22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La importancia de contar con el mejor asesoramiento jurídico en caso de divorcio

El confinamiento ha puesto al límite la convivencia de muchas parejas y ha multiplicado las separaciones y divorcios. De hecho, ya muchos estiman que 2020 será el primer año en España en el que los divorcios superen los matrimonios. Separaciones que pueden deberse a muchos motivos y ser más o menos problemáticas pero que en todo caso es necesario el asesoramiento de los mejores profesiones como la Abogada Susanna Antequera que lidera una de las más destacados  Despacho de Abogados en Barcelona en derecho de familia.

Y es que, cualquier proceso de divorcio plantea siempre muchas dudas y en bastantes ocasiones malas decisiones, como buscar una solución demasiado rápida que finalmente se convierta en un problema. Pasar paso es importante pero lo es aún hacerlo de forma correcta. Por ello, buscar un Abogado Divorcio Barcelona que te guie en todo el proceso, antes, durante y después de la firma de cualquier tipo de acuerdo es más que relevante.

Hay que tener muy en cuenta que detrás de un divorcio entran en juego muchos aspectos diferentes pero relevantes. Los personales y familiares pueden parecer los más importantes, pero también lo son las circunstancias económicas lo son. Por ello hay que buscar el equilibrio entre todos estos puntos de la mano de abogados de Familia Barcelona en todos los aspectos sea cual sea el tipo de divorcio, de mutuo acuerdo o contencioso.

Tipos de divorcio y puntos clave

Intentar que el divorcio sea de mutuo acuerdo siempre es más ventajoso. No solo es más económico también es más rápido y ambas partes acuerdan puntos tan importantes como la custodia de los hijos.

Por el contrario, el divorcio contencioso es el menos recomendado y solo debe usarse si previamente ha sido imposible llegar a un acuerdo. No solo la decisión del juez puede no satisfacer a una de las partes -incluso a las dos- sino que el proceso muchas veces deja una relación entre los excónyuges aún más deteriorada, algo especialmente preocupante cuando tienen algún hijo en común. A todo ello hay que añadir que su coste es mucho más elevado.

En todo caso el resultado final es un convenio regulador de divorcio en el que la intervención de un buen equipo jurídico es vital para conseguir que en todos sus puntos básicos sea lo más beneficioso posible.

Entre estos está la guarda y custodia de los hijos, que puede recaer ambos progenitores o en uno solo, en este caso es especialmente relevante el régimen de visitas para el progenitor que no tenga la custodia.

También suele ser especialmente delicado los aspectos económicos como el uso de la vivienda y ajuar familiar y la contribución a las cargas familiares, de los bienes familiares y de nuevo principalmente de los hijos comunes y, por último, si hay alguna pensión compensatoria porque se considere que uno de los cónyuges ha sufrido algún menoscabo económico con el divorcio.

Todo ello pone en relevancia la complejidad de un divorcio, un momento difícil en el que muchas veces los sentimientos pueden conllevar a tomar decisiones equivocadas que marquen el resto de tu vida. Por todo ello, contar con los mejores profesionales es sin duda la mejor decisión.

COMPARTIR: