que no tendrían que pagar por hacer el Check in en el aeropuerto. Si bien en el viaje de ida todo estaba correcto, para subirse en el avión de vuelta tuvieron que pagar 55 euros de facturación cada uno.

El origen de este conflicto está en una decisión por parte de la aerolínea con respecto a la política de facturación. Este año Ryanair ha impedido la facturación online para los billetes que sean emitidos por agencias de viaje por internet. La imposibilidad de conseguir las tarjetas de embarque a través de la web obliga a los pasajeros de estos vuelos a ir al aeropuerto para obtenerlas.

Este era el caso de los dos pasajeros que han emitido la queja a Ryanair. Sus billetes fueron comprados a través de agencias de viaje por lo que tenían negada la facturación por internet. Unos días antes del vuelo recibieron un documento en inglés de la aerolínea en el que se especificaba que el check in debía realizarse dos horas antes. Para aquellos que no dominasen el inglés parecía un escrito difícil de comprender.

Tras recibir el correo, los pasajeros decidieron llamar para confirmar que la facturación no se iba a cobrar si se llegaba al aeropuerto dos horas antes del vuelo. El teleoperador que atendió la llamada les aseguró que el intervalo era de entre 90 minutos y dos horas. En este plazo de tiempo no podría cobrarse el Check in a los pasajeros.

Con todo esto ya bien seguro, después de contactar con la compañía, los pasajeros se presentaron en el aeropuerto de Madrid en el tiempo prefijado y con algunos documentos que podían ayudar si había algún problema. Por si acaso, llevaban un pantallazo del correo en inglés en el que se explicaba y también varias muestras de intentos inútiles para facturar a través de la web. Los pasajeros consiguieron facturar de forma gratuita en el aeropuerto de ida.

El problema surgió en el aeropuerto de vuelta. En Palma de Mallorca los viajeros nuevamente llegaron a la zona de despegues en el intervalo de tiempo obligado para la gratuidad de la operación. Su sorpresa se produjo cuando les obligaron a pagar por facturar debido a que no habían llegado dos horas antes sino 105 minutos. En este instante comenzaron las reclamaciones.

Avión de Ryanair. 

El personal del aeropuerto y la compañía se negaron completamente a dar su brazo a torcer y los dos viajeros tuvieron que pagar 55 euros cada uno. Por ello, solicitaron la hoja de reclamaciones donde explicaron todo lo que había pasado. En ella también solicitan que se les devuelva el dinero que no deberían haberles cobrado atendiendo a lo dispuesto en el correo de la aerolínea. Tres copias de esta reclamación van a ser selladas por Ryanair. Una de ellas irá a Consumo y las otras dos a cada una de las partes del conflicto. Los viajeros han solicitado la grabación de la llamada con el teleoperador para conseguir una prueba más.

COMPARTIR: