22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mercadona lidera la venta de legumbres de origen norteamericano, chino y hasta australiano dejando nuestros productos al margen

Mercadona, el gigante alimentario de Juan Roig, arruina a los agricultores españoles al vender la práctica totalidad de sus judías, garbanzos y lentejas de procedencia extranjera

La cadena de Juan Roig apuesta por la legumbre extranjera de peor calidad pero mayores márgenes
La cadena de Juan Roig apuesta por la legumbre extranjera de peor calidad pero mayores márgenes
Si usted va al supermercado a comprar judías, garbanzos o lentejas, productos básicos de la dieta mediterránea y de la cocina española, no estará comprando el excelente producto nacional sino otro de inferior calidad procedente mayoritariamente de Estados Unidos y Canadá, pero también Argentina, México, China e, incluso, Australia. Mercadona, la cadena de Juan Roig, lidera esta práctica que arruina al agricultor español.

El campo español se muere y no solo es la falta de infraestructuras y la despoblación las causantes de su ruina, también lo son las empresas de distribución alimentaria nacionales que en lugar de apostar por los productos españoles de calidad lo hacen por productos de fuera para incrementar sus márgenes y beneficios. Las legumbres es uno de estos productos.

Estos gigantes alimentarios se apoyan en la ignorancia del consumidor, que pocas veces mira el origen del producto y solo se fija en la marca, en la creencia que un producto tan “nuestro” no puede proceder, como lo hace, del otro lado del Océano Atlántico. Además, estamos hablando de alimentos típicos en los que, incluso, se lanzan campañas institucionales para fomentar su uso como parte de la dieta Mediterránea. Pero al final, las prácticas de las grandes cadenas de alimentación, lideradas por Mercadona, presidida por Juan Roig, hacen que este balance positivo no acaba llegando al bolsillo de nuestros agricultores. Tanto por su mayor cuota de mercado en distribución, como por su apuesta decidida hacia productos de fuera de España. 

Doce de las trece variedades de legumbres secas, que bajo su exclusiva marca Hacendado vende la cadena de Juan Roig, son extranjeras. Estos productos de marca blanca son envasados por SEPROLESA, empresa perteneciente al Grupo Cidacos. Y para más escarnio SEPROLESA está domiciliada en el Polígono Industrial de Cistierna, en Vidanes (León), zona productora de buena parte de las mejores legumbres de España.

El boom de la producción de legumbres en el mundo

Mercadona, y otros comercializadores, han aprovechado el boom de la producción foránea para vender productos más baratos y de inferior calidad de la producción española. El resultado es que la compra masiva de miles de toneladas de legumbres extranjeras ha dejado en los almacenes cosechas enteras de producto nacional. La cantidad importada es tan grande que incluso, tirando los precios, los españoles no están pudiendo vender su cosecha a las envasadoras. Si hace dos décadas casi el 100% de la legumbre que llegaba a nuestros platos era española, la evolución actual va a llevar a que casi sea marginal y solo como producto gourmet. ¿Pero cómo ha ocurrido esto?

Mercadona también ha aprovechado el incremento de producción fuera de España para vender un producto con mejores márgenes.

Grandes explotaciones de Estados Unidos, Canadá, Argentina, China o Australia, especializadas en soja, han reconvertido parte de sus explotaciones en judías, lentejas e incluso garbanzos. Todo por el desplome del precio de esta leguminosa, que logran situar en Europa y en España fácilmente.

Si Estados Unidos producía hace viente años unas 100.000 toneladas de lentejas, en la última cosecha ha rozado el millón de toneladas, diez veces más. En el caso de los garbanzos se ha pasado de 21.000 toneladas a 350.000 toneladas, diecisiete veces más. Esta tendencia es general y ha puesto a disposición de los distribuidores un producto barato, pero que procede de unas explotaciones extensivas con uso de abonos y productos fitosanitarios, muy distinto al de España. Un producto que tras almacenarse es trasladado por vía marítima a granel a nuestro país perdiendo aún más cualidades.

De Estados Unidos a China pasando por Australia y Argentina

Aunque los envases indican la procedencia del producto, los agricultores se quejan de que la presentación induce al engaño. No solo porque el consumidor en pocos casos piense que se importe legumbre de fuera, sino porque si ve “lenteja castellana” “alubia la granja” da por seguro que procede de Castilla o de la localidad segoviana. Nada más lejos de la realidad como se puede comprobar con una sola visita a Mercadona, con el beneplácito de la familia Roig.

Empezando por las alubias. Así, la roja procede de Estados Unidos, la pinta de Canadá, la negra de China, la blanca de Argentina y, para finalizar, la variedad de la Granja nos lleva a unos miles de kilómetros más lejos de la ciudad segoviana que lleva su nombre. Nos desplaza hasta China.

El garbanzo lechoso andaluz, la única legumbre de origen español de Mercadona

En los garbanzos encontramos la única variedad de legumbre que procede de España, el lechoso andaluz que si es nacional. Por el contrario, el pedrosillano, otra variedad típica de nuestros campos, proviene de Estados Unidos y la variedad mexicano se trae del país que lleva su nombre.

 

La lenteja castellana Hacendado, "made in USA" 

También las lentejas son todas extranjeras. La lenteja castellana, cuyo nombre procede del excelente producto que se cultiva en Castilla y León y Castilla-La Mancha, procede de megaexplotaciones de Canadá. Las variedades pardinas, rápida y pelada proceden de Estados Unidos y, por último, la legumbre verde de Australia.

Si usted cree que cuando sale del supermercado ha comprado un excelente producto nacional y apoya al agricultor español mire antes la etiqueta, seguramente esté equivocado. Y Mercadona lo sabe.

COMPARTIR: