31 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Existen empresas como reclamador.es o Airhelp que ayudan a la recuperación del dinero en caso de tener problemas con la compañía aérea

Cómo reclamar un viaje cancelado por el coronavirus: Un negocio que surge con fuerza para ayudar al cliente

Viajeros con mascarillas.
Viajeros con mascarillas.
La expansión del virus por Europa ha propiciado que las compañías aéreas lancen campañas de reserva con opción gratuita de cancelación. No obstante, clientes cuyas compras se realizaron antes del brote no gozan de la protección de estas campañas y se mantienen supeditadas a las condiciones previas. Es por ello que se está apelando a la cancelación por parte de los gobiernos, lo que implicaría reembolsos por “causa mayor”.

El sector turístico se ha visto golpeado también por la alerta de Coronavirus, y con ello numerosos viajeros que han visto cancelados sus vuelos y otros tipos de transporte. El protocolo de seguridad evita las entradas y salidas con el fin de evitar la propagación del virus.

En el caso de las zonas de riesgo como China, las aerolíneas están obligadas a realizar reembolsos a los clientes con respecto a los billetes. Casi todas las aerolíneas han suspendido los vuelos a China y al cancelar el vuelo, deben devolver el dinero.

"Cuando la aerolínea cancela el vuelo por coronavirus, el pasajero aéreo tiene derecho a que le ofrezcan el reembolso de su billete o bien volar en otra fecha", indican desde la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

En caso de encontrarse con dificultades para realizar una reclamación existen empresas como reclamador.es o Airhelp que ayudan a la recuperación del dinero en caso de tener problemas con la compañía aérea.

Sin embargo, precisamente la circunstancia de causa mayor, exime a las aerolíneas de indemnizaciones más allá del reembolso del billete.

En países que son zona de riesgo, pero cuyos vuelos no hayan sido cancelados, la OCU considera que la aerolínea responsable debería reembolsar el billete en caso de que los clientes decidan no realizar el viaje por motivos de seguridad: “se trata de una causa de fuerza mayor, ajena al usuario y a la aerolínea”

En países donde no se han registrado casos de infección por coronavirus, la acción a tomar sería alegar a la aerolínea tener un “miedo insuperable”. Este recurso se puede usar cuando hay un factor ajeno a las partes involucradas y al contrato. Según la OCU la devolución se apoya en que “la incertidumbre que hay, se entiende que la cancelación no es voluntaria, sino provocada por este miedo insuperable a una situación que no depende de nadie” y "sobre la que no hay previsión de mejora, es imprevisible".

Una cola de viajeros en el aeropuerto.

Si la aerolínea cancela el vuelo con menos de 14 días de antelación, a pesar de ser el coronavirus causa mayor, tiene la obligación de transportar al pasajero a su destino. La aerolínea tendría que proveer de un nuevo medio de transporte con el fin de cumplir el compromiso con el cliente. También deberá cubrir los gastos de comida y alojamiento que tuviese el cliente hasta que se le traslade.

La reclamación debería ser por escrito y que la cancelación se encuentra relacionada al coronavirus. Es importante recordar en la reclamación que Sanidad ha recomendado no viajar a las zonas de riesgo.

Los vuelos procedentes de Italia han sido suspendidos para evitar la propagación del coronavirus, debido a que por el momento es la zona de Europa mas golpeada por la infección.

Viajar en Renfe

Por otra parte, los sectores de transporte público como Renfe están optando por cambiar y anular los billetes sin coste como medida para combatir la proliferación del virus. Desde el día lunes 16 hasta el 30 de abril, habilitaran un número especial para los viajeros que se hayan podido ver afectados: 918 314 520

No habrá excepciones. Los viajeros que cancelen sus viajes recibirán un billete para más adelante o reembolsaran el equivalente del importe con puntos a través del programa Renfe+ o a través del código de retorno.

El reembolso íntegro del billete se realizará para los viajeros que no tengan nueva fecha de viaje prevista y hayan adquirido sus billetes con las tarifas Promo+, Ida y Vuelta, Flexible, Mesa, Dorada y los comprados para el nuevo tren Avlo con el suplemento de 'cambios y anulaciones'.

Los viajeros con viajes programados entre el 9 y 15 de marzo deberán comunicarlo al número habilitado por Renfe (918 314 520) y solicitar la opción que mejor convenga, aportando su numero de billete. Por esta llamada no se cobrará ningún gasto de gestión.

Los abonos se verán ampliados 60 días y además devolverá íntegramente el importe de los billetes a todos los viajeros de los programas de vacaciones del Imserso, a través de las agencias autorizadas

COMPARTIR: